Tim Cook, CEO de Apple: esclerosis, salida del armario y un gesto noble con Steve Jobs
  1. Celebrities
GRAN TRAYECTORIA

Tim Cook, CEO de Apple: esclerosis, salida del armario y un gesto noble con Steve Jobs

El CEO de la compañía tecnológica presentó el nuevo iPhone 12 esta semana: recordamos su trayectoria vital

Foto: Tim Cook, en el último evento Apple. (EFE)
Tim Cook, en el último evento Apple. (EFE)

No fue fácil para él, pero dio el paso y se siente muy orgulloso de haberlo hecho. Tim Cook, que salió del armario en 2014, ha sido la semana pasada, cuando se lanzó el nuevo iPhone 12, una de las personas a las que más atención se ha prestado a nivel mundial, pues sus palabras eran ansiadamente esperadas por los fanáticos de esta empresa tecnológica, que estaban ávidos de conocer los detalles técnicos del nuevo dispositivo, su fecha de llegada al mercado y, por supuesto, su precio.

Más allá de entusiasmos o decepciones, que de todo ha habido, el CEO de Apple es una figura tremendamente admirada y respetada a partes iguales por ciertos gestos que han marcado su vida pública y también cómo está implicado ante los grandes desafíos a los que hace frente el mundo, especialmente en estos tiempos de pandemia que han cambiado por completo las reglas del juego en las que se desarrolla ahora nuestra vida.

Tim Cook, con el nuevo iPhone. (EFE)
Tim Cook, con el nuevo iPhone. (EFE)

En efecto, Cook se pronunció ante los nuevos desafíos que tiene el mundo el pasado mes de septiembre en el Atlantic Festival, en una comparecencia digital en la que rehusó realizar críticas a cómo Donald Trump está gestionando la pandemia, aunque subrayó que él solo podía pronunciarse acerca de cómo estaban respondiendo como empresa, fundamentalmente haciendo donaciones y no dando pábulo a las fake news: "Creo que el virus ha tomado al mundo por sorpresa. Es significativo y creo que habrá tiempo para aprender muchas cosas que podríamos haber hecho mejor. Espero que lo analicemos detenidamente a medida que nos acerquemos al otro lado del virus. Veo la conversación privada que tuve (con Donald Trump) como tal y no quiero entrar en detalles. Mi filosofía es el compromiso. Creo es que mejor involucrarse, estés de acuerdo o incluso diría que es más importante comprometerse cuando estás en desacuerdo con algo".

Un artículo crucial en su vida

Quizás en esa manera de entender la vida debemos interpretar su salida del armario en 2014, cuando publicó un artículo en 'Businessweek', una de las publicaciones más influyentes y poderosas del mundo de los negocios. "A través de mi vida profesional he intentado mantener un nivel básico de privacidad. Vengo de un origen humilde (su padre trabajaba en unos astilleros y su madre en una farmacia) y no quiero atraer atención hacia mí. Apple es ya una de las empresas más observadas del mundo y quiero mantener el foco en nuestros productos y las cosas increíbles que nuestros clientes consiguen con ellos", afirmaba entonces Cook, quien siempre había sido una persona muy hermética respecto a sus asuntos personales, aunque era un secreto a voces su orientación sexual: había apoyado públicamente la causa LGTBI y había sido elegido durante cuatro años consecutivos como el hombre gay más poderoso de América por parte de la revista 'OUT'.

Nacido hace casi 60 años (los cumple el 1 de noviembre) en Mobile, la tercera ciudad más poblada del estado sureño de Alabama, y bautizado en una iglesia baptista, tuvo muy en cuenta su experiencia personal y lo que podía significar su explícita salida del armario (no ocultaba su orientación sexual en su entorno ni en su empresa) para personas que tuvieran que vivir un proceso similar al suyo: "No me considero un activista, pero me doy cuenta de cuánto me he beneficiado del sacrificio de otros. Así que si escuchar que el CEO de Apple puede ayudar a alguien que está luchando por llegar a un entendimiento consigo mismo por ser quién es, o traer consuelo a alguien que se siente solo, o inspirar a la gente para que luche por la igualdad, entonces merece la pena el intercambio por mi privacidad".

Anderson Cooper. (Reuters)
Anderson Cooper. (Reuters)

Cook, por cierto, aseguraba que "ser gay es el regalo más grande que Dios me dio" y años más tarde subrayaba que no se arrepentía en absoluto del paso que había dado. Fue una decisión muy meditada que consultó con Anderson Cooper, uno de los periodistas más prestigiosos de Estados Unidos y figura clave en CNN, quien había dado ese paso muchos años antes. Una figura, por cierto, muy mediática también por su linaje, pues es hijo de una de las socialites más relevantes de su país, Gloria Vanderbilt, quien fallecía el pasado año a los 95 años. Para él era crucial que su declaración no interfiriese en el devenir de Apple.

Son muchos los retos a los que Tim Cook ha tenido que hacer frente y quizás uno de los más trascendentales, además del ya referido, fue afrontar el diagnóstico de la esclerosis múltiple cuando solo tenía 36 años, en 1996. Una dolencia que le ha llevado también a participar activamente en iniciativas solidarias como carreras de bicicleta benéficas (es un consumado deportista, va de manera habitual al gimnasio y practica el senderismo). A propósito de cómo descubrió que tenía esta dolencia y acudió al médico para encontrar el origen de los síntomas, afirmó en un encuentro con alumnos de la Universidad de Auburn que "me sentía como si fuera cargando un equipaje increíblemente pesado".

Muy solidario

Otro hecho biográfico que es crucial para entender su personalidad fue cuando ofreció un trozo de su hígado a su predecesor en la compañía, Steve Jobs, en 2009, cuando ya se encontraba muy enfermo de un cáncer que le costó la vida en 2011. Un capítulo que aparecía en el libro 'Becoming Steve Jobs', publicado por los periodistas Brent Schlender y Rick Tetzeli en marzo de 2015. El actual CEO de la compañía se sometió a unos análisis y su grupo sanguíneo coincidía con el del recordado genio y sus médicos le dijeron que era compatible. "Me cortó las piernas antes casi de que las palabras salieran de mi boca. 'No', dijo, 'No te dejaré hacer eso nunca'. Steve me gritó solo en cuatro ocasiones en los trece años que le conocí y esa fue una de ellas".

Steve Jobs. (Reuters)
Steve Jobs. (Reuters)

Seis años después de su salida del armario, su propósito se ha cumplido, apenas ha trascendido nada de su vida personal más allá de las escasas pistas que ha dado sobre ella. En una ocasión le preguntaron qué pensaba sobre el matrimonio y respondió que no era una cuestión que se plantease. Otra de las cuestiones a las que le da poca importancia, aparentemente, es el dinero, aunque es oficialmente multimillonario ya que Bloomberg le atribuye una fortuna superior a los 1.000 millones de dólares, que habría amasado gracias a las acciones de Apple que ha vendido, las que conserva y su propio salario, además de su puesto en Nike, donde ha ocupado diversos cargos directivos. A años luz, eso sí, de los 100.000 millones que le atribuyen a Mark Zuckerberg de Facebook o a los 56.000 de Larry Ellison de Oracle, por poner solo dos ejemplos.

Tim Cook Steve Jobs LGTBI