Pantalones rojos, el eterno tabú del armario masculino
  1. Estilo

Pantalones rojos, el eterno tabú del armario masculino

Cada verano, los pantalones rojos intentan abrirse un hueco en el armario masculino, pero siempre se encuentran con barreras. ¿Por qué odiamos el rojo?

placeholder Foto:

Cada verano, los pantalones rojos intentan abrirse un hueco en el armario masculino, pero siempre terminan por encontrarse con barreras impenetrables. ¿Por qué temen los hombres al llamado 'pantalón bogavante'? ¿Están los dandies sentenciados a apostar por el caqui de por vida?

El prejuicio viene de Inglaterra, donde los pantalones rojos traen consigo un símbolo de estatus. Mientras que en el Reino Unido son una prenda denostada (una encuesta de YouGov demostró que el 46% de los ingleses los odian), en América son considerados como el baluarte preppy por excelencia. El culpable es, indudablemente, Tommy Hilfiger, que suele cerrar sus desfiles y acudir a los eventos con sus pantalones bogavante. Expertos en moda, como el modelo Johannes Huebl, consiguen que miremos al rojo sin dañar nuestra retina, pero no nos engañemos: son una prenda muy complicada.

Lisa Armstrong, editora de moda deDaily Telegraph, afirma que son el brillo y la ostentación los que despiertan odio en una sociedad típicamente conservadora y callada. "No es solo que sea un color que no esperas ver en un hombre, es que es muy difícil llevarlo sin parecer un enorme pimiento rojo", afirma.

Por si fuera poco, los hombres asocian los pantalones langosta con una tribu urbana que no para de ganar enemigos: los hipsters. En el siglo XV, eran un símbolo de clase y gusto. En el imperio napoleónico, indicaban una posición superior en las batallas. Hoy, en cambio, incluso hay blogs dedicados a focalizar su odio por los pantalones rojos…

Y usted, querido dandy, ¿se anima a dejar que el bogavante salte del menú al armario?

Moda hombre
El redactor recomienda