Los secretos de Jennifer Aniston para ser feliz: cuerpo, mente y vino
  1. Celebrities
En su mejor momento

Los secretos de Jennifer Aniston para ser feliz: cuerpo, mente y vino

La felicidad está en los pequeños momentos, por lo menos es así para la estrella de 'Friends', que ha encontrado la forma de ser feliz gracias a los detalles

Foto: Jennifer Aniston, en los Globos de Oro de 2020. (Cordon Press)
Jennifer Aniston, en los Globos de Oro de 2020. (Cordon Press)

Al pensar en ella es imposible no recordar su sonrisa, porque Jennifer Aniston es una de esas mujeres que siempre parece estar sonriendo. Una imagen que no es fruto de la casualidad, ya que la protagonista de 'Friends' ha revelado en muchas ocasiones cómo ha aprendido a disfrutar de las cosas buenas y no dejar que las menos positivas se apoderen de todo.

Se ha enfrentado a los continuos rumores sobre su vida personal, sus posibles -aunque falsos- embarazos y los supuestos amores que han resultado no serlo. Ni ha vuelto con Brad Pitt ni comenzó una relación con David Schwimmer tras el reencuentro con sus compañeros de serie. El interés sobre su vida no parece que vaya a desaparecer, pero el tiempo parece haber calmado las cosas y ahora Jen se enfrenta de otra forma a la vida.

placeholder Jennifer Aniston, llegando a una entrega de premios en enero de 2020. (Reuters)
Jennifer Aniston, llegando a una entrega de premios en enero de 2020. (Reuters)

Ha aprendido a ser feliz y, aunque ha sido gracias a todo un cúmulo de cosas, parece que hay algunas que pesan más que otras. Centrarse en las cosas pequeñas, en esas que nos producen momentos de felicidad pequeños, pero valiosos, parece ser la clave para la actriz, que ahora triunfa en ‘The Morning Show’ junto a Reese Witherspoon.

“Estoy en un lugar realmente tranquilo. Tengo un trabajo que amo, tengo personas en mi vida que lo son todo para mí y tengo perros hermosos. Soy un ser humano muy afortunado y bendecido”, confesaba la actriz este verano durante una entrevista para la revista ‘People’ en la que confesaba que parte de la felicidad de la que disfruta se la debe a su entorno.

Ella ha roto lazos con determinadas personas a causa de la pandemia y la negativa de cierta gente a vacunarse, pero parece que se ha quedado con los más importantes. Pasar tiempo con quienes más la quieren y con los que mejor se siente es para ella una forma de recuperar la energía, así como disfrutar de sus mascotas, a quienes en más de una ocasión ha demostrado querer como a su propia familia.

Compartir tiempo de calidad con sus perros es para ella una forma de terapia, aunque eso no quiere decir que renuncie a la terapia verdadera, porque también se ha puesto en manos de profesionales en varias ocasiones. “La autoconciencia es clave. Realmente he obtenido mucho de la terapia. Hay muchas cosas increíbles que te llegan por ser una persona pública, pero también hay muchas cosas difíciles”, explicaba.

El ejercicio es también clave para ella y por eso intenta mantenerse activa, acudiendo al gimnasio o realizando actividades físicas en casa. Así, la intérprete confesó para la revista estadounidense ‘InStyle’ que tras una lesión tuvo que optar solo por hacer pilates durante un tiempo. Una decisión tras la que, aunque le apasionaba, echaba de menos esos ejercicios más intensos que exigen un mayor esfuerzo.

Por suerte, pudo regresar a su rutina deportiva habitual, en la que combina diferentes modalidades deportivas con una favorita entre todas ellas. “Estoy volviendo a mi estilo 15-15-15, que consiste en 15 minutos de spinning, elíptica y correr”, explicaba sobre sus rutinas de entrenamiento preferidas para estar en forma a los 52 años.

Además de trabajar su cuerpo, la actriz también entrena la mente. Para ella la meditación parece ser también clave en su búsqueda de la felicidad, medita a diario para sentirse en paz. Una práctica con multitud de beneficios para la salud física y mental, que no cesa de sumar adeptos ante sus virtudes para ayudarnos a vivir más en calma, aprender a gestionar el estrés o las tensiones.

Medito todos los días y me siento en silencio, escribiendo. Eso es suficiente… Cualquier tipo de práctica de yoga es mi meditación”, revelaba para ‘People’, compartiendo también cuál es su momento preferido del día, el atardecer. “Ojalá pudiéramos congelar el tiempo en esa hora mágica porque hay mucho por asimilar; la apreciación del día y lo que está sucediendo”.

Aniston cuida su cuerpo y su mente a partes iguales, pero también parece tener claro que otra de las muchas cosas que consigue hacerla feliz es darse un capricho de vez en cuando. Por eso no es raro que se tome una copa de vino, un antojo que la hace muy feliz. Así, la actriz se permite ese vasito de capricho al día o una bebida espirituosa extra, pero tiene claro que a lo que siempre dirá que no es a los cócteles exóticos.

“Mira, como muy bien y hago ejercicio, pero también como lo que quiero. No me vas a quitar el café, los lácteos ni la copa de vino porque me sentiría devastada”, reveló la actriz al mismo medio sobre el estilo de vida que lleva en la cocina.

Así, el tiempo y los esfuerzos de Jennifer Aniston han conseguido que la actriz esté en el lugar en el que quiere estar. Disfruta de una carrera de éxito, de amigos verdaderos, de una vida independiente en la que se siente plena.

El redactor recomienda