Logo El Confidencial
RESTAURANTE

El otoño nos vuelve a regalar la trufa, el oro blanco de la naturaleza

La naturaleza nos regala siempre en esta época del año una de sus joyas más preciadas. Directamente desde Alba de Piamonte, en Italia, la trufa blanca

Foto: El otoño nos vuelve a regalar la trufa, el oro blanco de la naturaleza
El otoño nos vuelve a regalar la trufa, el oro blanco de la naturaleza
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    La naturaleza nos regala siempre en esta época del año una de sus joyas más preciadas. Directamente desde Alba de Piamonte, en Italia, la trufa blanca aterriza en nuestros platos convirtiéndose en la estrella indiscutible de los otoños más sibaritas. A pesar de que se conocen una treintena de especies diferentes de trufas en Europa, solo unas cuantas son comestibles, de ahí su reputación y veneración. Aunque en España y Francia la más apreciada es la trufa negra, muchos de los grandes críticos culinarios coinciden en describir la trufa blanca como “lo más exquisito de la gastronomía”. Su limitada época de crecimiento, su concreta localización y su imposibilidad de cultivo hacen de ella un producto aún más extraordinario y admirable.

    La “Noche Blanca” de Boccondivino acerca a nuestro paladar este capricho otoñal a través de unos platos ideados expresamente para potenciar sus propiedades. Ignazio Deias, todo un embajador de los productos italianos en España, es el artífice de estas jornadas, en las que, de martes a jueves, en las comidas y en las cenas, las recetas con trufa blanca gozan de un 20% de descuento. Uova al tegamino –huevos fritos–, tagliolini, risotto o pane frattau son algunos de los elegidos para compartir mesa con este tesoro natural.

    Al conservarse solo durante unos días, la trufa blanca debe degustarse en su momento óptimo, por eso Boccondivino aprovecha esta época del año para extraer lo mejor de este efímero producto: su intensísimo aroma y su inconfundible sabor. Y para disfrutar de ella en toda su plenitud, Deias propone combinarla con pasta, arroz o huevo, productos que potencian todas las sensaciones que aporta cada ingrediente. 

    Así Boccondivino se convierte en parada obligatoria para los clientes más sibaritas. Con capacidad para 40 comensales, este templo de la tradición italiana es uno de los pocos restaurantes de la capital que ofrece trufa blanca proveniente de la zona de Alba, una de las mejor consideradas del Piamonte, como muestra su Certificado de Garantía. Las especialidades transalpinas que han conquistado hasta ahora a los comensales adquieren un nivel de distinción aún mayor gracias al toque de estas célebres ‘virutas’ naturales.

    BOCCONDIVINO
    Dirección: c/ Castelló 81. Madrid.
    Teléfono: 91 575 79 47
    Horario: de 13.30 a 16.00 y de 20.30 a 23.30 horas (viernes y sábados hasta las 00.30). Cierra domingos noche y lunes.

    Estilo
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios