Logo El Confidencial

Desmontamos los falsos mitos sobre el boxeo

Tratamos de borrar los prejuicios que tiene este deporte y nos adentramos en un mundo desconocido, pero lleno de sorpresas y satisfacciones.

Foto: Foto: Juan Luis Recio
Foto: Juan Luis Recio

Un halo de misterio, confusión y hasta cierto rechazo rodea al boxeo. Solo hay que ver lo que pasa cuando surge como tema de conversación. O salen a relucir los interrogantes o los tópicos. La mayoría de las veces es porque no se conoce bien el tema. Otras porque no se comparte lo que este deporte implica. Pero la verdad es que el boxeo es una forma de vida. Y está lleno de falsos mitos. ¿Embrutece? ¿Solo es apto para unos pocos?

1. "MEJOR QUE HAGA FÚTBOL, QUE EN EL BOXEO LE VAN A PEGAR"

Falso. Hablamos con el entrenador profesional de boxeo Marcos Badal, del equipo Guantes de Lobo, del gimnasio La Colonia en San Sebastián de los Reyes (Madrid). "El principal culpable de la mala imagen que tiene este deporte la tenemos los docentes. Ahora no es así, pero antes la manera que había de entrenar era siempre haciendo sparrings (guanteos con protecciones) y si al día siguiente no volvías después de una sesión dura, era porque no valías para ello".

Hoy el boxeo ha cambiado; es para todas las edades. Marcos señala que en su escuela forman tanto física como técnicamente a sus alumnos sin necesidad de guantear. Lo llama "boxeo sin contacto". Así que practicar boxeo en un gimnasio no significa que te vayan a pegar y vayas a salir de allí todos los días con el ojo morado.

Imagen: 'Alacrán enamorado'
Imagen: 'Alacrán enamorado'

2. "ES UN DEPORTE PARA MARGINADOS"

Antiguamente, el boxeo sí era para las clases más bajas. Se trataba de una manera relativamente fácil de conseguir un buen plato de comida para poner en la mesa. Hoy, el número de alumnos de todas las clases sociales que se apuntan a este deporte ha aumentado significativamente. "Nosotros no le preguntamos al que viene a nuestra casa a informarse cuál es su clase social. Y solo hay que darse una vuelta por los gimnasios de boxeo para ver que cada vez hay más jóvenes sin tatuajes y de distintos puntos de la ciudad que se apuntan para aprender un nuevo deporte". Ya sea por sentirse un poco más seguros al tener algunos conocimientos sobre defensa personal o por conseguir un estado de forma más óptimo, el boxeo ha dejado ser solo para algunos.

El boxeador Floyd Mayweather Jr.
El boxeador Floyd Mayweather Jr.

3. "LOS NIÑOS QUE PRACTICAN ESTE DEPORTE SE VUELVEN VIOLENTOS"

"Ese es uno de los mitos más falsos que hay. Está claro que en todos los sitios cuecen habas, pero en el noble arte se trabaja desde un enfoque explícitamente deportivo. Este deporte ayuda a canalizar toda esa energía extra que tienen los niños y se les inculcan valores como el respeto, la nobleza y el compañerismo". Se trata de una disciplina donde la amistad y la lealtad se ensalzan de manera notable. Aunque sea un deporte que a priori parece individual, el trabajo en equipo que suponen los entrenamientos es fundamental para lograr los objetivos que se plantean. Y como bien nos recuerda y repite en todo momento Marcos Badal: "Que el boxeo sea un deporte de contacto no implica necesariamente darse de palos".

Foto: Guantes de Lobo/ Marcos Badal y Nicolás González
Foto: Guantes de Lobo/ Marcos Badal y Nicolás González

4. "LOS BOXEADORES CUANDO SE RETIRAN SE QUEDAN TOCADOS"

Solo hay que hablar con el deportista mejor pagado del mundo, que resulta que es boxeador, para darse cuenta de que esto no es cierto. Floyd Mayweather Jr. tiene un bagaje de 46 peleas, con 26 knockouts y ninguna derrota. Es considerado uno de los mejores deportistas del mundo y lleva casi diecisiete años siendo el mejor 'libra por libra'. Es amado y odiado al mismo nivel y todo gracias a su personalidad e inteligencia. Solamente hay que ver uno de los cientos de vídeos o '24/7' (seguimientos de 24 horas y siete días a la semana donde se filman a los boxeadores antes de una gran pelea) que existen en Youtube para darse cuenta de que sabe lo que dice y no tiene ningún problema a la hora de comunicarse.

Foto: Juan Luis Recio
Foto: Juan Luis Recio

Lo mismo le sucede a Nicolás González Pérez, madrileño y boxeador profesional. "Es cierto que en este deporte existe el contacto, pero no todos los boxeadores acaban mal. Hay que saber cuándo parar, sobre todo trabajar mucho la defensa", nos comenta Nicolás. "Además existen un montón de controles exhaustivos y material de trabajo como cascos, protectores, el bucal… que son necesarios. A mí personalmente me sorprende cuando alguien me dice: ¡Anda! ¿Eres boxeador? Pues se te ve muy bien…No tiene mucho sentido, la verdad". 

El boxeador español de la promotora Guantes de Lobo está preparando su primer título del Consejo Mundial de Boxeo para el próximo 26 de septiembre en Madrid con un récord de ocho victorias, cinco de ellas por KO: "Se trata de un reto. Llevamos entrenando muy duro para ese día e invitaría a todo el mundo a que viniera a ver un espectáculo como este y luego valorase lo que significa este deporte".

Foto: Juan Luis Recio
Foto: Juan Luis Recio

5- "EL BOXEO ESTÁ OLVIDADO"

De nuevo falso. El número de alumnos que se están apuntando diariamente a los gimnasios de boxeo es cada vez mayor. El incremento de nuevas escuelas específicas de esta disciplina abiertas en los últimos seis años ha pasado de ser unos cinco o seis a más de veinte. Por no contar los gimnasios que están incorporando el boxeo como clases alternativas al spinning, body combat o zumba.  En concreto, en la escuela de boxeo La Colonia en San Sebastián de los Reyes se han incrementado en más de un 80% las matrículas desde que abrieron su nueva sede, con mayores instalaciones, hace ya dos años.

"Hablamos de que al mes puede que se apunten fácil entre quince y veinte alumnos nuevos a clase de boxeo. Aquí tenemos una media de edad que va desde los cinco años hasta un alumno que roza los sesenta". Nicolás González eligió el boxeo tras haber pasado por deportes como el fútbol, la escalada, el ciclismo o el kárate. Está seguro de que muchos cambiarían de parecer sobre esta disciplina si pudieran ver todo lo que implica subirse a un ring.

Como los entrenamientos y el trabajo de organización, promoción y manejo que tienen que llevar a cabo los promotores en España. Es el caso del manager y promotor de Guantes de Lobo, Álvaro Gil-Casares. "Cada vez son más los medios que se interesan por el boxeo y cada vez se hacen más veladas en nuestro país. Ahí es donde nos damos cuenta de la demanda que tiene este deporte", explica.

Puede que, después de desmentir esta serie de mitos que envuelven este deporte, la próxima vez que alguien hable sobre boxeo la sensación sea más de interés que de contrariedad.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios