Logo El Confidencial

Una taberna con alma y otros tres planes fabulosos

A la taberna se suma una noche de cine para ir de compras, sesiones de microteatro con bar de fondo y un hotel artístico en pleno Bilbao. Pon a salvo tus ganas.

Foto: Foto: Enrique Villarino
Foto: Enrique Villarino

Una taberna con el nombre más castizo que imaginarse pueda, Alma Cheli, donde se pueden pedir hasta unas flores de alcachofas con ibérico, por no hablar de la carrillera de ternera al curry rojo Vindaloo, platos que saben cómo animar una carta, sin chotis de por medio, pero sí con cañas de las que se tiran como solían en el bar de siempre, o sea, bien. O una noche de cine en Barcelona para hacer nada menos que shopping nocturno, que ya es lo que nos faltaba a los funámbulos de ciudad.

Son solo dos planes de los que nos esperan en el andén de estos próximos días para llevarnos a donde queramos ir. Pongamos que a Madrid y luego al cielo, por los caminos de la gastronomía. O a la edad de oro de Hollywood, vía cine y mucha imaginación desde la ciudad condal. Después hay microteatro por dinero (poco) y un hotel para vivir el Bilbao más cosmopolita y artístico que se llama como Miró.

UNA TABERNA CON ALMA CHELI Y MUCHO SOUL

Se llama Alma Cheli, pero ha estado a punto de llamarse Cheli Soul, "porque queríamos que fuera una taberna madrileña en toda regla y a mí me encanta la música negra", dice su cocinero y jefe de barra, José Miguel Parra. Y lo es: con su vermú casero, "que no es de grifo y lo servimos en copa de cóctel y con aroma de ginebra", sus croquetas melosas de jamón ibérico, sus callos a la Madrilé y su pollo en pepitoria Señá Nieves, que le habría gustado al doctor Juvenal Urbino de El amor en los tiempos del cólera (una de García Márquez). Sí, se tiran cañas como dios manda y se sirve un arroz campero por añadidura los sábados y domingos, pero también dan de comer albóndigas de merluza y gamba con curry verde thai o anchoas del Cantábrico con pesto rojo.

Foto: Enrique Villarino
Foto: Enrique Villarino

La tradición manda, pero no tanto: ahí están también ese hummus de asadillo y esos pimientos de piquillo rellenos de rabo de toro gratinados, arropando a ese pincho 'cheli' con alma que se sirve con la primera, que no será la última, consumición. Resumiendo, y en palabras del chef, "una taberna madrileña con algo de fusión" que lleva escrita en sus fogones la leyenda "hecho a mano". "Para que se sepa que es casera", añade José Miguel Parra. Es lo que se cuece en el barrio de Chamberí (Santa Engracia, 103).

Fotos: Enrique Villarino
Fotos: Enrique Villarino

THE SHOPPING NIGHT BARCELONA O COMPRAR DE NOCHE CON GLAMOUR

De noche y con estrellas, pero no solo las de la bóveda celeste, sino las de ese otro firmamento que es el cine de Hollywood. Sí, esto va de edad dorada y mucho glamour. Es la quinta edición de The Shopping Night Barcelona, que tendrá lugar hoy jueves, 4 de diciembre en pleno paseo de Gracia. Esto quiere decir que todos los comercios y locales de la zona, hasta 90, se vestirán de cine (literal: habrá proyecciones en las fachadas) para vivir lo que promete ser un festival de moda, gastronomía, ocio, arte y cultura. Audrey Hepburn, Grace Kelly, Katharine Hepburn y Marilyn estarán allí. Y ellos, Marlon Brandon, Gregory Peck, James Dean, también. Y no será de día como suele suceder, sino de madrugada. Esta Shopping Night viene precedida por el cartel del fotógrafo inglés Brian Aris, que rinde homenaje a ese mito viviente que es Sofia Loren. Este experimento, que se llena de espectáculos callejeros, consiguió reunir el año pasado a 50.000 personas y fuera del horario habitual.

UN HOTEL PARA VIVIR EL BILBAO ARTÍSTICO: LLEVA EL NOMBRE DE MIRÓ

Bilbao siempre está que se sale. No solo por el Guggenheim, donde siempre hay mucho que hacer (para empezar, ver El arte de nuestro tiempo, en las Obras maestras de las colecciones Guggenheim), sino por todo lo que se mueve en su distrito más cultural, que va más allá de Gehry. Aquí es donde se alza el Hotel Miró (Alameda Mazarredo, 77), un alojamiento que está muy pensado para los amantes del arte, y los demás también. De ello da fe su colección de fotografía contemporánea compuesta por 50 obras de doce artistas nacionales y ocho internacionales. Te las encontrarás en sus dependencias, aquí y allá. Una vez en la capital vasca, puedes navegar por la ría o irte de pintxos, que es un clásico, por el casco viejo (el entorno de la Plaza Nueva) y las calles Diputación y García Rivera. Después, ya solo te queda morir de modernidad. O pasarte por Bilbao Arte, el centro de producción artística que muestra del 5 al 17 de este mes, en una jornada de puertas abiertas de par en par, los 36 proyectos de los 40 creadores que han disfrutado de beca o intercambio artístico durante este año. Lo que hay que ver (Urazurrutia, 32).

TEATRO DE 15 MINUTOS EN 15 M2 PARA 15 PERSONAS CON BAR DE FONDO

Esto del microteatro nació en un burdel. Es verdad que ya no lo era cuando Miguel Alcantud, el padre de la idea, y los suyos empezaron a hacer grande esto del teatro pequeño. Pero lo fue y semejantes antecedentes dan mucho brío y literario además a la cosa escénica. Esto fue en 2009. Ahora en 2014, el microteatro madrileño está en la calle de Loreto Prado y Enrique Chicote, número 9, y tiene una programación que ya quisieran para sí otras salas y salones: 5 pases de 15 minutos en 15 metros cuadrados para 15 personas en sesiones de tarde, infantiles y golfas, a la antigua usanza, que se pueden combinar al gusto, y además con bar en plan ambigú donde comentar la jugada teatral u otras. No solo en Madrid, también en Valencia, Málaga y Sevilla. 

La función 'Una merienda de locos', inspirada en 'Alicia en el país de las maravillas'
La función 'Una merienda de locos', inspirada en 'Alicia en el país de las maravillas'
Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios