Logo El Confidencial
RESTAURANTE

La moda del 'afterwork', en Guts Fussion

Tomar una copa y picar algo con los compañeros de trabajo al finalizar la jornada casi se han convertido en una religión. Desconectar y olvidar por

Foto: La moda del 'afterwork', en Guts Fussion
La moda del 'afterwork', en Guts Fussion
Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Tomar una copa y picar algo con los compañeros de trabajo al finalizar la jornada casi se han convertido en una religión. Desconectar y olvidar por un momento los asuntos laborales al final del día es un placer aún más intenso si se acompaña de un bocado delicioso en un local informal y agradable. Es lo que se ha venido a llamar la moda del afterwork. Guts Fussion representa esa idea de restaurante-bar con horario ininterrumpido, un concepto muy conocido ya dentro del mundo de la restauración que basa en la versatilidad la clave de su éxito. Dos en uno en el mismo local, o lo que es lo mismo, up&down.

    En pleno centro empresarial de la capital, Guts Fussion estrena nueva imagen gracias a la redecoración de su planta down. Aunque se haya conservado la antigua barra del Pub Moore’s - para tranquilidad de los apasionados de las cervezas de importación- la estética ha dado un giro para asemejarse a la planta up y crear un ambiente general más en consonancia en el que prevalecen las líneas sencillas y la estética funcional. Mientras que la estancia inferior está concebida como pub, en la superior se sitúa el restaurante con capacidad para 45 comensales, en el que se puede disfrutar de un almuerzo o una velada más especial en su reservado para 15 personas.

    La gran virtud de este tipo de locales es la flexibilidad de horario. Guts Fussion abre sus puertas de 10.30 de la mañana a 2.00 de la madrugada (2.30 los viernes y sábados) ofreciendo la posibilidad de comer o tomar algo ligero a cualquier hora del día. Otro de los reclamos es la cocina de Óscar Antón, que ha elaborado una carta basada en la revisión de platos tradicionales bajo la mirada consejera del jefe de cocina del asturiano Los Tres Caracoles, Álex Sampedro. Sus raíces asturianas se reflejan en las raciones y en el respeto a los platos de la dieta popular.

    Uno de los platos más ovacionados por su sabor y presencia es el pulpo a la parrilla con puré de pimentón, una delicia que nada tiene que envidiar a otros manjares como la paletilla de cochinillo confitada con jugo ligado de piña o la tempura de verduras y langostinos con salsa de soja y miel. Las ensaladas incluyen ingredientes tan originales como la presa ibérica y vienen aderezadas con sabrosas vinagretas. Los precios variarán en función del tamaño de la ración (miniatura o degustación), siendo el precio medio de un almuerzo de 35-40 € por persona.

    Para picar, los indecisos lo tendrán complicado para decidirse entre todas las posibilidades que ofrece la carta de tostas y tapas. Jamón ibérico y foie, solomillo de buey con queso brie, anchoas de Santoña en aceite de oliva o foie micuit con caramelo de Sidra y Oporto son algunas de las especialidades dignas de los paladares más refinados.

    Además de una buena -aunque no muy amplia- selección de vinos, y un buen repertorio de cervezas nacionales y de importación, Guts va más allá ofreciendo como elemento innovador una carta de aguas con quince referencias procedentes de los mejores manantiales. Y como muestra final de la originalidad y creatividad, este local se convierte también en un centro de apoyo al arte abriendo sus puertas a los artistas emergentes y exponiendo sus obras de forma periódica. Copas, restaurante y buen ambiente ‘arriba y abajo’.

    Guts Fussion

    Dirección:
    c/ Gutiérrez Solana, 6. Madrid
    Teléfono: 91 561 56 68
    www.guts.es
    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios