Logo El Confidencial
HISTORIA DE SUPERACIÓN

Tyler Perry, protector de Harry y Meghan: éxito, malos tratos y la mentira de su madre

El actor, productor y director de cine, una de las grandes fortunas afroamericanas de Estados Unidos, tuvo una infancia durísima, pero perdonó al que creía que era su padre

Foto: Tyler Perry, en una imagen del pasado mes de febrero. (EFE)
Tyler Perry, en una imagen del pasado mes de febrero. (EFE)

Era una de las preguntas del millón que han surgido en las últimas semanas en torno a Meghan Markle y el príncipe Harry: ¿dónde están viviendo en Los Ángeles? La respuesta la ha encontrado 'Daily Mail', que ha desvelado que se están quedando, temporalmente, en una mansión propiedad de Tyler Perry, una de las figuras afroamericanas más poderosas de la industria del entretenimiento en Estados Unidos, que además tiene un más que notable imperio inmobiliario, como consecuencia de su éxito como director, productor y actor de cine, televisión y teatro.

Ya son sabidas las características de esta propiedad, valorada en 18 millones de dólares, que tiene un terreno de nueve hectáreas, lo que facilita la privacidad del matrimonio, ocho habitaciones y doce baños, en Beverly Ridge Estates, una de las zonas con más estrellas de Hollywood por metro cuadrado. Y aunque se desconoce en qué régimen la están utilizando (alquiler o préstamo), el dinero no es un problema para el productor de cine y televisión, actor y director, quien ha demostrado a lo largo de los años una gran sagacidad y olfato para hacer negocios con bienes raíces.

Por poner un ejemplo, en 2007 compró una finca en Buckhead, un área residencial de Georgia, de casi siete hectáreas, que once años más tarde vendió por 17,5 millones de dólares, convirtiendo esta operación en la más cuantiosa a título privado que se ha realizado nunca en la capital de Atlanta, donde, por cierto, está su estudio de cine, que ocupa unos terrenos de 133 hectáreas adquiridos en 2015 por 30 millones. Quizás los números no aporten demasiada luz sobre la magnitud de este emporio audiovisual, pero si añadimos el dato de que los de Warner Bros cuentan 'solo' con 44 hectáreas, nos podemos hacer una idea de su poder.

El director, con Oprah Winfrey. (Getty)
El director, con Oprah Winfrey. (Getty)

No es de extrañar que Tyler Perry sea muy amigo de otra de las figuras más influyentes del showbusiness, Oprah Winfrey, amiga también de Harry y Meghan, y que podría ser el nexo con ellos (la comunicadora y actriz fue la madrina de bautismo del hijo del magnate, Aman, de seis años, fruto de su relación con la modelo etíope Gelila Bekele); de uno de los actores mejor pagados, Will Smith, y de Janet Jackson, protagonista de tres de las películas que ha dirigido, 'Why Did I Get Married', su secuela y 'For Colored Girls'. Sin embargo, pese a la magnitud de su popularidad en Estados Unidos y aunque no ha tenido ningún reparo en hablar sobre sus traumas del pasado, sobre los que volveremos más adelante, sí que tiene muy claro que quiere mantener a su hijo apartado del foco mediático.

"Sé que no hay fotos de él, pero no es algo que hagamos. No somos ese tipo de padres. Mi hijo no es famooso. Estamos intentando protegerle con todas nuestras fuerzas para que sepa muy bien quién es antes de meterse en este mundo loco de las redes sociales", manifestó hace dos años en 'The Rickey Smiley Morning Show'. "No queremos que sea uno de esos chicos que van por ahí conduciendo su coche con el brazo asomado a la ventanilla y viviendo como un rico. Tendrá que trabajar como todo el mundo", añadió.

Con su mujer, Gelila Bekele. (Getty)
Con su mujer, Gelila Bekele. (Getty)

Un hombre de profundas convicciones cristianas, Perry, a quien se le calcula una fortuna de 600 millones de dólares, es muy consciente de la importancia de los valores que inculque a su hijo y de la educación que reciba, pues él mismo sufrió en su infancia la violencia del que creía que era su padre. La primera vez que habló sobre este drama fue precisamente en el programa de su amiga Oprah, a quien le desveló que cuando en 2009 murió Willie Maxine, su madre, a los 61 años, por complicaciones de la diabetes que padecía, se hizo la prueba de ADN con su hermano y la prueba concluyó que no eran del mismo padre, así que tomó una muestra de Emmitt Perry, el hombre que había ejercido ese rol hasta entonces, y el test corroboró que no lo era. "Quise a mi madre hasta su muerte, pero me mintió", manifestó en 2014. Y subrayaba entonces que quería averiguar quién era realmente su progenitor, pero no ha trascendido que lo haya conseguido.

Tyler Perry no ha escatimado detalles sobre diversos episodios de malos tratos durante su infancia en diversas entrevistas, y uno de los más llamativos es cuando su madre, después de recibir una paliza, se llevó a sus hijos desde Luisiana hasta California, pero Emmit puso una denuncia acusándola de haberle robado el coche. Una vez puestos en libertad, después de que Emmit pagara la fianza, se los llevó de vuelta a casa y no dejó de agredir a su madre durante el trayecto.

Sufrió abusos sexuales

Aun así, supo perdonarle, como desveló en 2017 en una masterclass con Oprah, el hombro mediático en el que más se ha apoyado en estos años: "Tan terrible como era, tan horrible, sin embargo, nunca nos abandonó. Nunca pasamos hambre y cada vez que se iba a trabajar, toda la semana, traía el dinero a casa". Por este motivo, en ese sentido, ha querido pagarle con la misma moneda: "Le doy lo que él me dio a mí. Tenía donde vivir, tenía comida. Ahora tiene una casa, una casa bastante bonita, y toda la comida que quiera comer. Lo que me faltó de él, tener una relación, es lo que le falta de mí ahora. Así que no tiene nada. Solo lo que es fácil de tener".

Su padre no fue el único responsable de que su infancia fuera un infierno, ya que también ha desvelado que cuando tenía diez años sufrió abusos sexuales por parte de conocidos de su familia, tres hombres y una mujer. "Fui violado", aseguró a la revista 'People' y precisó que no sabe qué efectos pudo tener sobre su vida en ese momento porque creía que "los chicos no lloran, se callan y siguen adelante". Su madre fue quien le dio la herramienta que él considera más sanadora, la fe en Dios: "Le estoy muy agradecido por eso. Algunas veces me despierto llorando porque la echo mucho de menos".

Con Mariah Carey y Bryan Tanaka, en el estreno de 'A Fall From Grace'. (Getty)
Con Mariah Carey y Bryan Tanaka, en el estreno de 'A Fall From Grace'. (Getty)

Tyler Perry no es una figura particularmente conocida para el público español, aunque su última película, 'A Fall From Grace', estrenada por Netflix el pasado 17 de enero, ha conseguido una enorme difusión. A nivel internacional es reconocido por el personaje de Madea, una anciana de muy mal carácter, que él mismo ha interpretado en diversas obras de teatro, en doce películas, una de ellas de animación, en varias series de televisión e incluso una novela de humor, 'Don't Make a Black Woman Take Off Her Earrings'.

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios