Logo El Confidencial
ACTIVISTAS COMO SU PADRE

La muerte de George Floyd pone en primer plano a los hijos de Martin Luther King

Los tres hijos del Premio Nobel de la Paz han tenido grandes diferencias en el pasado, que incluso les llevaron a los tribunales, pero han logrado pasar página

Foto: Coretta, viuda de Martin Luther King, con sus cuatro hijos. (Getty)
Coretta, viuda de Martin Luther King, con sus cuatro hijos. (Getty)

La brutal muerte de George Floyd el pasado 25 de mayo después de pasar varios minutos con la rodilla del policía Derek Chauvin oprimiendo su cuello ha dado la vuelta al mundo, gracias a un vídeo que grabó Darnella Frazier, una adolescente de 17 años. "No puedo respirar", la frase que una y otra vez repetía el fallecido guardia de seguridad, se ha convertido en todo un emblema en la lucha contra el racismo y los abusos de autoridad que se pone de relieve en las manifestaciones que estos días están teniendo lugar en más de treinta ciudades de Estados Unidos y que ha dado lugar a un movimiento en el que participan las principales figuras de la NBA y deportistas de todo el mundo.

Por este motivo, los hijos de Martin Luther King, activistas como lo fue el Premio Nobel de la Paz, asesinado el 4 de abril de 1968, han vuesto al primer plano para continuar con la labor de su progenitor. Bernice King ha dejado muy claro hace unos días en Atlanta que el camino que están siguiendo algunos no es el adecuado: "Mientras estoy aquí en pie y miro a mi pasado, tengo que hacer una llamada a mis hermanas y mis hermanos, porque me he dado cuenta de que el único camino para conseguir un cambio constructivo es a través de medios no violentos", manifestó, antes de parafrasear a su padre: "Los disturbios son el lenguaje de los que no son escuchados", unas palabras que pronunció unas semanas antes de su muerte y que toman un nuevo sentido en estos momentos. "La no-violencia no es débil ni pasiva. La no-violencia es activa y agresiva", escribió también en Twitter, enfatizando el poder transformador de las acciones pacíficas.

Bernice King, recibida por el papa Francisco en 2018. (EFE)
Bernice King, recibida por el papa Francisco en 2018. (EFE)

Su hermano mayor, Martin Luther King III, ha mantenido una gran actividad en estos días tanto en los medios de comunicación como en las redes sociales. "Si mi padre hubiera vivido, no estaríamos lidiando con estos problemas. Ya los habríamos resuelto", ha declarado en 'Sunday Today', la cadena de televisión NBC. "Estamos viendo y sintiendo la frustración, la humillación, la insensibilidad. Cincuenta años más tarde, la gente está pidiendo dignidad y respeto a la hora de detener a una persona... Vemos a una gran variedad de gente protestando. No solo negros, son negros y blancos, mayores y jóvenes".

Dexter King, el menor de los dos hijos varones del activista, que ha hecho sus pinitos como actor (interpretó en 2002 a su padre en el telefilme 'The Rosa Parks Story'), también es activista y ha estado en el epicentro de las disputas familiares en el pasado, que surgieron tras dos pérdidas irreparables, la de su hermana Yolanda, que murió el 15 de mayo de 2007, al parecer a consecuencia de un problema cardiaco, y la de su madre, Coretta Scott King, en enero del año anterior, tras varios meses conviviendo con las secuelas de un accidente vascular por el que perdió el habla y un cáncer de ovarios.

Fue el deceso de la viuda de Martin Luther King el antes y el después de sus relaciones, ya que en 2008 Martin y Bernice se unieron en una demanda contra su hermano al que demandaron acusándole de haberse quedado con fondos de la fundacion creada por su madre, a la que este respondería posteriormente con acusaciones similares, que no hicieron sino enturbiar su legado.

