¿Es el móvil el culpable de todos tus problemas?
  1. Estilo
de LA WHATSAPPITIS A LA NOMOFOBIA

¿Es el móvil el culpable de todos tus problemas?

Los smartphones llegaron para facilitarnos la vida. Pero los humanos somos, desde el principio de los tiempos, especialistas en complicarla. Y hemos vuelto a hacerlo

Foto: Móviles en acción durante un desfile de moda
Móviles en acción durante un desfile de moda

Los 'smartphones' llegaron para facilitarnos la vida. Pero los humanos somos, desde el principiode los tiempos, especialistas en complicarla. Así que, por si no tuviéramos suficientes problemas de por sí, hemos conseguido que el móvil añada unos cuantos. ¿Te suena extraño? Pues sigue leyendo, porque es posible que alguna vez hayas vivido alguno de estos momentos…

PHUBBING

Tu amiga está explicándote por tercera vez lo cretino que es su novio al que sabes que no va abandonar y te entra un 'whatsapp'. Es Jaime, con una divertida foto de Julio Iglesias y un chiste tonto. Y por arte de magia, parece que tu amiga desaparezca y toda tu atención se focaliza en el mundo virtual. Eso es el 'phubbing': darle más importancia a tu móvil que a la persona que tienes delante. Los estudios dicen que el 90% de adolescentes lo hacen habitualmente. Un reciente estudio de la Universidad de Worcester (Reino Unido) asegura que esta práctica aumenta los niveles de estrés y espolea los comportamientos compulsivos, que se traducen en una incesante búsqueda de datos y novedades, mientras ninguneamos al que tenemos en frente. Una interesante iniciativa es la web Stopphubing.com, que intenta acabar con este descortés hábito.

NOMOFOBIA

Durante siglos la humanidad ha sobrevivido sin móvil, pero hoy en día se sientecomo un auténtico drama vivir apartado del dispositivo durante unas horas. La nomofobia, que afecta a la mitad de la población, es el miedo irracional a estar sin móvil: ya sea por no tener batería, dejárselo en casa o estar fuera de cobertura. Y es que los usuarios de 'smartphone' lo consultan unas 34 veces al día, por lo que la relación está muy arraigada. En estos casos, se recomienda racionalizar estos pensamientos: ser consciente de que no ocurre nada. Si la adicción es grande, uno debería plantearse estar unas horas al día sin el móvil.

FOMO

¡Qué bien se lo está pasando Andrea en estas fotos que ha colgado de la fiesta de anoche! ¿Y a mí por qué no me invitaron? El FOMO(siglas de Fear of Missing Out en inglés) es el miedo de toda la vida a sentirse excluido que provoca, irremediablemente, sentimientos de no ser suficientemente valorado o de no estar a la altura para los demás. Una bomba de relojería para la autoestima. Evidentemente, afectará más a las personas que la tengan baja. En estos casos, se ha de recordar que en las redes sociales todo parece más divertido de lo que en realidad es. Hay queintentar hacer otras actividades que nos gusten para no envidiar las de los demás.

WHATSAPPITIS

No todos los efectos secundarios de los móviles afectan únicamente a nuestra psique, nuestro cuerpo también padece lo suyo. La 'whatsappitis', un término acuñado por la revista científica 'The Lancet', es la adicción a enviar mensajes por esta 'app' que se cobra una factura física: dolor de dedos, articulaciones y tendinitis. El tratamiento consiste en tomar antiinflamatorios y reposar de mensajes durante algunos días. Si esto ocurre, uno debería plantearse si todos los mensajes que envía son absolutamente necesarios. Seguramente, se podría prescindir de muchos de ellos y otros se podían enviar como mensajes de voz.

VIBRANXIETY

El móvil parece una prolongación de nuestro cuerpo. Pero una cosa es que lo parezca y otra es que lo sintamos así. Ese es uno de los peligros que podrían ocurrir con 'vibranxiety', un síndrome que nos hace percibir vibraciones inexistentes. Incluso se nos antoja que están sucediendo incluso cuando no llevamos el dispositivo encima. Es un reflejo aprendido. Estas alucinaciones también pueden ser auditivas ('ringxiety') cuando creemos oír el tono de llamada sin que se haya producido. Estos síntomas muestran la obsesión que nos genera este pequeño amigo. En estos casos, deberían priorizarse el hecho de estar pendiente de la llegada de una llamada o un mensaje. Es muy diferente estar atento en un momento concreto, por una noticia trascendente, que hacerlo sistemáticamente. Silenciar el teléfono en situaciones en las que esto no ocurre, puede ser de gran ayuda.

Descarga la APP de 'Vanitatis'en tu móvil o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida.Pincha aquí.

Redes Sociales Vida The Lancet Móviles
El redactor recomienda