Es noticia
Menú
Carrie Johnson, la anfitriona del 'partygate' y primera dama ecologista del Reino Unido
  1. Celebrities
MULTAS A BORIS JOHNSON

Carrie Johnson, la anfitriona del 'partygate' y primera dama ecologista del Reino Unido

Mientras la multa por las fiestas en Downing Street cae sobre Boris Johnson, conocemos más a fondo a su esposa y madre de dos de sus siete hijos

Foto: Boris y Carrie Johnson, en una imagen de archivo. (Getty/Rob Pinney)
Boris y Carrie Johnson, en una imagen de archivo. (Getty/Rob Pinney)

Las fiestas celebradas en la residencia del primer ministro británico en plena pandemia van a suponer una multa para el primer ministro inglés, Boris Johnson. Aunque el controvertido político ha negado en numerosas ocasiones haber participado en las calificadas como 'partygate', parece que van a pasarle factura, además de a nivel político, a nivel económico. La presión a la que está siendo sometido no ha provocado su dimisión.

Tras esta noticia vamos a fijarnos en su apoyo más fiel, la mujer que le ha acompañado durante los últimos años en los buenos y en los malos momentos: Carrie Johnson.

Dicen de ella que es fan de la comedia 'Fleabag' y que se ha reunido con el cantante de la banda Muse, Matt Bellamy, en la terraza del Parlamento, pero ¿qué más sabemos sobre ella? Nacida Carrie Symonds el día de san Patricio de 1988 en Londres, es hija de la relación extramatrimonial de uno de los fundadores del periódico 'Independent', Matthew Symonds, y de la abogada Josephine McAffee. Curiosamente, su padre también fue fruto de una aventura y se rumorea que su madre, Anne, era hija ilegítima de un antiguo primer ministro inglés.

placeholder Carrie es una gran amante de los animales. (Getty/Dan Kitwood)
Carrie es una gran amante de los animales. (Getty/Dan Kitwood)

Carrie es, de momento, la equivalente en el Reino Unido al tradicional puesto de primera dama en los Estados Unidos, tras casarse con Boris Johnson en mayo de 2021. El conservador, de 57 años, es el tercer primer ministro divorciado desde 1721. Ella, por su parte, es la pareja más joven de un ocupante del nº 10 de Downing Street en 173 años.

Criada por su madre, Carrie creció en una zona lujosa del suroeste de Londres llamada East Sheen, donde asistió a una prestigiosa escuela privada. Más adelante estudió teatro y arte en la Universidad de Warwick, en Coventry. Durante esos años incluso hizo una prueba para la película 'Expiación', protagonizada por Keira Knightley en un intento frustrado de convertirse en actriz profesional.

placeholder Carrie Johnson, durante una conferencia sobre ecologismo. (Getty)
Carrie Johnson, durante una conferencia sobre ecologismo. (Getty)

Una de las mayores pasiones de Carrie son los animales y lleva mucho tiempo apoyando causas relacionadas con el medioambiente y la conservación de especies en peligro de extinción. Uno de los temas en los que ha trabajado es la prohibición del comercio de marfil en el Reino Unido y también ha tratado de impedir que se use a los monos como recolectores de cocos.

Se unió al Partido Conservador como jefa de prensa en 2010 y dos años después trabajó en la exitosa campaña de Boris Johnson para ser reelegido alcalde de Londres. Corría el año 2019 cuando se la vio por primera vez en público junto a Boris, un hecho que levantó no pocas suspicacias dado que entonces él estaba casado y la prensa calificó de inmediato a Carrie como "la otra mujer". También la diferencia de edad entre ambos fue muy criticada. Después de que él protagonizara un polémico divorcio y se fuera a vivir con ella, Carrie pasó a desempeñar un papel muy público como pareja del primer ministro.

En febrero de 2020, los Johnson anunciaron que estaban comprometidos y que esperaban un bebé. Su hijo, Wilfred Lawrie Nicholas, fue bautizado como un homenaje a los abuelos paternos y maternos, así como a los dos médicos que trataron al primer ministro cuando estuvo hospitalizado por el coronavirus.

placeholder Una imagen de la boda de los Johnson. (Getty/Rebecca Fulton)
Una imagen de la boda de los Johnson. (Getty/Rebecca Fulton)

La pareja se casó en la catedral de Westminster el 29 de mayo de 2021, lo que convirtió a Johnson en el primer mandatario que contraía matrimonio durante su mandato en casi dos siglos. No se anunció ninguna fecha para su boda y la noticia surgió poco después de que se celebrara la ceremonia, antes de ser confirmada por Downing Street al día siguiente.

Su segunda hija nacía el pasado mes de diciembre y decidieron llamarla Romy Iris Charlotte. Romy, diminutivo de Rosemary, es en homenaje a una tía de Carrie. Iris hace referencia a arcoíris y también tiene un significado especial relacionado con un aborto natural que sufrió la esposa de Boris Johnson a principios del año pasado. Finalmente, Charlotte para recordar a la madre del político, que murió en septiembre de 2021.

placeholder Los Johnson, cuando se mudaron a Downing Street. (Getty)
Los Johnson, cuando se mudaron a Downing Street. (Getty)

En los dos años que lleva siendo primera dama, Carrie Johnson ha debido enfrentarse a varios escándalos como el de las obras en el nº 10 de Downing Street, cuando pretendían financiar los cambios en su residencia oficial pidiendo donaciones y creando una organización benéfica. "Ella está comprando papel para las paredes de oro. Cuesta decenas y decenas de miles... No puedo permitírmelo", fue la frase que el político dijo entonces a su equipo.

El estilo de Carrie también ha sido seguido al milímetro por la prensa durante estos años, que ha destacado no solo su elegancia y modernidad, sino cómo ha sido capaz de actualizar el estilo sobrio y anticuado que lucía el primer ministro. Como las royals inglesas, ella también suele agotar cualquier prenda que luce y hasta la hemos visto brillar con la marca fetiche de Lady Di y de Kate Middleton.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Las fiestas celebradas en la residencia del primer ministro británico en plena pandemia van a suponer una multa para el primer ministro inglés, Boris Johnson. Aunque el controvertido político ha negado en numerosas ocasiones haber participado en las calificadas como 'partygate', parece que van a pasarle factura, además de a nivel político, a nivel económico. La presión a la que está siendo sometido no ha provocado su dimisión.

Inglaterra
El redactor recomienda