Logo El Confidencial
ESTILO

Dinero, cigarrillos... Los perfumistas buscan la fórmula del éxito en nuevos aromas

¿A qué huele el éxito? Puede que esta sea la pregunta que, a partir de ahora, tengan que hacerse los maestros perfumistas a la hora de

Foto: Dinero, cigarrillos... Los perfumistas buscan la fórmula del éxito en nuevos aromas
Dinero, cigarrillos... Los perfumistas buscan la fórmula del éxito en nuevos aromas
¿A qué huele el éxito? Puede que esta sea la pregunta que, a partir de ahora, tengan que hacerse los maestros perfumistas a la hora de crear nuevas fragancias. Y es que competir por uno de los primeros puestos en el mundo de los aromas es aún más difícil desde que las firmas se afanan en encontrar ese olor mágico que, además de agradar, consiga hacernos disfrutar con los cinco sentidos. Algunos, incluso, aseguran una verdadera experiencia...
Según un reciente estudio japonés, el olor del dinero hace que los empleados sean más eficientes y motiva, por lo tanto, que estos tengan éxito en el trabajo. Lo que para muchos puede parecer ridículo, para otros, como es el caso de Patrick McCarthy, sirve de inspiración. Este fabricante de perfumes acaba de hacer realidad el sueño de los más materialistas: oler a dinero en efectivo. Así, el nuevo perfume con aroma a cash se encuentra actualmente a la venta bajo el sugerente nombre de Money (His o Her, según sea para él o para ella) por el módico precio de £ 20, o lo que es lo mismo, 30 euros. Su envase tampoco deja a nadie indiferente: el frasco de colonia viene empaquetado sobre una cama de billetes triturados.
El secreto, según McCarthy, para capturar el dulce olor del dinero, está en una mezcla de fragancias compuesta por
pomelo rosa, mandarina, fruta de la pasión, fresa, flor de boda hawaiana y melón, que armonizan a la perfección y dan lugar a este peculiar aroma. Su ‘dinero’ es pues una fusión de la brisa fresca del mar, con brillantes notas cítricas unidas por el romero y el aroma de la hierba y la madera más noble. Dinero líquido al instante.
Prohibido fumar... pero no oler
En 2011, fumar en lugares públicos queda totalmente prohibido en toda España. Una difícil decisión que cuenta, desde el primer día, con tantos seguidores como detractores. Parece buen momento para abandonar esta mala costumbre. Así que, para ayudar a los que echarán de menos llevarse un pitillo a la boca, la firma de perfumes franceses Etat Libre d´Orange lanza al mercado su fragancia Jasmin et Cigarette.
Es la época de los estudios Harcourt. Greta Garbo y Marlene Dietrich atraen a los hombres sobre un fondo blanco y negro, cigarrillo en mano y destellos hollywoodienses en el fondo de sus ojos. Jasmin et Cigarrette (Jazmín y Cigarrillo), es también el olor de la piel de este tipo de mujer, ligeramente ‘ajazminada’, que expone su frescura con la opaca seducción de la noche. Ambientes llenos de humo... Es el recuerdo de un deseo, la huella indeleble que ella deja sobre un vestido y en la memoria del hombre que la ha amado. Es la elegancia al estilo Gainsbourg, la mujer de los años 80, fumadora de Gitanes, que reivindica su erotismo como otras se ponen unos vaqueros, con una naturalidad confusa.
La transparencia dentro de la sofisticación, una sugerencia de jazmín mezclada con el olor, hasta ahora olvidado en perfumería, del cigarrillo. Nos encontramos en el claro-oscuro, lo prohibido, la adicción. De la mujer nicotina a la mujer heroína, buscando el icono que habita el recuerdo de una pérdida. Jazmín puro, tabaco, heno, albaricoque, haba tonka, cúrcuma, cedro, ámbar, almizcle... La fórmula aromática del vicio.

Enlaces relacionados

- Cómo debe vestir y oler un banquero

- El perfume de Rihanna, no apto para tímidas

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios