Armie Hammer, de guapo aspirante a 'rey de Hollywood' a depravado y supuesto caníbal
  1. Celebrities
escándalo en la meca del cine

Armie Hammer, de guapo aspirante a 'rey de Hollywood' a depravado y supuesto caníbal

El protagonista de 'La red social' o 'Call me by your name' se enfrenta al mayor desafío de su carrera: si el escándalo de sus supuestos mensajes le hunde o le acaba beneficiando

placeholder Foto: Armie Hammer. (Reuters)
Armie Hammer. (Reuters)

Cuando los espectadores vieron, hace ya más de una década, 'La red social' de David Fincher, todos ellos se hicieron la misma pregunta: ¿quiénes eran aquellos gemelos de ojos claros y cuerpo atlético que le tocaban las narices al fundador de Facebook? La respuesta es que los dos personajes eran solo uno. Se trataba de Armie Hammer, el actor que interpretaba a los fotocopiados archienemigos de Zuckerberg con ayuda del trucaje visual.

Tras la llamada de Fincher, Hammer ha ido enlazando títulos y acumulando fans que se pierden por sus huesos y su músculos, lucidos en aparatosas superproducciones como 'El llanero solitario' o en delicados relatos sobre el amor gay como 'Call me by your name'. Fue precisamente esta última película la que generó dudas acerca de la diferencia de edad entre él y su amor en la pantalla, un efébico Timothée Chalamet. Dudas poco razonables (el amor no tiene edad, dirán algunos) y muy ingenuas si tenemos en cuenta todo lo que se ha publicado esta semana sobre él.

placeholder Timothée Chalamet y Armie Hammer, en uno de los estrenos de 'Call me by your name'. (Reuters)
Timothée Chalamet y Armie Hammer, en uno de los estrenos de 'Call me by your name'. (Reuters)

Han salido a la palestra unos mensajes del actor dirigidos a varias mujeres a través de Instagram en los que, además de revelar sus infidelidades, expone contenido sadomadoquista y referente a violaciones y canibalismo. Desde ese mismo momento, la carrera profesional de Hammer pende de un hilo. El actor estaba a punto de rodar 'Shotgun Wedding', una película que también protagoniza Jennifer Lopez. Con o sin presiones, Hammer ya ha abandonado la producción de forma oficial. Su salida del proyecto no conlleva una especie de autoexpiación, ya que el actor ha calificado su implicación en esos mensajes de "mentira". "No estoy respondiendo a estas mentiras, pero a la luz de los espurios ataques en redes en mi contra, no puedo en conciencia dejar a mis hijos durante 4 meses para rodar una película en la República Dominicana", ha dicho.

Lo cierto es que los mensajes supuestamente escritos por él han dejado de piedra a todo el mundo, incluidos sus fans. "Quiero comerte, nunca antes había admitido esto; le he arrancado el corazón a un animal vivo y me lo he comido mientras aún estaba caliente", "Escríbeme cosas sobre romper tus huesos mientras te violo", "Me estoy masturbando mientras pienso en romperte las costillas" o "Soy intenso y quiero tu sangre: necesito que me alimentes con ella", son algunas de esas perlas. Material suficiente como para salir corriendo por guapo que sea el susodicho o para llenar páginas y páginas de tabloides.

2020 y los meses previos a este escándalo tampoco es que fuesen un camino de rosas para el actor. En verano se separó de Elizabeth Chambers, su esposa durante toda una década. Hammer anunció la decisión en su cuenta de Instagram, argumentando que su relación "había sido un viaje increíble" y que ahora llegaba el momento de ser civilizados durante este difícil proceso para asegurar el bienestar de sus hijos: Harper, de cinco años, y Ford, de tres. Meses más tarde, ha sido su propia ex la que ha comentado el escándalo de los mensajes de forma poco conciliadora. "Parece ser un monstruo", ha dicho a través de terceras personas al 'Daily Mail'.

Lo cierto es que nunca se ha cortado a la hora de decir o hacer lo que le parece. Y aún menos en las redes. Un comentario irónico y de tono sexual hacia su compañero en 'Call me by your name' generó miles de reacciones ante la posibilidad (o el deseo imposible, más bien) de que Chalamet y él fuesen algo más que amigos. Tampoco ha tenido miedo de declararse anti-Trump en mitad de la polarización política que sufre Estados Unidos en estos tiempos. En una de sus críticas a Trump no se olvidó de mencionar que el presidente de Marvel, Isaac Perlmutter, le ayudó económicamente en la campaña para ser presidente. Resultado: será difícil que la compañía ponga unas mallas a Hammer para encarnar a alguno de sus superhéroes.

Guapo, cortés pero distante en las entrevistas y mejor actor de lo que muchos piensan (y si no, denle un repaso al 'J. Edgar' de Clint Eastwood en el que, pese al horrendo maquillaje, se mide de igual a igual con Leonardo DiCaprio), Hammer se enfrenta al mayor desafío de su vida y de su carrera. Siguiendo la estela de otras estrellas caídas en desgracia como James Franco o Kevin Spacey, Armie Hammer podría recibir el sonoro portazo de un Hollywood que le da la espalda. Y lo que es más grave, dicho portazo tendría lugar sin que su carrera haya acabado de despegar del todo. O puede que, paradojas del universo mediático, su bajo perfil le deje margen para seguir con su carrera una vez se calmen las aguas. Dudas que solo se resolverán con el tiempo en una industria, la cinematográfica, en la que todo es posible.

Hollywood
El redactor recomienda