Cannes, Capri y Saint Tropez: los años 60 llegan a la ropa de baño en Cibeles
  1. Estilo
MODA

Cannes, Capri y Saint Tropez: los años 60 llegan a la ropa de baño en Cibeles

El verano más dulce y contradictorio  llegó ayer a la pasarela Cibeles con las propuestas románticas y futuristas en ropa de baño de diseñadoras ya consolidadas

El verano más dulce y contradictorio  llegó ayer a la pasarela Cibeles con las propuestas románticas y futuristas en ropa de baño de diseñadoras ya consolidadas como Montse Bassons, Dolores Cortés, Guillermina Baeza o la incursión en los biquinis de Juana Martín, que llevó los flecos y los volantes a su colección estival.

Con el fin de dar mayor fuerza a la mujer en tiempos de crisis, Monstse Bassons jugó con la diversidad de los tejidos y los estampados felinos, salvajes y étnicos hasta convertir sus propuestas es guerreros biquinis, triquinis y bañadores en negro y cobre.

Lepidóptera ha denominado su última colección la cordobesa Juana Martín, inspirada en el Capri de principios de los 60, y en la que se aleja definitivamente de la marca de la casa: los volantes, con una línea de baño en rosas y violetas de cinturas bien marcadas y vestidos de grandes volúmenes.

La diseñadora utiliza la seda natural con estampaciones de mariposas para blusas, vestidos y monos, y los tejidos tecnológicos para vestidos que adorna con aros, pailletes, grandes lazos y flores.

La colección de baño de Dolores Cortés une el pasado con el futuro, lo tribal con lo tecnológico, con biquinis, triquinis y bañadores llenos de estampaciones tratadas digitalmente en las que se mezclan máscaras africanas con colores espaciales.

La empresaria y creadora indicó que el treinta por ciento de la colección que hoy se ha visto en pasarela se comercializará, y resaltó de la misma el contraste entre los tejidos lisos con el colorido de los estampados.

Guillermina Baeza se inspira en el Cannes de los 60 en Chercher la femme, una colección que recupera el espíritu del baño francés de la época con el blanco y negro como colores principales con toques de morado, verde y coral.

Los cuadros, los volantes y las puntillas dan forma a biquinis, bañadores y culottes en algodón, lycra, popelín y la organza, en una colección que, según su diseñadora, "huye de los triángulos" para los biquinis y apuesta por el aro tipo balconé y el palabra de honor, y que destierra una prenda de que la firma fue precursora: el triquini.

A Toton Comella, de TCN, su próxima colección primavera-verano la ha vuelto a trasladar al Saint Tropez de Brigitte Bardot, en el que pasaba sus vacaciones de verano, con una línea de ropa en la que se entremezclan los sesenta y los setenta.

Así lo atestiguan sus ingenuos vestidos de viscosa estampada, sus escotadas camisas, sus shorts retro y tops bandeau y sus faldas trapecio, mientras el protagonismo de la noche queda para el mono, en seda o estampado liberty.

En esa vuelta a los sesenta, la diseñadora otorga una importancia principal al baño, con bañadores retro en seda y algodón y lycra para los "miniquinis", en los que, siguiendo la tónica general, introduce los estampados vichy.

Para conmemorar los 25 años de TCN, la creadora utiliza los drapeados en gris acero y los algodones bordados, así como mucho escote palabra de honor en sus prendas, en algunas de la cuales utiliza los estampados florales.

 

Cibeles Martin Heidegger Joaquín Cortés