Kaja Kallas: la primera ministra estonia que toca la batería y 'tontea' con Pedro Sánchez
  1. Celebrities
familia de políticos

Kaja Kallas: la primera ministra estonia que toca la batería y 'tontea' con Pedro Sánchez

Las redes sociales se han rendido al dulce cruce de miradas entre el político socialista y la primera mujer al frente del Gobierno del país báltico

placeholder Foto: Pedro Sánchez y la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas. (Twitter @desdelamoncloa)
Pedro Sánchez y la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas. (Twitter @desdelamoncloa)

Abordar las relaciones bilaterales, especialmente en el terreno económico y comercial, así como asuntos de agenda europea, como los fondos de recuperación, la pandemia o la solidaridad con las vacunas del coronavirus han sido algunos de los serios asuntos tratados en la cumbre bilateral entre España y Estonia que se ha celebrado en Tallin. Pero las redes, siempre deseosas de sacar punta a la actualidad, han preferido fijarse en la especial complicidad que ha demostrado Pedro Sánchez en su comparecencia conjunta con la primera ministra del país báltico, Kaja Kallas.

"Gracias, @kajakallas por la acogida. Celebramos el centenario del inicio de las relaciones diplomáticas entre Estonia y España con el firme compromiso de profundizar aún más en ellas. A nivel bilateral y también de la OTAN y la UE hay un largo camino que recorrer juntos", escribía nuestro presidente del Gobierno en su cuenta oficial de Twitter.

Pero los cruces de miradas entre ambos políticos no pasaron desapercibidos para los tuiteros como el corresponsal de 'El Mundo' en Rusia, Xavier Colás, que además de calificar a Sánchez como "el guapo oficial de los líderes europeos", describía de este modo tan gráfico el encuentro: "Ayer los dos se vieron en Tallin y se derretía el hielo de las copas con tanta miradita ibérico-báltica".

"Le gustan rubias, está claro. Ufffff, aquí hay tomate...", respondía con humor otro usuario, pero ¿quién es la protagonista de este 'shippeo' internacional?

Abogada especializada en derecho de la competencia, la primera ministra pertenece a una familia de políticos de gran relevancia en Estonia, ya que su padre, Siim Kallas, fue ministro de exteriores entre 1995 y 1996 y primer ministro entre 2002 y 2003, dos cargos que sirvieron para catapultarle hasta la Comisión Europea, donde permaneció alternando varios cargos hasta 2014.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. (EFE) Opinión

Primera mujer en alcanzar este puesto en su nación, tras el acuerdo alcanzado a principios de este año por el Partido Reforma y el Partido del Centro, de tendencia izquierdista, fue precisamente Pedro Sánchez uno de los primeros mandatarios en felicitarla, pese a que su orientación política sea de centro-derecha y su partido se defina como "los referentes del liberalismo en Estonia".

"¡Enhorabuena, @kajakallas! El liderazgo femenino se abre paso de forma decidida en todo el mundo. Sigamos trabajando, también desde Europa, para facilitar la visibilidad que merecen las mujeres", le decía a través de Twitter.

La llegada al poder de Kallas no estuvo exenta de controversia, ya que su formación está siendo investigada por distintos escándalos de corrupción, entre los que se incluyen presuntos delitos de financiación irregular que incluso obligaron a dimitir al ex primer ministro, Juri Ratas. Ahora comparte la dirección de la nación que fuera parte de la Unión Soviética con otra mujer, Kersti Kaljulaid, jefa del Estado desde 2016.

"En la cocina de nuestra casa se reunían personas que años después fueron líderes de mi país. Siempre disfrutaba mucho de sus discusiones y me dejaban participar como oyente de ellas", contaba la mandataria de 43 años sobre sus primeros contactos con la política en una entrevista con 'The Times'.

Aunque su trayectoria profesional estuvo en un principio orientada a la abogacía para que no la comparasen con su padre y trabajó varios años en un bufete de abogados, se unió en 2010 a su actual partido y un año después entraba en el Parlamento de su país. En 2018 ya se había aupado al liderato de la formación, siendo también la primera mujer en conseguirlo.

En lo que respecta a su vida personal, Kallas estuvo casada entre 2010 y 2014 con el que fuera ministro de finanzas estonio Taavi Veskimägi, con el que tuvo un hijo con el que posa a menudo en sus redes sociales haciendo deporte o resolviendo puzles.

La política pasaba en 2018 de nuevo por el altar con el inversor Arvo Hallik. "Lo nuestro fue amor a primera vista. Kaja es en todos los sentidos la mujer de mis sueños y ni los miedos lógicos porque era una figura pública pudieron frenar lo que siento por ella", aseguraba este en una entrevista para el periódico 'Eesti Ekspress'.

A través de su cuenta de Instagram, en la que tiene más de veinte mil seguidores, además de comprobar cómo va su agenda de trabajo, podemos hacernos una idea de cómo se relaja cuando no está resolviendo las habituales tensiones de su país con Vladimir Putin.

Por ejemplo, es una gran aficionada al baile, a jugar al golf, a tocar la batería y a disfrutar de la naturaleza. De hecho, ha puesto la lucha contra el cambio climático en el centro de su mandato, que expira en 2023.

Pero esta políglota que domina cinco idiomas –finlandés, estonio, inglés, francés y ruso– tiene en la lectura su mayor pasión. Desde hace años, comenta en su web los libros que va leyendo, entre tres y cinco al mes, aunque al comienzo de su mandato anunció a sus fans que sus recomendaciones serían menos frecuentes, debido a sus nuevas obligaciones.

Pedro Sánchez
El redactor recomienda