Así vive hoy Spencer Elden, el niño de la portada del 'Nevermind' de Nirvana
  1. Celebrities
Ahora tiene 30 años

Así vive hoy Spencer Elden, el niño de la portada del 'Nevermind' de Nirvana

Tras conocerse que ha denunciado a la banda por pornografía infantil, analizamos cómo es en la actualidad la vida de Spencer Elder, el 'niño de Nirvana'

Foto: Kurt Cobain, cantante de Nirvana, en una imagen de archivo. (Reuters)
Kurt Cobain, cantante de Nirvana, en una imagen de archivo. (Reuters)

La portada del disco de Nirvana en la que aparece un bebé flotando a la caza de un billete de un dólar es una de las más recordadas y míticas, no solo de la banda, también de la historia de la música. Ahora se escribe una nueva página en su historia, puesto que Spencer Elden ha denunciado a la banda del desaparecido Kurt Cobain por pornografía infantil.

Puede que su nombre no sea demasiado familiar, pero él es el niño de cuatro meses que protagoniza esta imagen, portada del disco ‘Nevermind’, editado en 1991. La denuncia asegura que “los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”. Asimismo, su abogada ha explicado que el joven ha tenido que recibir tratamiento psicológico durante años.

En su denuncia no solo aparecen señalados los dos miembros de la banda que siguen vivos, Dave Grohl y Krist Novoselic, también Courtney Love, como heredera del patrimonio de Cobain; Kirk Weddle, el fotógrafo responsable de la instantánea, e incluso a Chad Channing, batería de la banda en los primeros años, pero que abandonó la formación un año antes de que el señalado disco viera la luz.

Esta decisión por parte del joven, que ahora tiene 30 años, ha sido recibida con gran sorpresa por parte de los seguidores de la banda, sobre todo porque, a lo largo de los años, Spencer ha concedido varias entrevistas hablando sobre lo que supuso para él aparecer en esa imagen, y también se ha prestado en varias ocasiones para recrear la mítica imagen, tanto en su adolescencia como en su edad adulta, eso sí, con un bañador.

placeholder Imagen de archivo de una exposición sobre Kurt Cobain en Milán. (EFE)
Imagen de archivo de una exposición sobre Kurt Cobain en Milán. (EFE)

A pesar de ello, nunca ha ocultado su incomodidad ante el hecho de que todo el mundo le haya visto desnudo; en algunas entrevistas ha confesado que no es algo que suela contar a sus amistades nada más conocerlas y, aunque en la imagen es apenas un bebé, sí que le han reconocido, imaginamos que más por el seguimiento que se le ha hecho a lo largo de la historia, coincidiendo con el aniversario del disco que por la fotografía de la portada en sí misma.

Lo cierto es que poco se sabe sobre la vida del joven que se convirtió en un icono sin pretenderlo, una instantánea que tardaron apenas unos segundos en tomar y por la que sus padres recibieron unos 200 dólares. Spencer estudió arte y diseño en el Art Center de Pasadena (California) y se ha señalado que durante un tiempo experimentó con la música y también probó suerte como artista callejero.

Es el mundo de la pintura el que parece haberle seducido por completo, tal y como recoge la revista ‘Time’ en 2016, cuando el joven estuvo aprendiendo junto al artista Shepard Fairey (en la imagen superior, una de las creaciones de Fairey). Ahora promociona sus obras de arte (que están a la venta) en sus redes sociales. No es muy activo en su página de Facebook, salvo para anunciar sus trabajos, y lo cierto es que su cuenta de Instagram es privada. Viendo los mensajes que los fans de la banda indie le están dejando en aquellas plataformas a las que sí tienen acceso, parece un movimiento bastante inteligente.

Spencer siempre ha mostrado una mezcla de amor-odio por la banda a causa de esta portada, sobre todo porque el resto de implicados han seguido ganando dinero con el paso de los años y su familia no recibió nada más. De hecho en alguna ocasión ha asegurado intentar ponerse en contacto con los miembros de la banda sin llegar a ser posible para ver si querían formar parte de su arte. “¿Por qué sigo en su portada si no soy tan importante?”, se preguntaba durante una entrevista para ‘GQ Australia’ hace años.

placeholder Parte de la banda en 2014. (Reuters)
Parte de la banda en 2014. (Reuters)

En ese mismo reportaje confesaba que esa portada todavía tenía repercusión en su día a día, porque mucha gente se acercaba a él pensando que seguía ganando dinero por esta imagen y, al descubrir que no era cierto, se alejaban.

La indiferencia por parte de la banda le hizo replantearse muchas cosas y, si hasta la fecha había pensado que no podía hacer nada por evitarlo, tras este suceso comenzó a pensar diferente. Nunca ha ocultado que para él no ha sido fácil aceptar que todo el mundo ha podido verle desnudo, algo que en ocasiones ha sentido como una forma de “quitarme parte de mis derechos humanos”. De hecho, esta no es la primera vez que busca una compensación, ya lo intentó con Geffen Records hace años, pero sin éxito.

Pornografía infantil Música
El redactor recomienda