Blair SA: el millonario patrimonio de la familia del expremier británico, a examen
  1. Celebrities
POLÍTICA INTERNACIONAL

Blair SA: el millonario patrimonio de la familia del expremier británico, a examen

Los medios analizan las inversiones inmobiliarias de Tony y Cherie Blair y sus hijos: millones en ladrillo entre todos. El mayor, además, tiene una empresa valorada en 166 millones

placeholder Foto: Tony y Cherie Blair. (Getty)
Tony y Cherie Blair. (Getty)

Al expremier Tony Blair su relación con el dinero y los negocios siempre le ha provocado quebraderos de cabeza. En 2015, los medios británicos emprendieron una investigacion sobre algunas de las empresas que había creado tras abandonar el 10 de Downing Street y las cosas se torcieron. Hasta tal punto que un año más tarde, en 2016, anunciaba el cierre de sus empresas. Demasiados beneficios, decían las investigaciones, para ser todo limpio. Y parecen críticas cíclicas: ahora, un lustro después, medios como 'The Daily Mail' y 'The Times' han vuelvo a poner el foco en los negocios y la fortuna de Blair y su familia. Y no es poco.

Todo ha surgido a raíz de la empresa de tecnología de Euan Blair, el mayor de los hijos de Tony y Cherie. Multiverse es una startup valorada en 166 millones de euros que ha dejado boquiabiertos a muchos. La prensa no ha tardado en recordar los días en los que Blair era primer ministro y Euan, que ahora tiene 37, salía de juerga, como buen adolescente inglés, y lo tenían que llevar a casa borracho, algunas veces incluso agentes de la policía.

placeholder Tony Blair, en una conferencia en 2019. (Reuters)
Tony Blair, en una conferencia en 2019. (Reuters)

Cuando Tony Blair abandonó Downing Street era un político popular, un tipo al que muchos querían escuchar. Así que empezó a dar conferencias por el mundo, al más puro estilo americano, y además empezó a asesorar a otros países. Por todo este trabajo cobraba altas cantidades, lo que le puso en la diana de la prensa, que en el citado 2015 empezó a sacar a la luz el dinero que amasaba el ex primer ministro gracias a su experiencia en el Gobierno británico.

Cerró pero...

Así que él mismo anunció que cerraba y que a partir de ese momento rebajaría sus actividades, se desharía de casi todo su personal y que se centraría en trabajos sin ánimo de lucro. Por eso es curioso, señala la prensa estos días, que en 2019 ingresara más de 50 millones de euros, de los que casi 26 fueron invertidos en pagar al personal.

La mujer de Blair, mientras, fue siempre una reconocida abogada pro derechos humanos y así se mantiene, en su trabajo. Con todo, también fue objeto de escándalo cuando en 2002 saltó el llamado Cheriegate, porque la prensa descubrió que la ex primera dama se dedicaba al negocio inmobiliario de altos vuelos y que había comprado dos pisos por un precio mucho más bajo al del mercado gracias a sus contactos. Lo negó siempre y dijo que no le interesaba el ladrillo. Al menos no para hacer negocios, algo que han puesto en duda los medios de nuevo. Porque comprar sí que compra.

placeholder Cherie Blair, en una conferencia en España. (EFE)
Cherie Blair, en una conferencia en España. (EFE)

Por ejemplo, en 2004, cuando Blair todavía era premier, decidieron invertir en una casa en Londres, un inmueble que sería su hogar. Se gastaron 4,1 millones de euros en un edificio de cinco plantas en Connaught Square, muy cerca de Hyde Park (junto a Marble Arch), la casa en la que todavía viven y que hoy en día está valorada en nueve millones de euros. La ampliaron en 2007 por motivos de seguridad.

Casa en la campiña

También adquirieron otro inmueble, esta vez en el campo, en 2008, una residencia de 4,5 millones de euros en las que gastaron, según los medios británicos, 282.000 euros en muebles y decoración. Ahora, la propiedad, en la que trabajan 20 personas, está valorada en 11,3 millones.

Parece que a los Blair les ha salido rentable la política, o al menos su experiencia pública. Su única hija, Kathryn, abogada como la madre, es propietaria de dos pisos en Londres, una de las ciudades más caras del mundo. Y el segundo hijo, Nicky, es un agente de futbolistas, especializado en el mercado de Sudamérica, una empresa en la que su madre tiene voz y voto, puesto que es socia.

placeholder Kathryn Blair, hija de Tony Blair, junto a su madre Cherie, en una imagen de archivo. (I.C.)
Kathryn Blair, hija de Tony Blair, junto a su madre Cherie, en una imagen de archivo. (I.C.)

Tanto Kathryn como Nicky han heredado el buen gusto inmobiliario de sus padres, y en 2012, Nicky se compró una casa de estilo georgiano en Londres por casi dos millones de euros, una que vendieron años más tarde con un gran beneficio (casi medio millón de euros). La vivienda de Nicky y su mujer, Alexandra, está al norte de Londres y costó 3,11 millones de euros. También con el mayor, Euan, ha hecho negocios Cherie: madre e hijo compraron 31 apartamentos y casas en Mánchester por más de 2,71 millones de euros. Son residencias para estudiantes que alquilen a buenos precios. Al parecer, según informan los medios, les reportan unas ganancias de 451.000 euros al año.

Con un patrimonio tan poderoso, los medios británicos, siempre irónicos, han bautizado a la familia como The Blair Rich Project (El Proyecto de la Rica de Blair), una cínica referencia a la película de terror ‘The Blair Witch Project’ ('El proyecto de la bruja de Blair'), que todo indica que tendrá secuelas. Lo seguiremos.

Tony Blair
El redactor recomienda