Una cena con dirección secreta y contraseña
  1. Estilo
gastronomia

Una cena con dirección secreta y contraseña

Una dirección secreta, una hora y una contraseña que abren la puerta a un mundo apenas inexplorado y a una explosión de misteriosos sabores. Ésta es

placeholder Foto: Una cena con dirección secreta y contraseña
Una cena con dirección secreta y contraseña

Una dirección secreta, una hora y una contraseña que abren la puerta a un mundo apenas inexplorado y a una explosión de misteriosos sabores. Ésta es la distinta y sorprendente alternativa que La Cocina Clandestina propone para los amantes de la gastronomía y de las nuevas experiencias.

 

Esta cocina se pone en funcionamiento una vez al mes en el centro de Madrid para servir una cena a seis personas. La experiencia es como una cita a ciegas: el menú es cerrado y desconocido, así como la compañía ya que solo se permite reservar para un máximo de tres personas, por lo que los otros tres comensales son anónimos.

 

La cena es una fusión de las cocinas peruana y japonesa y está compuesta por un cóctel de bienvenida, aperitivo, entrante, entreplato, plato de fondo, postre, café/té y petit fours, auténticas joyas de la repostería francesa. Todo ello acompañado por una selección de tres vinos escogidos por Andrés González, dueño y sumiller de la tienda Vino & Compañía situado en la Plaza de Olavide. Eso sí, nada es gratis. Hay que pagar una donación para cubrir el coste de los ingredientes, el tiempo y la dedicación en su preparación.

 

Detrás de esta iniciativa están la peruana Anilú y la venezolana Valeria, dos cooking mates que pueden pasarse horas cocinando, su gran pasión. Su idea no era nueva pero crean tendencia en la capital, al igual que Unami-Madrid, uno de los mejores blogs de gastronomía de España cuyo autor es el psicólogo y apasionado de la cocina Íñigo Aguirre.

 

Si quieres enterarte de cuándo y dónde es la siguiente cena clandestina, solohay que estar pendiente de su blog, Twitter y Facebook