Bares, pistas de patinaje... Las iglesias en los Países Bajos tienen nuevos usos curiosos
  1. Estilo

Bares, pistas de patinaje... Las iglesias en los Países Bajos tienen nuevos usos curiosos

A pesar de que en Holanda hay zonas profundamente religiosas, desde 1970 se han demolido más de 200 iglesias… y más de 100 han pasado a tener nuevos usos.

placeholder Foto: La pista de skaters en Arnhem
La pista de skaters en Arnhem

A pesar de que en Holanda hay zonas profundamente religiosas, como los pueblos pertenecientes al ‘cinturón de la Biblia', desde 1970 se han demolido más de 200 iglesias… y más de 100 han evolucionado hasta albergar nuevos usos. Si hay un rasgo relevante entre sus habitantes es su pragmatismo, lo que explica la facilidad con que reconvierten los templos cristianos en espacios con destinos bien diferentes: cervecerías, apartamentos, restaurantes, librerías, discotecas, centros de salud… ¡e incluso una pista para que skaters y patinadores puedan dar saltos resguardados de las inclemencias climáticas gracias –esta vez sí– a la Casa del Señor!

Librería Selexyz Dominicanen, en Maastricht

Considerada como una de las librerías más bonitas del mundo, recomendamos especialmente la zona del ábside, donde se encuentra la sala de lectura con sofás semicirculares. La inmensa tienda, visitada por unos 700.000 personas cada año, ha conseguido incorporar un diseño moderno y funcional en un espacio gótico de finales del siglo XIII. Y que nadie crea que es un mal destino: antes de convertirse en librería tuvo otros usos, como el de almacén de bicicletas…

Club y sala de conciertos Paradiso, en Ámsterdam

Desde el mítico 1968, cuando la antigua iglesia de la calle Weteringschans fue convertida en una sala de conciertos, la música profana ha encontrado su eco entre estas fantásticas paredes. Aquí han tocado desde Police y los Rolling Stones hasta Amy Winehouse o Arctic Monkeys. El multiespacio tiene 3 áreas diferenciadas: las salas de conciertos (hay dos: la principal y una más pequeña para grupos alternativos), un club que abre 5 días a la semana y un espacio cultural que puede programar desde una conferencia literaria a un desfile de moda. De lo que no hay duda es de que la acústica es divina.

Restaurante Bazar, en Ámsterdam

Rizando el rizo, se encuentra el restaurante Bazar, un espacio de lo más colorido con inscripciones en hebreo, holandés, árabe… en lo que había sido una iglesia protestante. El establecimiento rememora los mercados más exóticos tanto en su decoración como en su gastronomía, basada en platos típicos de Oriente Medio. El propietario del lugar es judío, como indican los diferentes kipá (gorrito típico) que utiliza, y como buen mercader está siempre en el local dirigiendo el negocio. La iglesia se encuentra en medio del popular mercado de Pijp, así que es una excelente opción cenar allí (en Holanda es normal hacerlo desde las 5 de la tarde) cuando recojan los puestos de comida, decoración, bicicletas, etc que llenan la calle. No es caro y resulta perfecto para grupos.

Café Olivier, en Utrecht

Con una fachada que no llama mucho la atención (se confunde con los otros edificios del barrio), ya que se construyó como una de sus famosas 'iglesias secretas'nos encontramos con Maria Minor Kerk, al ladito mismo de la Estación Central. Un local siempre animado en el que puedes comer de forma informal (recomendamos sus mejillones) o degustar alguna cerveza de su extensa carta. A destacar el altar, las bóvedas y el órgano… vestigios del anterior uso que tuvo este espacio ¡que ha sido elegido como el Mejor Bar de Holanda de la lista Misset Horeca!

Centro de salud Eindhoven

Hace poquísimo que está en marcha el espacio multifuncional de salud en la iglesia De Pastoor Van Ars Kerk, originalmente construida en 1929. Como un espacio separado dentro del grandioso templo (para poder seguir disfrutando de la belleza del mismo) se ancla el sitio donde los vecinos del barrio acuden para hacer sus consultas al médico de cabecera, al dentista… o realizar algunos cursillos que allí se imparten. Lo llaman, popularmente, “la cuña”.

Pista para skaters Arnhem

De dimensiones ¡y decorado! catedralicio es la increíble pista de la que disfrutan los skaters, patinadores en línea y aficionados al BMX de Arnhem, una ciudad de 150.000 habitantes que está prácticamente en la frontera con Alemania.Vale la pena pagar los 5 € que incluyen una consumición y disfrutar del espacio. Este monumental edificio se reconvirtió hace cuatro años en el paraíso a cubierto –importante con el clima de Holanda– para estos deportistas. Hacen clases para aprender (o mejorar) los saltos más celestiales.

Salud Utrecht Monumental Noticias de Oriente Medio Música Los restaurantes favoritos de
El redactor recomienda