Los cuatro hijos de Martin Luther King, en el funeral de su viuda. (Getty)
Los cuatro hijos de Martin Luther King, en el funeral de su viuda. (Getty)

Sin embargo, la disputa que más atención mediática suscitó, quizás por el simbolismo de lo que estaba en juego, fue la que tuvo lugar cuando en febrero de 2014 trascendió que Marty, que es como llaman sus íntimos a Martin Luther King III, y Dexter se unieron contra su hermana para proceder a la venta de la medalla del Nobel de la Paz y de su Biblia, sobre la que el presidente Barack Obama había jurado su cargo un año antes, lo que aumentaba exponencialmente su valor. "La venta es inadmisible, negligente en el plan histórico y amoral. Estos objetos no se venderán jamás ni a persona alguna, ni a ninguna institución, porque son sagrados. Es mi postura, para respetar la memoria de mi padre, que en este momento no es capaz de defenderse. Mis hermanos solo quieren sacar provecho del duro trabajo y del sacrificio que hizo mi padre por los derechos civiles en este país", subrayaba en una comparecencia en la iglesia baptista de Ebenezer, en Atlanta, donde su padre pronunció algunos de sus sermones más emblemáticos.

Finalmente, tras varias batallas en los tribunales, los tres hermanos llegaron a un acuerdo extrajudicial en agosto de 2016, que alcanzaron con la mediación del expresidente Jimmy Carter, pero sobre el que no trascendieron los detalles y que ha servido para que desde entonces sus relaciones, al menos de puertas afuera, discurran de una manera más plácida y con el mismo objetivo, luchar por las causas que defienden.

Martin Luther King, con su mujer, Andrea Waters, y su hija Yolanda. (EFE)
Martin Luther King, con su mujer, Andrea Waters, y su hija Yolanda. (EFE)

Por este motivo, en 2018, cuando se cumplían 50 años del asesinato de su padre, pudieron dar nuevamente una imagen de unidad y también se alumbró a una nueva activista en la saga, Yolanda, la única nieta de Martin Luther King, hija de Marty, quien a sus nueve años participaba en marzo de ese año en March For Our Lives, una manifestación masiva liderada por estudiantes de secundaria y universitarios celebrada en Washington para exigir al Gobierno de Donald Trump un mayor control de las armas de fuego después de la brutal matanza en un instituto de Parkland, en Florida, seis semanas antes.

El sueño de su abuelo

"Mi abuelo tenía un sueño, que sus cuatro hijos pequeños no fueran juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su personalidad. Tengo un sueño de que hasta aquí hemos llegado y que deberíamos tener un mundo libre de pistolas", decía Yolanda en un discurso que enseguida se viralizó en las redes sociales y que mostraba cómo había calado el mensaje de su abuelo en sus postulados vitales (especialmente su mítico discurso, 'Tengo un sueño', en Washington en 1963) y con qué conciencia hace frente a los retos que el futuro le va a plantear.

Los cuatro hijos de Martin Luther king, en 2006. (Reuters)
Los cuatro hijos de Martin Luther king, en 2006. (Reuters)

La pequeña lleva el nombre de su recordada tía, Yolanda King, quien además de haber dado conferencias y charlas en colegios para promover la igualdad de derechos, había escrito y producido obras de teatro a través de su compañía Higher Ground Productions, y desarrollado una intermitente carrera como actriz. En 1978 interpretó a la activista Rosa Parks en la miniserie 'King', y tres años más tarde dio vida a Betty Shabazz, mujer de Malcolm X en 'Dead of a prophet'. Con Attallah Shabazz, la hija del líder afroamericano asesinado el 21 de febrero de 1965, a quien conoció en una sesión de fotos en 1979. Aunque sus padres habían mantenido enormes discrepancias sobre cómo abordar sus propuestas, surgió entre ellas una buena sintonía que les duró algo más de una década, lo mismo que la compañía teatral que crearon juntas antes de emprender caminos divergentes.

Celebrities
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios