Es noticia
Menú
De Lady Di a Churchill: los secretos del Downton Abbey donde se recupera Johnson
  1. Celebrities
REFUGIO DEL CORONAVIRUS

De Lady Di a Churchill: los secretos del Downton Abbey donde se recupera Johnson

Ubicada a 60 kilómetros de Londres sobre una finca de mil acres (más de 400 hectáreas) en Buckinghamshire, ha sido la residencia de verano oficial de los primeros ministros desde 1927

Foto: Fachada de Chequers. (Reuters)
Fachada de Chequers. (Reuters)

Boris Johnson ha seguido los pasos de la reina de Inglaterra, y mientras ella se protege del coronavirus en el castillo de Windsor, el primer ministro se recupera del mismo en su Downton Abbey particular, Chequers, la mansión equivalente (salvando las distancias) a Quintos de Mora en España (la finca de Toledo apodada por Bush ‘el rancho de Aznar').

Ubicada a 60 kilómetros de Londres sobre una finca de mil acres (más de 400 hectáreas) en Buckinghamshire, Johnson ha cambiado el estrés y el trasiego imparable de la UCI del hospital St Thomas por el que ha sido el mayor remanso de paz de sus antecesores desde principios del siglo XX. En esta mansión de campo estilo Tudor construida en 1565, sin duda no le faltará de nada, ni comodidades (la casa está perfectamente adaptada a los tiempos modernos), ni espacio ni, por supuesto, atención gracias al multitudinario servicio del que dispone.

placeholder Chequers. (Reuters)
Chequers. (Reuters)

Los secretos que esconde

Y es que mientras espera la llegada de su prometida, Carrie Symonds, embarazada y también contagiada por coronavirus, sin duda podrá entretenerse con los cientos de anécdotas que encierran sus muros.

[LEER MÁS. El drama de Carrie Symonds: embarazo con coronavirus y Boris Johnson en la UCI]

Donada por sir Arthur Lee en 1917 para preservar la sensatez de sus gobernantes, durante los más de 100 años que lleva al servicio de los residentes de Downing Street, ha sido testigo de excepción de algunos episodios que cambiaron el destino de la historia contemporánea. Allí se dice que Churchill escribió sus famosos discursos de guerra radiados durante la Segunda Guerra Mundial y también que Tony Blair se reunió con Lady Di apenas un mes antes de su trágica muerte.

placeholder Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)
Lady Di, en una imagen de archivo. (Reuters)

Una reunión ‘secreta’ que no trascendió hasta que Blair salió del poder y que aporta algo de luz al relato de las semanas previas a su terrible accidente en París. Según cuentan cronistas de la época, el que fuera primer ministro durante una década (de 1997 a 2007), cuando apenas llevaba unos meses en el cargo, en julio, recibió a Lady Di en Chequers para abordar la crisis que el desastre de su matrimonio con el príncipe de Gales había provocado a la institución.

Una jornada de verano entre tés helados y baños en la piscina, en la que se dice que Harry y Guillermo jugaron con los cuatro hijos de Blair, Euan, Nicholas, Kathryn y Leo, que sin duda marcó profundamente a Blair. Cabe recordar que, años más tarde, trascendieron las famosas palabras que le escribió por carta a su amigo Bill Clinton tras el fallecimiento de Diana en las que afirmaba que había caído una estrella, que la estimaba y que la echaría de menos.

placeholder Tony Blair y Bill Clinton. (Reuters)
Tony Blair y Bill Clinton. (Reuters)

Próximos pasos de Carrie

Como decíamos, se espera que en las próximas horas (aún no ha trascendido si está ya allí) su prometida, Carrie Symonds, termine también de recuperarse del virus intramuros de Chequers.

Symonds, embarazada del que será el sexto hijo de Johnson, también ha padecido esta enfermedad, eso sí, de una manera mucho más leve que su prometido. Y tampoco lo ha hecho en Downing Street, sino, tal y como ha apuntado la prensa británica, en su piso del sur de Londres.

placeholder Boris Johnson y Carrie Symonds. (Reuters)
Boris Johnson y Carrie Symonds. (Reuters)

Desde allí siguió su evolución vía teléfonica y profundamente preocupada. Un estado que ahora podrá comprobar en primera persona desde las maravillosas instalaciones de esta residencia en la que sin duda se sentirá como Lady Crawley.

via GIPHY

Boris Johnson ha seguido los pasos de la reina de Inglaterra, y mientras ella se protege del coronavirus en el castillo de Windsor, el primer ministro se recupera del mismo en su Downton Abbey particular, Chequers, la mansión equivalente (salvando las distancias) a Quintos de Mora en España (la finca de Toledo apodada por Bush ‘el rancho de Aznar').

Tony Blair