Logo El Confidencial

Cómo se elige un perfume para hombre

Las características diferentes de los perfumes masculinos y la amplísima oferta complican la elección. Pero no todas las fragancias son iguales ni para igual ocasión.

Foto: Anuncio de CH Men de Carolina Herrera
Anuncio de CH Men de Carolina Herrera

Las características diferentes de los perfumes para hombres provocan que en ocasiones sea complicado decidirse ante una oferta de cientos de aromas. No todas las fragancias son iguales ni encajan de la misma forma en cualquier circunstancia. Es como el vestir: a nadie se le ocurriría ir con traje, corbata y mocasines a una sesión del Primavera Sound ni llevaría un atuendo rapero a una reunión del consejo de administración de una empresa. La gracia de los perfumes estriba, precisamente, en su capacidad de personalizar y dejar un recuerdo etéreo del portador. Un buen perfume cambiará sutilmente dependiendo del tipo de piel que se tenga (con un pH más o menos ácido), lo que se haya comido o el entorno en el que se haya estado. Llegar a captar la mayor complejidad de las diferentes facetas de un aroma dependerá de lo educada que tengamos la nariz. 

Si queremos escoger un perfume, veamos qué deberemos tener en cuenta y por qué motivo:

PRIMER PASO: PLANTEA QUÉ BUSCAS

Si sabemos qué tipo de fragancias nos gustan más, nos será mucho más fácil escoger entre los cientos de referencias que hoy en día se encuentran en las perfumerías. Estas son las familias más utilizadas en los perfumes para hombres:

• Cítricos: son los que tienen un mayor porcentaje de componentes como la mandarina, el pomelo o la naranja.

Solo de Loewe (71 €). Versátil. Funciona bien en todas las épocas del año y a cualquier hora.

• Herbales: aromas a hojas, tallos o árboles… se define como un olor a bosque.

Polo de Ralph Lauren (63 €). Estructurado. Un aroma a hierba recién cortada que perdura en el tiempo. 

• Orientales: a base de especias como la vainilla, la pimienta y la canela. Suelen ser más adecuados para la noche.

Ck One Red Edition for Him (56,50 €). Sorprendente. Mezcla la pera con la pimienta, el jengibre y la haba tonka sin avasallar.

• Frutales: aunque tienen un punto dulce no dejan de ser refrescantes. Entre las notas más habituales se encuentra el melocotón, el albaricoque, los frutos del bosque e incluso el melón.

Pulp de Byredo Parfums (140 €). Golosa. Fragancia de culto a base de grosellas negras, higo y manzana roja.

• Amaderados: son los que contienen notas de madera, musgo, incienso, ámbar o resinas.

Invictus de Paco Rabanne (58,50 €). Perdurable. Aunque es intenso, huele a limpio y triunfa entre los más jóvenes. 

SEGUNDO PASO: DÓNDE PROBARLO

A la hora de escoger un perfume lo probaremos siempre sobre la propia piel, ya que dependiendo del grado de acidez que se tenga puede variar sensiblemente el aroma resultante. Que huela bien en una persona no es garantía de que suceda lo mismo con otra.

TERCER PASO: CUÁNTOS PUEDES OLER ANTES DE SATURARTE

Se pueden probar de 4 a 5 perfumes como máximo… si todos son muy diferentes, ¡pero solo 2 o 3 si son del mismo estilo! ¡OJO! Se debe empezar por los más ligeros y -sobretodo- aplicarlos en lugares que no estén cercanos para no saturar ni mezclar aromas.

CUARTO PASO: PARA QUÉ ÉPOCA DEL AÑO

Hay fragancias poderosas que huelen fantásticamente en invierno, pero que si nos las ponemos en verano, pueden llegar a saturar. Ello es debido a que el calor incrementa los aromas corporales y del entorno, por lo que es preferible no recargar más de la cuenta los estímulos olfativos. Para hacernos una idea, en verano optaremos por fragancias frutales o hierbales (Jimmy Choo Man, 66,40 €), mientras que durante el invierno podemos también utilizar las amaderadas y orientales (Halloween Man Rock On, 59 €). ¡Pero eso no es todo! No es lo mismo ponerse un aroma para ir a la oficina que para salir a cenar con la pareja. Las fragancias matutinas las escogeremos más frescas (como la acuática Chrome de Azzaro, 51,70 €), y por la noche podremos intensificar los aromas (con la oriental Kenzo Homme Night, 57,68 €).

QUINTO PASO: EJERCITA LA PITUITARIA

Tener la pituitaria bien desarrollada también nos servirá para disfrutar mejor de un buen vino o saborear con mayor placer un exquisito plato gourmet. Así que educar el órgano olfativo, puede hacerse con juegos 'de nariz' como el Aromaster, un set de 80 aromas para ejercitar la pituitaria a través de los aromas del vino, del coñac, del whisky, de la cerveza, del sake, del café o del puro.

Estilo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios