Logo El Confidencial
polémica nominación

Donald Trump, ¿Nobel de la Paz? Las 7 veces que demostró que no era nada pacífico

Durante los últimos años, el presidente de EEUU ha incitado a los disturbios, presumido de poder disparar a cualquiera y despedido a un doble de Obama

Foto:  Donald Trump. (Getty)
Donald Trump. (Getty)

En una decisión que ha causado sorpresa en todo el mundo, el parlamentario noruego Christian Tybring-Gjedde ha propuesto a Donald Trump como candidato al Premio Nobel de la Paz de 2021 por su apoyo al acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos. El presidente de EEUU se une así a un selecto club en el que también curiosamente figura Adolf Hitler, que fue propuesto para el mismo galardón poco antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

El pasado 13 de agosto, Trump anunció a bombo y platillo que Israel y Emiratos Árabes Unidos habían acordado establecer lazos diplomáticos, como parte de un acuerdo amplio por el que las autoridades israelíes paralizarán la anexión de territorio palestino ocupado. De este modo, EAU se convierte en el tercer país árabe en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, después de Egipto (1979) y Jordania (1994).

Pero más allá de este acuerdo y del hecho de ser el primer ocupante de la Casa Blanca que desde 1980 no inicia una guerra en su primer mandato, no se puede decir que sus actos y palabras hayan sido precisamente pacíficos y mucho menos ejemplares.

Trump amenaza por Twitter a los manifestantes en Minnesota

El pasado mes de mayo, Trump amenazaba con una intervención militar en el estado de Minnesota en respuesta a las protestas tras la muerte de George Floyd bajo custodia policial, tuiteando: "Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos", uno de sus últimos comentarios alentando la violencia. La Casa Blanca argumentó más tarde que Trump no estaba incitando a la violencia sino que "la condenó claramente".

Trump sugiere disparar a los inmigrantes en las piernas

Frustrado por la cifra récord de personas que solicitaron asilo en la frontera entre Estados Unidos y México en 2019, el mandatario preguntó en un momento dado en una reunión privada con asistentes cercanos si Estados Unidos podía disparar a los inmigrantes por debajo de la cintura para retrasar su avance. La supuesta conversación, que se publicó por primera vez en un extracto de libro editado por el 'New York Times', fue confirmada a ABC News por un alto funcionario de la Administración que se encontraba en la sala en ese momento.

Nacionalistas blancos protestando en Charlottesville. (Getty)
Nacionalistas blancos protestando en Charlottesville. (Getty)

Trump defiende a los supremacistas blancos

El presidente defendió a los nacionalistas blancos que protestaron en Charlottesville (Virginia) en agosto de 2017, diciendo que había "algunas personas muy buenas en ambos lados" de la manifestación que terminó con la muerte de una mujer, a la vez que expresaba su simpatía por su protesta contra el traslado de una estatua del general confederado Robert E. Lee. Más tarde comparecía en una rueda de prensa, condenando "en los términos más fuertemente posibles el odio, intolerancia y violencia, que viene de todos lados", evitando responsabilizar a un grupo en concreto.

Trump incita a la violencia policial

El millonario pareció alentar a la policía a ser más violenta a la hora de detener a posibles delincuentes durante un discurso ante los agentes del orden público en julio de 2017. "Por favor, no sean demasiado amables con esos matones", dijo a los policías durante su charla.

 Un mitin de Trump en 2016. (Getty)
Un mitin de Trump en 2016. (Getty)

Trump contra los que interrumpen sus discursos

Durante su campaña presidencial de 2016, molesto con la gente que a veces interrumpía sus mítines, en Cedar Rapids (Iowa) instó a los allí presentes a usar la violencia física contra cualquiera que protestara, asegurando que él pagaría los costes legales de un posible juicio: "Lo prometo".

Trump es la ley

En enero de 2016, Trump dijo por primera vez una frase que se convertiría en un punto de inflexión en su campaña presidencial, presumiendo de que el apoyo a su campaña no disminuiría incluso si disparaba a alguien en medio de una calle atestada de gente. "Podría ponerme en medio de la 5ª Avenida y disparar a alguien y no perdería votantes", afirmó.

 Trump y Obama. (Getty)
Trump y Obama. (Getty)

Trump se da un (polémico) gustazo

Según se cuenta en un libro que acaba de escribir su ahora encarcelado exabogado personal, Michael Cohen, Trump se permitió el capricho de despedir a Barack Obama. O más bien a un actor negro con cierto parecido con el presidente estadounidense al que, como si de un concursante de su reality show 'El aprendiz' se tratara, después de leerle la cartilla, le soltó su famoso "¡Estás despedido!".

Celebrities

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios