Kim Kardashian apoya a Trump y llora en Netflix recordando su robo en París
  1. Celebrities
no revela su voto

Kim Kardashian apoya a Trump y llora en Netflix recordando su robo en París

La influencer y empresaria llegó a temer por su vida durante el atraco en su hotel en 2016 que coincidió con la Semana de la Moda de la capital francesa

Foto: Kim Kardashian apoya a Trump y llora en Netflix recordando su robo en París
Kim Kardashian apoya a Trump y llora en Netflix recordando su robo en París

Hace unos días, en un avance del nuevo programa del legendario presentador David Letterman para Netflix, 'My Next Guest Needs No Introduction' ('Mi siguiente invitado no necesita presentación'), veíamos unas imágenes de Kim Kardashian llorando que dieron la vuelta al mundo en forma de meme, pero entonces no conocíamos la razón de esas lágrimas.

En ellas aparecía desmoronándose, mientras que él le dice: "Oh, no, no, ¿estás bien?". A lo que ella responde: "He hablado de esto antes, no sé por qué me pongo a llorar". Ahora por fin sabemos que Kim se estaba refiriendo al duro episodio que vivió en 2016 en su hotel de París cuando unos encapuchados asaltaron su habitación y, a punta de pistola, sustrajeron un botín valorado en 10 millones de euros. Un escalofriante episodio que incluso está planeado que se transforme en película.

"En ese momento pensé: 'Dios, me van a violar o hacerme algo incluso peor. Va a pasar, así que no te queda otra que estar preparada'. Así que traté de mentalizarme mientras me ataban de pies y manos, mientras me tapaban los ojos y me cubrían la boca con cinta aislante", aseguraba durante la entrevista visiblemente emocionada.

Foto: Kim Kardashian y Kanye West se van de viaje al Caribe para salvar su matrimonio

Kim también confesó a Letterman que, además de por su vida, temía por el "trauma" que sufriría su hermana mayor, Kourtney, que durante el atraco se encontraba protegida por el único guardaespaldas que había acudido con ellas a la ciudad, si se la encontraba muerta. "No paraba de pensar en Kourtney, en cómo reaccionaría a lo sucedido. Me imaginaba que me encontraría muerta en la habitación y que se quedaría traumatizada para el resto de su vida", dijo entre lágrimas.

Más allá de estas emotivas declaraciones, la esposa de Kanye West contó también durante el programa que la gente le advirtió que no pusiera un pie en la Casa Blanca porque "mi reputación se arruinaría", mientras mantiene su apoyo al presidente Donald Trump en la reforma sobre la justicia penal, un asunto que se toma muy en serio.

Además de negarse a revelar a quién votará en las próximas elecciones presidenciales, la estrella de reality se negó a decir nada negativo sobre Trump, incluso cuando Letterman la interrogó repetidamente sobre el tema, y tan solo afirmó que está "extremadamente agradecida" por el trabajo de la Administración republicana.

La labor de Kardashian hizo por ejemplo que Trump conmutara la sentencia a cadena perpetua de Alice Johnson, que había pasado más de dos décadas cumpliendo una condena de por vida sin libertad condicional por un delito de drogas no violento.

Kim Kardashian Kanye west Gobierno de Donald Trump
El redactor recomienda