Logo El Confidencial
DIY WEDDING PLANNER

Bohemia, elegante, hipster, clásica: organiza tu boda a tu estilo

Vais a necesitar una escenografía y muchos efectos especiales. Quedaos con la copla. ¿O preferís el swing o una 'flashmob'? Y atención a los detalles

Foto: Hotel Puente Romano de Marbella
Hotel Puente Romano de Marbella

¿Os gusta el arte y sois los más avezados cazatendencias de los alrededores? ¿O el vuestro es el traje de la vieja bohemia, aunque chic más que descolorido? Con vuestra boda llega la hora de ponerse el mundo por montera, no solo un sombrero alado y extravagante, que también. Apostamos por que dibujéis un escenario a vuestra imagen y semejanza. Una isla del tesoro propia con su mapa o aplicación, sobre todo pensando en los invitados.

Para eso necesitaréis una escenografía y muchos efectos especiales. Aquí va el diseño técnico y sobre todo imaginativo de cuatro bodas diferentes, con ayuda de dos wedding planners y una coreógrafa. Porque, al final ( en este caso, también al principio), siempre hay que bailar. Las hemos llamado hipster, clásica, elegante y bohemia. Pero podría ser una mezcla de todas o dos por una como en un súper nupcial. Quedaos con la copla. ¿O preferís el swing o una flashmob? Veamos.

1. BODA HIPSTER

Imaginaos una boda hipster, la más hipster, llena de barbudos y gafapastas, cazatendencias de pro, con deseos culturetas y los espíritus más arty del condado. ¿Será así la vuestranbsp;No podéis celebrar vuestra boda en un sitio cualquiera, porque eso sería demasiado (poco) para vosotros. Habéis de encontrar el lugar insospechado. El the end que os elevará a los altares del hipsterismo. Seguro que ya tenéis echado el ojo a algún lugar alternativo de verdad.

Diseño de Fueron Felices. Foto: Raquel Puras
Diseño de Fueron Felices. Foto: Raquel Puras

EL ESCENARIO: Laura Pérez Mayo, organizadora de eventos de Fueron Felices, ni lo duda: una librería antigua. Podría ser también en un teatro cerrado a cal y canto (hay tantos, por desgracia). Águeda Peña, de Valentinas, propone un lugar en el campo o en el monte, "al que se pueda llegar en transporte público". Su recomendación, el Oh!Telito, un chalet de los años setenta que no te esperas en Cercedilla (Madrid).

LA DECORACIÓN SERÍA... "Algo simple con obras de los amigos artistas, cartelería, retratos de los novios ...", apunta Laura Pérez. Y la wedding planner de Valentinas añade: "Andamios de colores que se convierten en sofás, cervezas en bañeras o barreños, mesas corridas iluminadas por guirnaldas de bombillas de cobre visto, flores silvestres, tulipas de cristal pintado que se convierten en floreros. Descontextualización, lujo descuidado".

PARA ANIMAR: Laura pondría “un concierto folk en el que no falte el ukelele”. Pásate a oír y ver a Ukelele Clan Band. Águeda pincharía "la música que evoca la alegría, el glamour, la ternura y la excentricidad de la belle epoque y los años 20”. La de Desvarietes. Y la coreógrafa y bailarina Sandra López Sánchez, al frente de SLS Dance, que enseña coreografías a los novios para el día Duna flashmob para que el espectáculo salga como de una chistera, sorprendentemente: "La pueden hacer bailarines contratados o un grupo de invitados a los que les enseñamos los pasos a seguir". Y un mensaje, de parte de Valentinas: "Si quieres ser el más moderno de los modernos, contrata a un fotografo que haga cinemagraphs y se proyecten en el momento (hay un programa de Mac que los hace)".

EL DETALLE: una bolsa eco con una frase mítica. Es lo que pondría Laura. Águeda saca a escena la caravana más cool, la Silver Room, que puedes utilizar como zona de descanso, photocall, como un espacio creativo, como cuartos de baño, y puede ser móvil o estática.

2. BODA ELEGANTE

La elegancia es lo vuestro. Sois románticos hasta decir basta. Los hotelazos, las grandes villas, el old Hollywood y la sofisticación están en vuestra cabeza. Audrey Hepburn y su Desayuno con diamantes (en Tiffany's tenía que ser) se empeñan en aparecer. El glamour más chic os vuelve definitivamente locos. Pues a ello. Hay que dejarse envolver.

Diseño de Valentinas. Foto: Dafne & Cloe
Diseño de Valentinas. Foto: Dafne & Cloe

EL ESCENARIO: un jardín botánico con una cúpula acristalada. Así se la imagina Laura Pérez Mayo, de Fueron Felices. Una villa especial en un enclave privilegiado o un hotel de inspiración Costa Azul serán las tablas que te gustará pisar.

LA DECORACIÓN SERÍA... con cientos de velas, muchísimas flores y colores clásicos, para Laura Pérez. Águeda lo adornaría todo con velas hechas en Francia con materias primas naturales para que nadie olvide el perfume de un día así.

PARA ANIMAR: Laura saca a escena a una banda de jazz dixieland. Viajaréis a Nueva Orleans. Sandra López se queda con el tango, "el baile elegante por excelencia". La ventaja:  “No necesitan conocimientos de baile, solo tres o cuatro clases en los que les enseñamos trucos de coréografo que lucen mucho y, además, adaptados a ellos y su trajes, para que puedan moverse libremente".

EL DETALLE: Laura Pérez pondría "una botella de vino de una pequeña tirada de unas bodegas". En Valentinas (Águeda y su compañera Irene Misas) tienen especial inclinación por los abanicos reinventados y personalizados con piezas especiales o de alta bisutería. ¿Y si colocáis una barra especial para cócteles con un bartender a vuestro servicio?

3. BODA BOHEMIA

¿Sois bohemios? ¿Os gusta la playa, el campo, los espacios abiertos, las flores por doquier, lo retro, lo vintage, todo lo del arcón, el atrezzo de vieja alacena y el fondo de armario de la bisabuela. Buscad en el baúl de los recuerdos en plan copla. Y dadle ese toque étnico, de viajeros empedernidos, que puede ser mexicano (el triunfo del bordado y el color) o simplemente folk.

Diseño de Valentinas. Foto: Raquel Bañón
Diseño de Valentinas. Foto: Raquel Bañón

EL ESCENARIO: un circo antiguo (tipo Circo Raluy, hay que verlo) la haría Laura Pérez. A un paso de una playa desierta en un parque natural, Águeda. Su ejemplo: El Cañuelo, una finca espectacular en la ensenada de Bolonia (Cádiz). También hay que echarle un vistazo.

LA DECORACIÓN SERÍA... con muchos colores y montones de sábanas de crochet antiguas, según Fueron Felices. "Con la madera que deja el mar en la orilla, muchas velas, una enorme hoguera, mesas bajas, cojines para cenar sentados en el suelo". Así lo ven en Valentinas.

PARA ANIMAR: una fanfarria al más puro estilo Goran Bregovic, dice Laura. O instrumentos de conchas como regalo para los invitados y pintura de henna; idea de Águeda. La coreógrafa propone el ritmo del swing, con su irresistible toque vintage, "para mantener el romanticismo". Y si suena la voz de Fran Sinatra, no se puede pedir más.

EL DETALLE: Laura pondría incienso o chutneymezcla de especias, del último viaje a la India. Águeda, "ostras vivas, abiertas y servidas en el momento, algo que se puede adaptar a todas las localizaciones". Te lo ponen fácil en Don Ostra.

4. BODA CLÁSICA

Casarse es, al fin y al cabo, casarse. Por todo lo alto pero sin vueltas de tuerca ni excentricidades. No os gustan las extravagancias y huis de lo hispter y lo moderno tanto como de lo antiguo y vintage. A vosotros lo que os gusta es lo de siempre. ¿Cómo lo podéis hacer especial?

Hotel Puente Romano de Marbella
Hotel Puente Romano de Marbella

EL ESCENARIO: un restaurante bonito con todo a mano pero con unas buenas vistas, por ejemplo, el Castell de Tamarit, propone Laura Pérez. El castillo está situado en lo alto de un promontorio sobre el Mediterráneo, en Tarragona. O en el Hotel Puente Romano de Marbella, un resort de lujo también al lado del mar, esta vez de Málaga.

LA DECORACIÓN SERÍA... de colores clásicos, con meseros de acuarela y mucha hortensia aquí y allá, según esta wedding planner. Desde Valentinas recomiendan arrancar sonrisas con frases colgadas en lugares estratégicos, con formas de corazón, estrella o diamante.

PARA ANIMAR: un dj que haga que nadie salga de la pista en horas, dicen desde Fueron Felices. Y para la apertura de fiesta, el clásico vals. En SLS Dance te enseñan los pasos de baile que tendréis que dar. En plan Mira quien baila. "No hace falta tener nivel, son clases personalizadas, con horario flexible y con el espíritu del entrenamiento personal (de paso, haréis gimnasia)", detalla Sandra López, que también es personal trainer.

EL DETALLE: manoletinas para que las invitadas se bajen del tacón, anota Laura Pérez Mayo. O esparteñas, tan de moda y tan clásicas. En Valentinas sugieren colocar piñatas 'joya', rellenas de confeti, o guirnaldas haute couture, en papel seda y mylar. Todo multicolor. 

PARA TODAS

APPS PERSONALIZADAS: las aplicaciones para smartphones se han colado, como cabía esperar, en las bodas. Que para algo son teléfonos inteligentes. La Boda que Quieras crea, además de la imagen visual del enlace (invitaciones y demás artículos de papelería), apps personalizadas. Para que podáis compartir todo con vuestra gente: lista de boda, fotos, mapas, lista de canciones y recuerdos. 

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios