Maggie Smith: de Hogwarts a Downton Abbey con dos Oscar bajo el brazo
  1. Celebrities
Dama de la interpretación

Maggie Smith: de Hogwarts a Downton Abbey con dos Oscar bajo el brazo

A sus 86 años, la actriz acumula casi siete décadas de una carrera profesional donde siempre la recordaremos como la profesora McGonagall de 'Harry Potter'

Foto: Maggie Smith en una imagen de archivo. (Getty/John Phillips)
Maggie Smith en una imagen de archivo. (Getty/John Phillips)

Las generaciones más jóvenes la conocen por sus papeles de Minerva McGonagall en la inmensamente popular saga de películas basadas en el personaje de Harry Potter y de la sarcástica condesa Violet Crawley en el drama histórico 'Donwton Abbey'. Pero los 69 años de trayectoria de Maggie Smith están plagados de éxitos en el cine, el teatro y la televisión. Aunque algunos puedan pensar que su mayor mérito fue ayudar a un joven actor a lograr el papel de su vida...

A punto de cumplir 87 años, que marcarán siete décadas desde que debutara a los 17 años en el teatro, la carrera de esta Dama –nombrada así en 1990 por la reina Isabel II por su contribución a las artes interpretativas– ha sido paralela a prácticamente su vida entera. Nacida en una localidad cercana a Londres de un padre patólogo y una madre secretaria, se mudó a Oxford a los cuatro años junto a ellos y a sus dos hermanos mellizos, Alistair e Ian.

placeholder Maggie Smith en uno de sus primeros papeles en televisión. (BBC)
Maggie Smith en uno de sus primeros papeles en televisión. (BBC)

Allí pasó directamente del instituto de Oxford para chicas, que ha confesado que no le gustaba demasiado, a la Oxford Playhouse School of Theatre, y desde el principio fue objeto de entusiastas críticas. "La señorita Smith es una llama andante y parlante", escribió sobre ella el prestigioso periodista Bernard Levin. "Juro que nunca pone el pie en el suelo en todo momento, sino que flota un metro por encima del escenario".

Tras una brillante y premiada carrera en el teatro, debutaría en 1955 en televisión con una serie de la BBC. Al año siguiente saltaba a la gran pantalla y dos años después ya recibía su primera nominación a los BAFTA. En 1969 su papel de una carismática maestra de escuela escocesa en 'Los mejores años de Miss Brodie' le hizo ganar su primer Oscar a mejor actriz. Un honor que repetiría justo una década más tarde, logrando la estatuilla dorada, esta vez en la categoría de mejor actriz de reparto, por su interpretación de la excéntrica Diana Barrie en 'California Suite'.

placeholder Daniel Radcliffe junto a Maggie Smith. (Warner Bros.)
Daniel Radcliffe junto a Maggie Smith. (Warner Bros.)

Pero uno de los papeles que más fama le ha dado, al menos entre los más jóvenes que desconocen el grueso de su carrera, es el de la profesora Minerva McGonagall en la saga de películas del joven mago Harry Potter que creara J. K. Rowling y de cuya primera película se cumplen ahora veinte años. Más allá de interpretar con maestría a uno de los personajes favoritos de los fans, Maggie Smith tuvo un papel fundamental en que Daniel Radcliffe terminara encarnando el papel principal de la franquicia.

Cuando el actor inglés fue entrevistado en el programa de Stephen Colbert el pasado mes de agosto, explicó cómo la veterana actriz le ayudó a conseguir el papel de su vida. "Conocí a Maggie Smith por primera vez cuando tenía 9 años", dijo Radcliffe.

Foto: Daniel Radcliffe en 'Harry Potter y las reliquias de la muerte'.

"Hice con ella una serie antes de 'Harry Potter' llamada 'David Copperfield', una adaptación de la BBC. Maggie fue la persona que me recomendó para el personaje de Harry Potter. Así que ella es la razón por la que acabé haciéndolo. Yo no sabía quién era. Mis padres estaban en plan, 'oh Dios mío, estás trabajando con Maggie Smith, eso es genial'. Pero yo no tenía ni idea de sobre quién estaban hablando".

Tras la enorme popularidad que le granjearon las ocho películas, la actriz saboreó de nuevo la fama esta vez en televisión tras su brillante papel en la serie británica 'Downton Abbey', un drama de época centrado en los Crawley, una familia aristocrática, y sus sirvientes. Por su interpretación de Violet, condesa viuda de Grantham, ganó tres Emmys (2011, 2012 y 2016). En 2019 volvió a interpretar el papel para un largometraje en el que nos reencontrábamos con los Crawley mientras se preparaban para una visita real.

Curiosamente, ese mismo año la intérprete saltaba a los titulares por una entrevista con 'The Guardian' en la que aparentemente menospreciaba ambos papeles. "Estoy profundamente agradecida por el trabajo en 'Harry Potter' y, de hecho, en 'Downton Abbey', pero no fueron lo que se dice satisfactorios. No sentí realmente que estuviera actuando en ellos".

Discreta en lo tocante a su vida personal, la actriz estuvo casada en dos ocasiones. La primera, con Robert Stephens, padre de sus dos hijos, que han seguido sus pasos en la interpretación. Su matrimonio tan solo duró siete años y en 1975, poco después de divorciarse, se volvía a casar con el dramaturgo Beverly Cross, que falleció en marzo de 1998.

placeholder La actriz junto a su marido Robert Stephens. (Hulton Archive/Getty)
La actriz junto a su marido Robert Stephens. (Hulton Archive/Getty)

Maggie Smith ha debido enfrentarse además en dos ocasiones a enfermedades graves. La primera fue cuando en 1988 fue diagnosticada con el síndrome de Graves-Basedow y estuvo doce meses aislada, debiendo recibir tratamiento de radioterapia y cirugía en los ojos. En 2008 le fue diagnosticado un cáncer de mama después de que descubriera un bulto en su pecho. En 2009 hablaba abiertamente de esta enfermedad, a la que derrotó sin dejar de trabajar. "No tenía pelo. No tuve ningún problema para ponerme la peluca. Parecía un huevo cocido", dijo a 'The times' añadiendo que la quimioterapia la hizo sentir "horriblemente enferma. Me agarraba a las barandillas, pensando 'no puedo hacer esto'".

Encaminándose a su novena década de vida, no parece dispuesta aún a jubilarse, pero como reconocía hace unos años en una conversación con Judi Dench en el teatro Tricycle de Londres, está convencida de que no habría triunfado en la industria del entretenimiento si hubiera empezado su carrera hoy. "Creo que las jóvenes actrices de ahora son muy valientes. Parece que tienen que desnudarse a cada segundo. No puedo imaginar cómo se las arreglan hoy en día, realmente no lo sé. Se les exige que hagan las cosas más extraordinarias".

Actores y actrices
El redactor recomienda