De vacaciones a otro planeta que también está en este
  1. Estilo

De vacaciones a otro planeta que también está en este

Ya está aquí el verano. Si aún no tienes un destino específico y estás cansado de sol, playa o montaña, ¡esta es tu solución! Viaja a otro planeta.

Foto:

Viajar a otro planeta. Seguro que te lo has imaginado cientos de veces. Tus huidas hacia el espacio exterior poco tenían que ver con la terraza y sí mucho con la ciencia ficción. Ahora, con el verano y las vacaciones, que son una tierra prometida, puedes pisar terreno con pinta de marciano. Te parecerá que estás en el asteroide del Principito de Saint-Exupéry o en el planeta de los famosos simios. Prepárate para lo que vas a ver. No tendrás que coger nave espacial pero sí desplegar tu imaginación como en un campamento base. Aquí lo vas a necesitar. Bienvenido a los otros planetas del planeta tierra. Los otros mundos, al final, están en este.

Una mochila, camiseta de tirantes, shorts y un buen calzado cómodoes todo lo que necesitarás en este viaje. Bueno, la crema bronceadora nuncaestá de más. A cielo descubierto, el sol puede resultar abrasador. Además, has de saber que los astrobiólogos han descubierto que no hace falta ir a una de las lunas deSaturno o a un satélite de Júpiterpara encontrar microorganismoscapaces de resistir ambientes insospechados o adaptarse a situacionesultraextremas.

¿SATURNO? ¿JÚPITER?NO, ES YELLOWSTONE, EL PARQUE NACIONAL DEL OSO YOGUI

Nuestro primer destino será la residencia del archiconocido oso Yogui y suamigo Bubu, el Parque Nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, unode los parques naturales más antiguos del mundo. Allí encontramosla arqueobacteria Metallosphaera. Este organismo consigue su energía delhierro y secubre de óxido por lo que le da al paisajeese aspecto amarilloanaranjado.¡Será como si estuvieras en Saturno! Además, el parque deYellowstone está ubicado sobre una inmensa caldera volcánica y por ello esuno de los lugares con la mayor concentración de géiseres del mundo. Y esahí, en uno de susfamosos géiseres, donde también podemos observarcaracterísticas de otros planetas.

En los alrededores del géiser Old Faithful, para nosotros Viejo Fiel, habitanmicrobios que puede que sean las formas de vida más antiguas, ya queexisten enlugares donde no hay ni oxígeno ni luz. Además se las arreglan parasobrevivir a temperaturas subglaciares como las que existen en el satélite deJúpiter.

PARECE MARTE PERO ES EL DESIERTO DE ATACAMA, EN CHILE

Ahora que ya hemos visitado Saturno y Júpiter, ¿por qué no nos acercamos unpoquito más a la tierra? Marteserá nuestra última visita y para ello solotendremos que viajar al desierto de Atacama, en Chile. Se trata de uno delos desiertos más secos del mundo. La lluvia se mide en milímetros pordécaday comparte prácticamente la totalidad de las características del planetarojo. Podrás decir que has visitado el cuarto planeta del Sistema Solar sin gastarte una fortuna ni pedir reserva en uno de esos cohetes para turistas.

EL VALLE DE LA LUNA, O SEA EL DESIERTO DE WADI RUMEN JORDANIAO EL TOLAR GRANDE EN ARGENTINA

Si te has quedado con la miel en los labios tampoco podrás dejar de visitar eldesierto de Wadi Rum, también conocido como el Valle de la Luna, enJordania, oTolar Grande en Argentina, un lugar que te hará darte la vueltavarias veces por si te sigue algún extraterrestre. ¿Preparado para coger tu traje de astronauta este verano?

Sol Viajar Playa Montañas Turismo
El redactor recomienda