Carla Bruni: secretos, confidencias y un Sarkozy condenado a tres años de cárcel
  1. Celebrities
histórica condena

Carla Bruni: secretos, confidencias y un Sarkozy condenado a tres años de cárcel

Nicolas Sarkozy se convierte en el primer exinquilino del Elíseo en ser sentenciado a una pena de prisión

placeholder Foto:  Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, en una imagen de archivo. (Getty)
Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, en una imagen de archivo. (Getty)

Según ha informado el Tribunal Correccional de París, el expresidente francés ha sido condenado este lunes a tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias. También se añadió que dos de esos años de cárcel están exentos de cumplimiento y que el tercer año de prisión firme de Nicolas Sarkozy puede ser convertido en detención domiciliaria o vigilancia con un brazalete electrónico.

Los jueces consideraron probado que existió un pacto de corrupción para beneficiar los intereses judiciales del esposo de Carla Bruni en otras causas abiertas tras su salida del Elíseo en 2012. Esas actuaciones salieron a la luz en unas conversaciones telefónicas intervenidas por la policía en 2014 entre Sarkozy y su abogado, en la que se desprendía que habían contactado a Gilbert Azibert, entonces miembro del Tribunal Supremo, para obtener información en otra causa abierta contra el expresidente a cambio de ayudar al magistrado a lograr un puesto en Mónaco.

placeholder  Bruni y Sarkozy, durante una visita a la India en 2010. (Getty)
Bruni y Sarkozy, durante una visita a la India en 2010. (Getty)

Carla Bruni publicaba su último disco el pasado mes de octubre, un nuevo álbum después de siete años con el sello personal que la ha hecho célebre: una voz susurrante, un cierto aire a la clásica 'chanson française' y unas letras que se mueven entre su idioma nativo, el inglés y el italiano.

Coincidiendo con su salida al mercado, la artista daba su última gran entrevista a la cabecera gala 'Paris Match' en la que se sinceraba y hacía un repaso a los 13 años de relación con Sarkozy, su posición respecto al feminismo o su relación con Brigitte Macron, entre otras cosas.

Secretos, confidencias y muchas anécdotas con los que ilustra una vida de la que, aunque creíamos que sabíamos todo, nos faltaban más datos de los que pensábamos. “Cuando hablan de mí (en libros o documentales), no hablan de mí en su totalidad. [...] Ni mi marido ni yo somos muy adeptos a la censura y eso que han escrito montañas sobre nosotros. Que la gente diga lo que quiera”, ha afirmado sin tapujos.

Y es que si en verano Sarkozy fue la estrella de las librerías, ahora le toca a Bruni coger el relevo y brillar con luz propia. Siete años ha tardado en volver a sacar al mercado un nuevo trabajo de canciones originales compuestas por ella misma (entre medias, tan solo un disco de versiones que, eso sí, la ha llevado de gira por medio mundo), y con el lanzamiento, los bolos están servidos.

Si en cada entrevista sigue contestando a todo, pronto no quedará nada por saber de ella. Estas han sido sus confesiones más esperadas.

Libertad y matrimonio

Soy libre estando casada y dentro de este gran amor. Pensaba que el matrimonio era una prisión. Sin embargo, te da alas”, ha comentado respecto a su relación con Sarkozy. Tras 13 años juntos, el matrimonio está tan enamorado como el primer día: “La gente cree que lo único que me atraía de él era su posición. Lo que me atraía de él era él”.

placeholder Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. (EFE)
Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. (EFE)

Gran amante de la libertad, sin duda, su yo del pasado jamás la imaginaría tan comprometida en una relación como lo está tras más de una década juntos, con la intensidad y el desgaste derivados además de su sobreexposición pública. Bruni de nuevo se muestra tajante: “Antes estaba menos comprometida. Era un estorbo para mí misma. Finalmente, descubrí que cuando estás casado, ganas tiempo. Adoro el hecho de que mi hombre no juega jamás. Sin él no hubiera llegado tan lejos”.

De hecho, cuando le preguntan por sus pasiones, son más sencillas de lo que imaginamos y, de nuevo, tienen como protagonista a 'su hombre': “Después de 13 años de amor, viajar con mi marido en un coche conducido por él, sin nadie más, improvisando, anulando todo lo que teníamos previsto para ir al mar. Sí, eso me encanta. Llegar a Knokke-le-Zoute al alba, extenuados y enamorados, me vuelve loca”.

Cirugía estética

Trece años en los que ha madurado desde el punto de vista amoroso, se ha consolidado en su papel de madre y, como todo el mundo, ha dejado la tierna juventud atrás. Ahora, ¿qué pasa con la cirugía estética? “¿Para tener un aspecto raro? No. Nunca volvería a parecer tan joven como fui. Creo que es mejor hacer honor a la belleza, como canta mi amigo Jean-Louis Murat”.

Sus hijos y la fama

Como decíamos, no se ha dejado nada en el tintero y también ha hablado de uno de los temas sobre los que menos se ha pronunciado a lo largo de los años. Madre de dos hijos, Aurélien (19) y Giulia (9), se enfrenta como tantas otras madres al síndrome del nido vacío (el mayor estudia ya en la universidad) tras una vida entregada en cuerpo y alma: “Siempre puse a mis hijos por delante. Y estoy muy feliz con cómo lo hice. Después, hay habitaciones que se quedan vacías”.

Foto: Carla Bruni, en una imagen de archivo. (Reuters)

Unos hijos que siempre se han mantenido al margen de la actualidad, protegidos (en la medida de lo posible) de la notoriedad de sus padres: “Ellos han crecido con ella. Se sufre cuando tus padres no te quieren, no se ocupan de ti, son distantes. Pero cuando los hijos se sienten queridos, todo va bien”.

Feminismo

“Las feministas de mi generación fueron pioneras que nos aportaron la libertad de nuestro cuerpo y la libertad social, pero no soy militante”, asegura respecto al movimiento Me Too, al que tantas mujeres se han sumado por todo el mundo. “Me Too ha servido para que un buen puñado de tipos perversos parasen de atacar a niñas que no podían defenderse”.

“Yo nunca he estado en una situación amenazadora. Nunca he sido una víctima. [...] Nunca se me ocurrió subir a una habitación de hotel con un tipo como Weinstein. En nuestra generación estábamos muy atentas para poder salir corriendo”, añade.

placeholder Bruni, en el desfile de Dior. (Reuters)
Bruni, en el desfile de Dior. (Reuters)

Sobre Brigitte Macron

Desde el 2 de febrero de 2008 hasta el 15 de mayo de 2012, ejerció de brillante primera dama de Francia. Eso sí, desde que saliera junto a su marido del palacio del Elíseo, Carla Bruni ha vuelto a sus dependencias.

placeholder Nicolas Sarkozy y Bruni, durante su etapa en el Elíseo. (Reuters)
Nicolas Sarkozy y Bruni, durante su etapa en el Elíseo. (Reuters)

“Tejí una relación estupenda con la actual primera dama (Brigitte Macron), una mujer encantadora y deliciosa. Una mujer a la que quiero tanto como a su marido. Es una persona fácil para entablar una relación, su personalidad invita a ello. Y para mí, el Elíseo es un lugar increíblemente mágico en el que siempre me sentí como una invitada. Caminaba sobre cristal, nunca me sentí la 'dueña' de la casa".

Carla Bruni Brigitte Macron
El redactor recomienda