Logo El Confidencial

¿Contratarías a una mujer para que te ayude a ligar?

Se encargan de acompañarte a ligar a los bares. Tanto si eres un hombre como una mujer con pocas habilidades sociales, puedes contratar sus servicios.

Foto: ¿Contratarías a una mujer para que te ayude a ligar?

¿Encajas en el perfil de 'soltera martini' (también conocida como singletini)? Su significado: "f. Curioso espécimen de mujer que se encuentra típicamente en entornos urbanos; con un excepcional, o según algunos cerval, miedo a hacerse mayor y a casarse. 2. Coloq. Dícese de una soltera que ya ha pasado por unas cuantas resacas de Martini y por algunas de esas conversaciones tan incómodas tipo cómo-has-dicho-que-te-llamabas que suelen tener lugar a altas horas de la madrugada. 3. Argot. Mariposa exótica poco común de la que se sabe que es altamente sociable, entre las cuales unas pocas elegidas poseen un talento especial para el antiguo arte de la alcahuetería". Así describe Amanda Trimble a la protagonista de su novela Y lo que surja. Una joven con grandes habilidades sociales que decide ganarse la vida como "alcahueta, broker matrimonial, acompañante, intermediaria amorosa, diosa del amor, cupida, wingwoman o ángel". Una salida laboral para ninis sin remedio.

Esa profesión existe en la realidad. En Estados Unidos puedes contratar los servicios de una wingwoman, o de un wingman, para que se convierta por una noche en tu mejor amigo pagado y encuentres a la pareja de tus sueños. Para algunos hombres (o mujeres) resulta frustrante ese acercamiento (por mucho que lo intentan siempre les dan calabazas). Entre esas empresas que ayudan a coquetear y en el arte de romper el hielo, Hire a wingwoman y Wingwomen. "Los hombres se ven más deseables con una atractiva mujer a su lado", resalta una de las webs.
 
Y si no te atreves con una alcahueta por horas, estos negocios también te asesoran para tener una buena imagen (los estilismos y peinados más convenientes). Y no solo físicamente, también en tu perfil de las redes sociales, para venderte mejor (incluso cambian el lema que utilizas). En estas consultoras de seducción entrenadores de citas dan consejos basándose en su experiencia, te enseñan a hablar y a ganar confianza, entre otras destrezas. Coaches que orientan honestamente a los más torpes o tímidos en su vida amorosa. 
 
Esta pantomima, quién sabe si con final feliz, requiere de un estipendio considerable: se alquila celestina como mínimo dos horas, por alrededor de 75-80 dólares cada una. Si sobrepasas ese tiempo, el desembolso es de 38 dólares por cada media hora que se alargue el cortejo (a eso añade las copas a la que tienes que invitar, claro). Al menos "si después de los primeros 25 minutos de su tiempo con su wingwoman no está satisfecho, se le reembolsará el importe total del pago realizado", informa la web de Wingwomen. Como oficio en un ambiente de copas y bailoteo los ingresos no están mal. El perfil requerido para este empleo: estar de buen ver y contar con buenas dotes sociales, personalidad atractiva, ingenio y extroversión.
 

Pero te lo advertimos, este trabajo puede perjudicar seriamente la salud mental. ¿Y si el contratante se enamora de ti o viceversa? Por norma, no está permitido; eres una profesional. Es más, "si actúa de manera inapropiada con su wingwoman, su tiempo con ella ha terminado y no se le devolverá su dinero", avisa la empresa. ¿Y si todo el mundo encuentra pareja menos tú?

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios