Logo El Confidencial

Planes con niños: ideas urbanas para sobrevivir a sus vacaciones

Hay un túnel de viento donde poder, por fin, volar, un gran bazar montado en una ‘casa de las alhajas’ y un museo de la ciencia con mucho ‘sentido y sensibilidad’.

Foto: Planes con niños: ideas urbanas para sobrevivir a sus vacaciones

Hay un túnel de viento donde poder, por fin, volar, un gran bazar montado en una ‘casa de las alhajas’ que podría ser un cuento de Las mil y una noches, pero lo es de Navidad, en plan Dickens, un museo de la ciencia con mucho ‘sentido y sensibilidad’, alta gastronomía para los pequeños aprendices de chef y lo mismo en arquitectura, y, además, un árbol de los deseos con el nombre de Yoko Ono. En fin, que las ciudades son para los niños más que nunca ahora. Dale alas a su agenda.

EL VIENTO NOS LLEVARÁ

No hablamos de la película de Abbas Kiarostami, sino del Windoor Real Fly, el Túnel de Viento de Empuriabrava (Gerona), donde volar ya no es un sueño. Se trata de un simulador de vuelo indoor con el que se puede alzar el vuelo hasta 10 metros de altura. Y sí, los niños también (a partir de 5 años), solos o en familia. Claro que no es llegar y lanzarse a la aventura: antes hay que asistir a una clase teórica. Después, todo es equiparse con el mono, el casco y las gafas, y despegar. Se sentirán astronautas: esta vez estarán flotando de verdad. En total: 90 minutos. 

CON LAS MANOS EN LA MASA

La cocina también puede ser su territorio. Es la versión doméstica del agua y la arena de la playa. Si hemos de pillarles con las manos en la masa, dejemos que aprendan algunas recetas y que sean ellos los que hagan el menú. El programa Compostela Gastronómica, en la bella ciudad gallega de Santiago, se lo pone fácil (no solo a ellos). El taller de galletas de jengibre y canela ya pasó, pero les puedes apuntar al de magdalenas de queso y chorizo o al de bollitos de calabacín el 27 de diciembre, que además sirve para darles a conocer los productos tradicionales de la región. Para el día 3 de enero hay organizados otros dos: turrón de chocolate y carbón de Reyes, nada menos.

PEDIR UN DESEO EN EL ÁRBOL DE YOKO ONO

En el Museo Guggenheim de Bilbao hasta el 6 de enero hay un juego de pistas con mucho color, una exposición de postales de Navidad hechas por niños de los hospitales de Cruces y Basurto desde 2007, un árbol con el nombre de Yoko Ono para pedir deseos (24, 31 de diciembre y 5 de enero), talleres para transformar la Navidad con las manos (26 y 30 de diciembre y 3 de enero en euskera, y 27 de diciembre y 2 de enero en castellano); un córner del arte para hacer un adorno navideño comestible (del 26 de diciembre al 5 de enero), el espectáculo infantil Código Postal 00 (26 de diciembre) y un superconcierto familiar: Rock’n’kids Navidad (28 de diciembre). Todo en clave rock.

NAVIDADES ABSTRACTAS, CIENTÍFICAS O CON PATINES

Si vives o estás en San Sebastián, puedes apuntarles a uno de los talleres de la sala Kubo Kutxa: este año toca Navidades abstractas, los días 24, 26, 27, 31 de diciembre y 2 y 3 de enero. Puedes llevarles a patinar al palacio de hielo de Txuri-Urdin, en el complejo deportivo de Anoeta, que además tienen ludoteca con actividades para niños de 3 a 12 años (curso de patinaje, manualidades, juegos tradicionales, expresión oral, cuentos y taller de pintura). O dejarles en manos de la ciencia en el museo Eureka, en el Parque Tecnológico de Miramón, que tiene para ellos el Zientziatxoko (empieza el 29 de diciembre hasta el 2 de enero). Siempre les puedes llevar por tu cuenta, claro. Las actividades son mil, e incluyen proyecciones, exposiciones interactivas (entre ellas, Sentido y sensibilidad) y mucha didáctica. Una de aprender jugando. 

UN BAZAR MÁGICO EN LA CASA DE LAS ALHAJAS

Alhajadú es el festival navideño de la Casa de las Alhajas de Madrid, que es a la vez bazar, parque y mercado (hasta el 5 de enero). O sea, puestos de marcas concienciadas con el medio ambiente y muy enfocadas a la infancia, con juguetes, libros, ropa o complementos; cine japonés y de animación con palomitas, talleres de manualidades y fabricación digital en la fábrica de juguetes (monstruos, origami, telares reciclados, comida para llevar), cuentacuentos con autores e ilustradores, sesiones de dj y conciertos (Mastretta o Los Tikki Twangers). En la sala de juegos, piezas de Lego para constructores, y en la cafetería, menús infantiles. También aquí hay una lámpara mágica para pedir deseos. 

CONSTRUYENDO LA CASA DE UNA MAGA (O UN MAGO)

Son cosas de Chiquitectos, que lo mismo imaginan la ciudad, que dan vueltas al reciclaje o hacen cosas como estas: Noticias en construcción (Casa del Lector, Matadero, el 26 de diciembre), Trucos especiales (Espacio Volturno de Pozuelo de Alarcón, el 30 de diciembre), Casa para una maga o o un mago (Espacio Volturno, el 30) o Rascacielos con Lego (en La Industrial Outdoor Market, el 3 de enero). Talleres de arquitectura para niños. En la Industrial Outdoor Market hay, además, un mercado navideño, en plena Plaza del Dos de Mayo. En Madrid.

TODO BLANCO Y CON PINGÜINOS

En el Parque Biológico de Madrid Faunia hasta el 2 de enero, los pingüinos recibirán a Papá Noel, por supuesto, en un ecosistema polar que se vestirá de nieve. El taller Ya vienen los Reyes tendrá lugar del 29 al 2 de enero. Noel irá en trineo, los regalos serán antárticos y los talleres tendrán como objetivo visitar a los animales más venenosos del planeta, fabricar postres navideños o saberlo todo de aquellas aves acuáticas de muchos amigos. Lo que se dice Navidades en el Polo Sur. Con iglú.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios