Logo El Confidencial
BELLEZA

Retención de líquidos, adiós a la batalla de cada verano

Si te pesan las piernas, las sientes hinchadas, te duelen y las sandalias oprimen tus pies... seguramente pertenezcas al 80% de mujeres que sufren retención de

Foto: Retención de líquidos, adiós a la batalla de cada verano
Retención de líquidos, adiós a la batalla de cada verano

Si te pesan las piernas, las sientes hinchadas, te duelen y las sandalias oprimen tus pies... seguramente pertenezcas al 80% de mujeres que sufren retención de líquidos. En verano, con el calor, las comidas copiosas y desordenadas o desequilibradas tendemos a retener mayor cantidad de líquidos. También hay otros factores como tratamientos anticonceptivos, síndrome premenstrual, menopausia, sedentarismo… y a consecuencia de ellos se retiene hidrosalina en los tejidos. Podemos llegar al sobrepeso, distensión abdominal, vasodilatación periférica, edemas en pies y tobillos, pesadez en las piernas y trastorno en el ritmo deposicional. Es decir, retener líquidos es algo muy común pero no por ello deja de ser un asunto serio que debamos tratar con la rigurosidad que requiere.

Además de evitar la sal en las comidas, dar paseos por la playa (o la ciudad) y tener un ratito al día los pies en alto, existen tratamientos efectivos como el Drenaje Linfático. En el Centro Medico Estético de Silene Da Rocha se relizan diferentes técnicas. Actrices como Juana Acosta, Candela Peña o Toni Acosta son fans de Silene, una bella brasileña que cuida de muchas mujeres (famosas o no) en este país.
Silene explica a Vanitatis que “el drenaje linfático se encarga de recanalizar el líquido extravasado para volverlo a incluir en el torrente circulatorio y poder ser evacuado. Los pacientes que utilizan con frecuencia el drenaje linfático manual notarán un aumento en el número de micciones diarias. Por supuesto se sentirán menos hinchadas.”
En algunos casos, incluso se pueden tratar puntos intrabucales. En sus inicios, esta técnica se empezó usando para tratar problemas de sinusitis y patologías en las que cursaban con ganglios inflamados. Hoy en día, las aplicaciones del drenaje linfático manual se extienden más a patologías de tipo linfedema. En realidad se puede realizar en cuello, cara, abdomen, brazos, nuca, zona dorsal, zona lumbar, glúteos y piernas.
Este verano, presume de tacones sin sufrir
Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios