Cine al aire libre: cómo vivir un verano de película
  1. Estilo
ocio cultureta

Cine al aire libre: cómo vivir un verano de película

Con el calor hasta el cine quiere ser al aire libre y noctámbulo. Las pantallas salen a plazas, playas y castillos. Las películas se dejan ver desde la hamaca.

Foto: Una sesión del Rooftop Movies de Perth (Australia)
Una sesión del Rooftop Movies de Perth (Australia)

A 40 grados o menos, que ni el verano es ya lo que era, hasta el cine quiere ser al aire libre y noctámbulo. Es cierto que podríamos meternos a unos multicines y empaparnos de aire acondicionado pero no es lo mismo y lo sabemos. Porque los cines de película, donde te alquilan la tumbona con la misma naturalidad con la que te suministran las palomitas y la cerveza, son lo más parecido al chiringuito que hay en la ciudad. Las pantallas grandes, enormes, y los proyectores, muchos de última generación, salen a plazas, castillos y también playas a recordarnos que el verano también es de película. Y las películas, por su parte, se dejan ver divinamente desde la hamaca. Afortunados nosotros, porque muchos de estos cines de verano están de vuelta (como las gafas de ojo de gato oel tranvía). Siempre empieza a la caída del sol.

NO TE DEJES LA TOALLA... CUANDO VAYAS AL CINE

Vayámonos a Sala Montjuïc, en Barcelona, que es la radiografía de la vacación de cine pluscuamperfecta. Los doce años de veteranía de este cineclub con vocación festivalera (antes de cada película, un concierto) es un grado. Los cinéfilos veraniegos campan a sus anchas en los jardines del Castillo de Montjuïc, en el foso de Santa Eulàlia, este año del 6 de julio al 8 de agosto.

Este cine de verano, que empieza por todo lo alto (una sesión de danza aérea seguida de la proyección de Gravity) viene con un manual de instrucciones que utilizaremos para otros de nuestra geografía. Dice así:

• Si quieres coger un buen sitio, disfrutar tranquilamente del concierto, de la cena y de la compañía, no llegues en el último momento. Las puertas se abren a las 20:30. A las 20:45 es el concierto y a las 22:00 la película. Toma nota para todos los demás.

• La silla merece un capítulo aparte. ¡Te la puedes traer de casa o alquilarla allí! Y si prefieres tumbarte sobre el césped, no te olvidesla toalla;tampoco cuando vayas al cine.

• El picnic es la salsa de este plato. Importante, dicen, para disfrutar de una noche 100% Sala Montjuïc. Como la tumbona, puedes llevártelopuestoo comprarlo en el ‘ambigú’. Es decir, en el Chiringuito del Seco, que además prepara no picnics al uso, sino ecopicnis. O sea, burgers de película, como la Pulp Fiction (con 100% ternera bio y queso), patatas salvajes (con salsa vegana), samosas de verdura, hummus con tostaditas, pasteles caseros y el plato del día para cada sesión.

• No te dejes la manta, el jersey, la chaqueta… los necesitarás. Aunque te parezca impensable al salir de casa.

CHIRINGUITOS DE PELÍCULA Y ZAPPING A PIE

En Madrid, donde las calles se vacían para llenarse de turistas -la única rara avis a la que no le importa trasegar al sol-, los cines de verano hacen de ducha. El Fescinal, o sea el cine del Parque de la Bombilla que cumple 30 años de vida al aire libre, antes en el Retiro, el Templo de Debod y Las Ventas, está ya en marcha y no parará hasta el 7 de septiembre con su sesión doble y a lo grande: este sábado, 5 de julio, Blue Jasmin, de Woody Allen, y a continuación Nymphomaniac, de Lars Von Trier.En este cine existe el 'zapping a pie'. ¿No te gusta una película? Puedes pasarte a la pantalla de al lado.¿Que quieres verla tomándote algo? También se puede,incluso desde la barra del bar, preparada para beber y comer, esto último mejor en el restaurante de la sala 1. A orilla del Manzanares, como en lo alto de Montjuïc, hace fresquito.

UN POP UP EN UNA GALERÍA DE CRISTAL

Si el Fescimal lleva años de proyecciones veraniegas sobre sus pantallas, The Cinema es un recién llegado y no bajo las estrellas sino en el Palacio de Cibeles de Madrid. Se presenta como la primera experiencia de cine pop-up en España,recién traída de Londres por la Fundación Proyecta.

Y sí, realmente dan ganas de ir: es en un espacio singular (la Galería de Cristal), con un horario alargado (desde las ocho de la tarde a las dos de la mañana), programación para todos los gustos (clásicos, cine de los 80, películas de culto, cine español o independiente) y unos apetecibles alrededores (música, entretenimiento, exposiciones y restauración). Para ver El Padrino, Amelie, La gran belleza, Grease, El gran Lebowski o Moonrise Kingdom. Del 9 de julio al 31 de agosto.

PALOMITAS EN LA AZOTEA

El cine ya era una experiencia en la sala, así que ¿qué podemos decir si nos lo proyectan, por ejemplo, en una terraza como la deLa Casa Encendida, en los márgenesde Lavapiés en Madrid? Puedes vivir esta experiencia cinematográfica en la azotea los sábados de julio y agosto dentro del ciclo Imaginarios de la juventud, en el que directores como Jean Luc-Godard, Matt Wolf o Andrew Bujalski hacen un repaso a cómo han cambiado los jóvenes desde aquellos años cincuenta hasta hoy. Y no olvides que al ladito tienes el bar-cafetería con sus cócteles, helados artesanos, batidos de frutas, dulces caseros y cócteles. Este sábado, a las diez, Una maravilla con clase, de Howard Deutch (1987). La siguiente, Chess Computer, de Bujalski (2013).

DE LOS ROOFTOP FILMS DE NUEVA YORK, PERTH Y LONDRES AL CINE EN LAS PLAYAS DE MÁLAGA

El verano se ha colado en los cines por donde ha podido.Ya no vamos a hablar del Rooftop Films de Nueva York, que lleva el cine a parques, azoteas y lugares insólitos de Manhattan, Queens o Brooklyn; del Rooftop Movies de Perth (Australia), que aspira a ser un pop up en su versión paraíso, con sus palmeras, sus caravanas y su acabadoretro; ni del Rooftop Film Club, cineclub porlas azoteas de Londres.

Ahora toca hablar de Granada, delcine de verano Los Vergeles, en el Zaidín (calle Palencia, 22); de Badajoz y las películas que se proyectan enla terraza del teatro López de Ayala (24 y 31 de julio y todos los miércoles y jueves de agosto), y recordar que la Casa Museo Lope de Vega en Madrid, que está en la calle Cervantes número 11, rinde homenaje a la Real Academia Española (RAE) con la proyección de películas que nacieron de la obra de cincoacadémicos, caso deLa colmena o El viaje a ninguna parte. Es gratuito y en su jardín. Del 2 al 31 de julio y a las 22 h.

Hay un ciclo en Barcelona que se llama Phenomena Summernights y está hecho para poner humor a las noches de verano con grandes clásicos.¿El lugar? Los cines Girona. ¿Los días? Los martes y jueves del 1 al 31 de julio. ¿Las películas? Las hay deBilly Wilder, Charles Chaplin, Frank Capra, Howard Hawks o los Hermanos Marx, y con cerveza incluida en la entrada de cada sesión.

Y para los que estén a la orillita del mar, Málaga ya ha levantado el telón de su cine de verano en las playas de La Misericordia, La Malagueta y El Dedo (El Palo), el cine Albéniz, el Muelle Uno, el parque del cine Teatinos y los parques de San Miguel y del Oeste. Un total de 91 proyecciones hasta el 14 de agosto.

Sol Verano Cine