MBFW Madrid da el pistoletazo de salida con una edición que apuesta por los nuevos talentos
  1. Estilo
moda

MBFW Madrid da el pistoletazo de salida con una edición que apuesta por los nuevos talentos

Seguimos refiriéndonos a ella como Cibeles, y es que llevamos llamando así a nuestra pasarela desde el año 1986. Sin embargo, en 2012 la bautizamos como

Foto: MBFW Madrid da el pistoletazo de salida con una edición que apuesta por los nuevos talentos
MBFW Madrid da el pistoletazo de salida con una edición que apuesta por los nuevos talentos

Seguimos refiriéndonos a ella como Cibeles, y es que llevamos llamando así a nuestra pasarela desde el año 1986. Sin embargo, en 2012 la bautizamos como Mercedes Benz Fashion Week con la idea de seguir la estela de las grandes pasarelas internacionales. Un patrocinio que aún nos cuesta utilizar pero que ha supuesto un impulso muy significativo para la moda española.

Leonor Pérez Pita, más conocida en el mundillo como Cuca Solana, lleva más de 25 años como directora de Cibeles. Lo sabe todo sobre la pasarela madrileña y es ella la que nos confirma que el naming quizá haya acabado con el romanticismo, pero ha ayudado mucho a la pasarela. "La Fashion Week le cuesta a Ifema tres millones de euros y que los patrocinios cubran un 60% es muy importante. En este sentido hay dos temas a tratar, por un lado el gran apoyo económico y por otro lo que significa ese empuje a lo que está haciendo la feria en pro de nuestra moda", explica Cuca a Vanitatis.

Por otro lado, la directora de la Mercedes Benz Fashion Week también nos cuenta las últimas novedades de la pasarela madrileña, y advierte que habrá muchas sorpresas, además de las obvias, como son el cambio de nombre y una gran cantidad prensa extranjera. "Este año lo más destacable es que hay tres nombres nuevos, jóvenes diseñadores -Rabaneda, Moisés Nieto y Etxeberría- que se incorporan al programa general, y dos de ellos provienen de EGO, lo q prueba que EGO es una buena cantera".

Sin embargo, quizás lo más comentado de esta edición sea la ausencia de grandes nombres como Carlos Díez, Lemoniez o Kina Fernández. Cuca Solana tranquiliza a las masas explicando que ha sido una decisión personal y puntual de cada diseñador, que no quiere decir que ya no vayan a volver a presentar sus colecciones en la MBFW de Madrid. "Lemoniez quería una presentación más pequeña, por eso ha decidido mostrar su colección en un espacio más íntimo como es el Centro Cultural Conde Duque. Y Kina Fernández se encuentra en plena reestructuración pero quiere que contemos con ella en septiembre". DelPozo tampoco desfilará esta vez, ya que ha decidió presentar colección exclusivamente en Nueva York.

"A lo largo de todos estos años muchos diseñadores han ido y venido, es algo habitual, no significa nada". Así es, Andrés Sardá, por ejemplo, es uno de los que regresan a la pasarela madrileña tras su baja de la pasada edición. Así y todo, serán 42 firmas las que muestren a partir de este lunes las nuevas tendencias para el próximo otoño-invierno.

Pero la crisis sigue presente, y la gente habla desde hace unas cuantas ediciones de que también ha llegado a la alta costura. Cuca se muestra optimista al respecto: "La crisis no es solo en España es en toda Europa, y para un diseñador es más fácil que para otros profesionales, pues ellos pueden plantearse esta situación como un reto y jugar con su imaginación, además siempre podrá recurrir a otros tejidos y a otras historias".

Tranquilidad en las tropas. Este año se esperan más compradores de fuera de Europa, y también habrá una amplia cobertura de medios extranjeros. "Lo importante ahora es salir a mercados como China o Indonesia. Más que necesario, que puede sonar demasiado fuerte, podríamos decir que es lo más conveniente para nuestra moda", añade la directora.

MBFW Madrid Banco Madrid