10 locuras que aún estás a tiempo de probar este verano
  1. Estilo
SUBIDÓN DE ADRENALINA

10 locuras que aún estás a tiempo de probar este verano

Aprovecha el buen tiempo y tu cercanía a la playa para vivir todas esas experiencias con subidón de adrenalina garantizado. Hemos elegido 10 de las más descabelladas y divertidas. Para que las disfrutes a nuestra salud

placeholder Foto:

El mar, la playa y el viento ofrecen adrenalíticas experiencias. Deportes o experiencias de gran intensidad que nos hacen sentirnos más vivos que nunca. ¿No has probado ninguna todavía? He aquí 10 que aún estás a tiempo de experimentar y que no podrás olvidar.

VUELO MARÍTIMO

El parasailing es una de las actividades que más enteros está ganando últimamente y no faltan razones: es moderadamente adrenalítica y permite disfrutar de una vistas espectaculares. Se trata de surcar el cielo en el arnés ligado a un parasail (una mezcla entre parapente y paracaídas) que va sujeto a una embarcación. La altura suele ser de unos 40 metros y no es necesario tener una gran forma física para disfrutar de lo lindo.

COMO IRON MAN

¿Has querido alguna vez volar como Tony Stark con su armadura? El flyboard te lo permite, eso sí, siempre en el agua. Depende de una moto acuática y mediante unos propulsores en los pies, insufla agua a presión que te permite elevarte hasta 11 metros.

Y una vez a esa altura, puedes dar volteretas o, incluso, emplear la propulsión para sumergirte en el agua. Su creador, Francky Zapata, un piloto francés, dijo que la experiencia sirve para convertirse en un “hombre-delfín”.

¡A REMAR!

El kayak es un deporte que combina ejercicio con vistas espectaculares. Que nadie se lleve a engaño: no es un paseo, requiere esfuerzo y sirve para quemar calorías y conseguir unos brazos dignos de envidia. Dos o cuatro tripulantes desplazan a remo la embarcación por diferentes aguas. En los ríos, se puede combinar con descensos espectaculares, convirtiéndose en un deporte de aventura. A mar abierto, la experiencia es un poco más relajada.

EL DEPORTE DE MODA

Lleva un par de años siendo la disciplina más en boga de las playas de todo el mundo. El paddle surf consiste en remar sobre una tabla, de pie. Es una buena forma de conseguir equilibrio, para después practicar el surf, así como un completo ejercicio para todo el cuerpo.

¡En una hora puedes llegar a quemar 1.000 calorías! Además, al tener que mantener el equilibrio, refuerza la musculatura de la espalda. ¡Y encima es divertido!

A TODO MOTOR

En muchas playas se ofrece la posibilidad de alquilar una moto de agua durante una hora. La experiencia no puede ser más trepidante: galopar sobre el mar sintiendo el aire en el rostro y la velocidad recorriendo el cuerpo. Eso sí, se ha de ir con cuidado de seguir los circuitos, vigilar que no haya otras embarcaciones y que estén en zonas que no afecten el fondo marino.

COMO PEZ EN EL AGUA

¿Te gustaría observar la fauna marina? La propuesta no es que te estires en el sofá a ver un documental de La 2, sino que pruebes a ver cómo se te da esto del submarinismo con un bautismo de buceo. Aprenderás unos ejercicios básicos de respiración, te familiarizarás con el equipo, te adaptarás al medio y pasearás por las profundidades durante media hora.

PLANEA POR LOS CIELOS

Como un pájaro, con un parapente biplaza que te permite alcanzar una velocidad de hasta 50 km/h. Para iniciarse, lo mejor es optar por el biplaza, que pilotará un experto en la materia y te permitirá disfrutar sin tener demasiados conocimientos técnicos. Eso sí, tendrás que colaborar en el despegue, con una pequeña carrera hacia el cielo.

VOLTERETAS ACROBÁTICAS

Dar volteretas en el cielo ayudado de un cometa, una tabla, el viento y el mar. Eso es lo que promete el espectacular kite surf. Al ver a los avezados practicantes de esta disciplina haciendo sus gráciles piruetas, uno puede llegar a imaginar que es fácil. Pero se requiere un gran conocimiento técnico.

Por ello, los bautismos de kite surf duran casi cuatro horas y ofrecen un suculento aperitivo de lo que se puede llegar a hacer con un poco de esfuerzo y tesón.

¡ALLÍ VOY!

Saltar al vacío es sin duda una de las experiencias más fuertes que puedes vivir. Una caída libre acompañada de un paseo planeando en paracaídas: emoción en vena. Sobrevuelas con una avioneta que parece salida de la II Guerra Mundial y te lanzas con un monitor (bueno, el monitor te lanza, porque si no, seguramente, muchos se arrepentirían). Sientes la impresión de caer al abismo y después, se despliega el paracaídas, mientras legiones de endorfinas fluyen por tus arterias

CON RUEDAS Y A LO LOCO

El kite buggy, también conocido como parakart, te lleva a navegar por los cielos con un curioso velero que lleva ruedas. Los más expertos llegan a alcanzar velocidades de 90 km/h. Es necesario conocer el rumbo del viento para ponerse en contra de él cuando se quiere volver a tocar con los pies en el suelo.

Playa Experiencia Aventura Deporte Surf
El redactor recomienda