Logo El Confidencial
MODA

La noche temática de los Premios Goya: los años 30 desfilan por la alfombra roja del cine español

En Zurbano 3, sede de la Academia de Cine de España en Madrid, el trasiego de actrices y actores es incesante. En la cuarta planta del

En Zurbano 3, sede de la Academia de Cine de España en Madrid, el trasiego de actrices y actores es incesante. En la cuarta planta del edificio se ha instalado un showroom capitaneado por el estilista Vicente Ruiz y sus chicas, Mara, Rosa y Maribel, al que nominados, invitados y entregadores de los Premios Goya acuden para hacerse con el mejor de los estilismos. La razón: todos quieren lucir perfectos sobre la alfombra roja que se desplegará el próximo domingo ante la magnificencia del Teatro Real para acoger la tradicional gala.

Las ofertas para ellos son más limitadas: smoking y traje de Armand Basi o Caramelo y zapatos de Pedro García, con un repunte entre las pajaritas en desventaja de las tradicionales corbatas. Para ellas, en cambio, se abre un abanico de posibilidades infinitas, donde el glamour y la distinción están más cerca de lo terrenal que lo divino. A diferencia de otros años, en los que los creadores integrantes de ACME (Asociación de Creadores de Moda de España) eran las cabezas de cartel, este año hay diseñadores menos conocidos entre el gran público, pero no por ello lejos de la sofisticación y el lujo de un evento como los premios más importantes de la industria cinematográfica española.

Los tinerfeños Marcos Marrero y María Díaz (M&M) han contribuido con los vestidos que han cedido a que la tendencia vintage, con diseños de pedrería, satén, tul y pieles de ángel, se instale también en Madrid. Una colección muy en la línea etérea de los Globos de Oro con el nude como color abanderado y los años 30 y 40 como referencia existencial. Al igual que los diseños en tonos pastel de Beba’s Closet, la exitosa firma de Belén Barbero. Amaya Arzuaga gusta mucho a las jóvenes promesas, como Ana Allen, y la colección de Alta Costura de Pedro del Hierro, donde el bordado es la técnica estrella salvo alguna creación en terciopelo líquido, triunfa entre actrices como Belén Rueda.

Jesús del Pozo, Javier Simorra o Lorenzo Caprile también han mandado una representación de lo que ellos consideran el vestido de la noche. Pero, al igual que M&M ha causado sensación entre las que se han acercado hasta el showroom de la Academia, principalmente entregadoras de los premios, la marca Yolan Cris, especialista en vestidos de novia y costura, ha ideado una noche mágica al son del burlesque de Cher y Christina Aguilera, donde no faltan las maxi pailletes, las plumas o los flecos.

La clase política no ha pasado por el showroom, organizado por Carrera y Carrera y Becara, pero vestirá moda española. Leire Pajín lo hará de Hannibal Laguna, al igual que María Barranco, Carolina Wang y Dafne Fernández, y Ángeles González Sinde ha confiado en esta ocasión en un diseñador que no es Modesto Lomba, que tan sólo vestirá a dos invitadas. Quienes sí han confiado en el buen hacer de Vicente Ruiz han sido Ana Belén, Marisa Paredes, Verónica, Forqué, Ana Machi o Santiago Millán, que hará un cambio de vestuario de persona joven a mayor que sorprenderá a propios y extraños.

Moda made in Spain por regla general, salvo excepciones. Cayetana Guillén Cuervo, Maribel Verdú o Silvia Abascal casi siempre lucen vestidos de diseñadores internacionales, debido a los compromisos que han adquirido sus estilistas con las diferentes marcas. El negro, el azul pavo y eléctrico, los colores maquillaje y el negro amenazan con vestir de exquisitez y elegancia a las estrellas del firmamento español, porque Penélope Cruz, Elsa Pataky o Paz Vega, volcada en su carrera en Los Angeles, son supernovas de otra galaxia.

Noticias relacionadas

- Belen Rueda: "No he tenido oportunidad de felicitar a Javier Bardem"

- Álex de la Iglesia evita coincidir con Ángeles González Sinde

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios