Logo El Confidencial

Positano: una guía de lujo para disfrutar del rincón mediterráneo que embelesa a Gwyneth Paltrow

Epítome de la dolce vita, esta ciudad de la Costa Amalfitana ha enamorado este verano (y en la misma semana) a Olivia Palermo y a Gwyneth Paltrow. Te damos las claves para vivirlo como ellas

Foto: Positano: una guía de lujo para disfrutar del rincón mediterráneo que embelesa a Gwyneth Paltrow

Instagram ha sido, una vez más, el encargado de dictaminar una nueva moda. En esta ocasión no ha conseguido que sea un desayuno plagado de bayas de goji ni un vestido de aspecto boho pero precio Couture los que han sido retratados con ayuda del filtro Valencia. No. Esta vez, Instagram ha hecho las maletas y se ha molestado en dejar atrás platos inmortalizados por foodies o prendas de esas que en realidad solo favorecen a las modelos, pero que nos enamoran a las mortales y nos condenan a relegarlas al fondo del armario por miedo a ensalzar el terror estético. En su viaje ha descubierto un paraíso llamado Positano, un enclave de la Costa Amalfitana que conquistó en la misma semana a Olivia Palermo y a Gwyneth Paltrow. Por sus playas se han paseado este verano Karlie Kloss, Poppy Delevingne, Emily Ratajkowski, Giovanna Bataglia y Rachel Zoe, por nombrar a algunas de las maestras de la moda que han caído en las redes de la Dolce Vita.

Un sitio en el que se han despojado de sus inseparables tacones y se han enfundado en sus bikinis de Lisa Marie Fernandez para fotografiarse en pequeños barcos con los que han reocrrido las aguas del mar Tirreno mientras saborean una copa de vino blanco. De Poppy Delevingne hemos aprendido que el bolso estrella para disfrutar de este viaje lleva la firma de Dolce & Gabbana. De la mano de Olivia Palermo hemos descubierto que, a través de los cristales de las gafas de sol de Fendi, se disfruta con más claridad de Positano. Del hecho de que el evento del verano de Net a Porter haya tenido lugar en este enclave hemos deducido que es el lugar al que ir para presumir de palmito y de madera como expertas en lifestyle

Y qué quieren que les digamos: tras ver las instantáneas con las que nos han dado envidia a través de sus redes sociales las titanes de la industria de la moda, hemos tenido que indagar en la magia de este enclave para descubrir los lugares más sibaritas en los que imitar a las gurús fashion. Lo hemos logrado, pero avisados quedan: sus carteras sufrirán un duro revés. La Dolce Vita es cara, queridos lectores. Pero tal y como Eva Ballarín sentenció sin aderezos para contraatacar las bofetadas que el chiringuito de moda de Formentera, Juan y Andrea, recibió tras publicar en sus redes sociales un cliente la astronómica cuenta con la que fue sorprendido al pagar su pedido: “Cuando cruzas la puerta de un establecimiento, te sientas a la mesa y pides tu comida, aceptas de facto sus normas del juego”.  Y sí, por reglas del juego entiende la experta en restauración una abultada billetera que terminará por yacer vacía en la orilla del mar.

Dónde comer en la playa

La mismísima Gwyneth Paltrow recomienda Da Adolfo, por lo que cuando una gurú del lifestyle da el ok a un restaurante, este se convierte en una visita obligada. La primera peculiaridad de este lugar es que se accede a él en un paseo de 10 minutos en barca, pues se encuentra en una pequeña playa a la que solo se tiene acceso en un singular barco rojo digno de Chanquete. 

La segunda rareza es que sus camareros te atienden descalzos, pues se trata de un lugar en la arena en el que el menú tiene precios bastante asequibles: dos personas pueden comer por unos 60 euros (por favor, absténganse de comentar a pie de este artículo para acusarme de alentar precios astronómicos, que el ticket mencionado anteriormente del bar Juan y Andrea ascendía a los 337 euros) escritos en una colorida pizarra. El bar cuenta incluso con una gran cama en la que disfrutar de una merecida siesta, por si las jarras de vino blanco que acompañan la comida han causado estragos.

Dónde cenar mirando al mar

La Sponda es un restaurante mágico en el que podría rodarse un anuncio de Dolce & Gabbana o una película de Paolo Sorrentino. Iluminado por la luz de 450 velas cada noche, su menú corre a cargo de Matteo Temperini, que en 2012 se hizo con una estrella Michelin.

Su cocina mediterránea apuesta por el pescado fresco, la verdura, los limones de la Costa Amalfitana y una gran variedad de quesos. El chef reinterpreta la tradición napolitana con platos ligeros y modernos que saborear con vistas al mar. El menú nocturno ronda los 110 euros y la carta oscila entre los 90 y los 165 euros. 

Dónde dormir... para querer despertar ahí siempre

Villa TreVille es la antigua residencia de Franco Zeffirelli. Compuesta por 15 suites divididas en cuatro villas que se pueden alquilar al completo, se convierte en un lugar en el que descansar como una diva del cine italiano. Cada suite cuenta con jardines secretos y maravillosas terrazas desde las que disfrutar de las vistas del mar Tirreno.

Hace pocas semanas, la modelo presumía en su Instagram de una sesión de yoga a primera hora en este exclusivo enclave. La canaria asegura que se trata de uno de los hoteles más bellos en los que jamás ha estado y eso, viniendo de una mujer que se pasa la vida hospedada en los mejores hoteles del mundo, no es poco.

La marca que lleva a Positano por bandera

Ha sido Olivia Palermo la mejor embajadora de Tempation Positano, una marca cuyas piezas se cosen a mano en la Costa  Amalfitana  por sastres de la zona. No dejes de visitar su atelier para hacerte con sus diseños de macramé, lino y seda. Con sus diseños hemos visto a Palermo pasear por las playas de Ibiza combinando sus vestidos con bailarinas de la firma española Pretty Ballerinas y disfrutar de Positano con un top off-shoulders de la marca italiana.

Ya lo decía John Steinbeck en Harper´s Bazaar en 1953: "Positano te marca fuerte. Es un lugar de ensueño que no parece real mientras se está allí, pero que se hace real en la nostalgia cuando te has ido". No dejes que sea la nostalgia la que te haga ser consciente de la magia de este paraíso italiano y disfruta de su gastronomía y sus vistas desde el primer momento. Y si te haces con una prenda que lleve el nombre del lugar que te ha marcado, mejor que mejor. Palermo nos ha enseñado que no todo es un I love Benidorm: Positano se puede llevar en el corazón y sobre el cuerpo con ayuda del macramé. 

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios