Logo El Confidencial
viajes

Sevilla en clave 'trendy': de ruta alternativa por sus rincones con duende

Cambiemos el color especial por los rincones vibrantes y eclécticos. Y pintemos a la capital del Guadalquivir en tonos cosmopolita y 'cool'. ¿El resultado? Nueve locales con encanto

Foto: Hoteles, restaurantes o boutiques. El ocio en Sevilla se escribe así (Fotomontaje: Vanitatis)
Hoteles, restaurantes o boutiques. El ocio en Sevilla se escribe así (Fotomontaje: Vanitatis)

La cera, el incienso y las bandas de cornetas y tambores seguirán ahí. Al menos hasta el próximo Domingo de Resurrección. A lo largo de esta semana, Sevilla respira en clave nazarena. Pero la capital del Guadalquivir también guarda una ‘cara B’ capaz de explotar su típico (y tópico) 'color especial'. Lugares que marcan tendencia hoy y que la convierten en una urbe tremendamente cosmopolita y ‘cool’.

Planes de mañana, de tarde y de noche para aquellos que quieran toparse con una ciudad que bulle antes, durante y después de la Semana Santa. La Sevilla alternativa también ofrece lugares de culto (y no precisamente religioso). Vanitatis traza una ruta por los rincones con más duende –valga el tópico– de la capital donde disfrutar de estos días de vacaciones. Y la combinación resulta explosiva y ganadora.

Ecléctico y vibrante. Así es este estudio de diseño (Miguel Jiménez)
Ecléctico y vibrante. Así es este estudio de diseño (Miguel Jiménez)

1. Para todos los públicos. Artefactum es un espacio vibrante que acoge el diseño más original y dinámico. Un estudio de interiorismo que deviene en laboratorio de ideas ‘deco’ y desde el que Sergio Moreno, licenciado en Bellas Artes, y Manuel Nuñez, diseñador industrial, dan forma a cualquier tipo de proyecto y se adaptan a todos y cada uno de sus clientes.

Desde este ecléctico espacio –situado en número 21 de la plaza Cristo de Burgos– cuajado, a su vez, de objetos y mobiliario de diferentes procedencias, el dúo de creativos trabaja en sendos proyectos de la mano de las mejores firmas nacionales e internacionales relacionadas con la decoración y el diseño. Un ‘showroom’ donde también hay arte, ya que exponen y venden diferentes obras de artistas noveles.

Todo en Artefactum es posible. El arte contemporáneo y las tendencias decorativas empiezan y acaban en este luminoso espacio del centro sevillano. O no… Porque disponen de tienda ‘online’. Un 'site' donde hasta los más perezosos tienen decoración a la carta. Para que cualquiera sucumba a las simpáticas piezas que habitan en este oasis del diseño hispalense.

2. La vuelta al mundo… en decenas de telas. La Ruta de la Seda encuentra parada en el casco histórico de la ciudad del Guadalquivir. En concreto, en Antik; una tienda abierta desde hace 15 años y regentada por Ana López. En este local es posible encontrar todo tipo de textiles traídos desde diferentes partes del mundo: el lino de Anatolia es uno de sus ‘must’.

Telas, alfombras y muebles conviven en perfecta sintonía en Antik (Cortesía)
Telas, alfombras y muebles conviven en perfecta sintonía en Antik (Cortesía)

Su dueña, alma inquieta y viajera, recorre medio mundo a lo largo del año para hacer que este rincón sevillano se convierta en un local diferente. Además, los coloridos paños de tela conviven con lámparas 'art déco' traídas desde Estados Unidos o con corales mediterráneos. Y no solo eso: la singularidad de su género se mezcla con otros objetos customizados por su dueña. Antik está situada en la calle Alfalfa 7.

3. Una habitación con vistas. Para no perder ripio de lo bulliciosa que resulta la ciudad de Sevilla –en esta época y siempre–, la mejor opción es elegir alguna de las 60 habitaciones que ofrece el EME Catedral Hotel. Un lugar que nació fruto de la restauración de 14 casas sevillanas del Siglo de Oro español donde el deleite está servido. Se ha convertido en uno de los mejores balcones al campanario de la catedral hispalense: la Giralda.

Memoria histórica, diseño y vanguardia conviven en unas habitaciones con paredes de ladrillo visto o piedra arenisca y techos con vigas de madera. Un hotel cuya decoración recayó en manos de las diseñadoras Sandra Tarruella e Isabel López quienes, mediante doseles de madera lacada para las camas, bañeras exentas o los lavabos de piedra pulida, lograron darle ese punto de calidez y distinción.

Interior de una de las habitaciones del hotel EME (Cortesía)
Interior de una de las habitaciones del hotel EME (Cortesía)

El hotel cuenta, además, cuenta con múltiples espacios que seducen a oriundos y visitantes. Cuenta con un restaurante con vistas a la catedral –donde la cocina-fusión mediterránea se convierte en su santo y seña– y una terraza donde se deja ver la 'beautiful people' de la capital hispalense. Además, entre sus instalaciones destacan el EME Lobby & Patio, el Ostia Antica Restaurante, el 20 pasos Café Lounge, el Santo Copas –su 'afterwork' es uno de sus imprescindibles– y el Centro Wellness Despacio, donde huir del trasiego es algo más que una realidad.

Interior del patio porticado de El Pintón (Foto: Juan Delgado)
Interior del patio porticado de El Pintón (Foto: Juan Delgado)

4. Para no iniciados. Eclecticismo estético, vanguardia decorativa y regionalismo andaluz. La fusión de estos tres factores resulta un ‘veni, vidi, vici’ decorativo tras cruzar el umbral –reja de forja mediante– del restaurante El Pintón. Un local con más de 250 metros que, para los menos duchos en la historia comercial sevillana, ocupa parte del edificio Almacenes Peyré, construido en 1790 y reformado a principios del siglo XX por Aníbal González.

Su patio porticado, del que destacan los ladrillos vistos de sus arcos o las vigas de madera de sus techos, se abren a un espectacular lucernario del que penden guirnaldas con bombillas que arrojan luz a un salón compuesto por sillas de hierro en verde pastel y mesas de caoba. Todo ello por obra y gracia del estudio de decoración, interiorismo y diseño gráfico Lucas y Hernández-Gil, encargados de dotar de personalidad a este local a través de materiales tan nobles como la cal, la madera o el azulejo.

Pero no solo de estética (que también) vive El Pintón. Célebre es su tartar de atún rojo o sus gyozas de pollo y verduras con salsa ponzu. Como igual de imperdonable resultaría irse sin tomar su célebre cóctel Moscow Mule. Está situado, como ellos mismos dicen, “a dos pasos de la Giralda”; en la calle Francos 42.

5. La excepción y la regla. El estilo ‘art déco’ del Bar Americano –enclavado en el hotel Alfonso XIII– supone una regresión (en clave ‘cool’) a los años 20. La combinación de maderas nobles con paredes y cortinas de azul intenso hacen de él una excepción arquitectónica con respecto al estilo del edificio, cuya arquitectura neomudéjar destaca sobre el resto de edificios de la sevillana calle de San Fernando.

Interior del Bar Americano en el hotel Alfonso XIII (Cortesía)
Interior del Bar Americano en el hotel Alfonso XIII (Cortesía)

Imperdible resulta su sesión de jazz los viernes a partir de las 22.30 horas. Como también lo es conocer parte de la interminable nómina de altos dignatarios o personajes vinculados al mundo de la moda o el cine que han pernoctado entre las paredes de este hotel. Madonna, por ejemplo, forma parte de esa lista de huéspedes ilustres. ¿La carta? Amplia y variada. Su selección de ginebras y cócteles lo convierten en un lugar imperdible.

Detalle del techo y algunos de los complementos de Le Voilà (Cortesía)
Detalle del techo y algunos de los complementos de Le Voilà (Cortesía)

6. Los complementos más frescos. Le Voilà es una tienda-taller situada un coqueto local coronado con un fresco de 1897 obra del pintor Rico Cejudo. Casi cinco años después se ha convertido en uno de los referentes de la escena 'trendy' sevillana. Penélope Melero, regente y creadora de estas preciosistas piezas, elabora con mimo collares, pendientes y anillos a base de materiales como el latón, piedras semiprociosas o cristal.

Creaciones singurales de las que destaca su exclusividad... y su atemporalidad. Complementos clásicos como los turbantes se tornan eternos cuando pasan a ser el último grito en tendencias. Lo retro y lo vanguardista son marca de la casa. ¿Y lo artesanal? Su 'leitmotiv'. Le Voilà está situada en la calle Pérez Galdós número 4.

7. Una terraza 'torera'. Y todo porque tiene vistas a uno de los laterales de la plaza de toros de La Maestranza. Si se contaran por muchas, esta solo sería una de las curiosidades que definen al restaurante 3 Sevilla. Un lugar donde se empieza con una tapa, se continúa con unas raciones o menús para acabar 'merendándose' la tarde hispalense –tarta de la emperatriz Victoria Eugenia mediante– regándola con los sorbos de un buen Cosmopolitan.

Imagen de la terraza del restaurante 3 Sevilla (Cortesía)
Imagen de la terraza del restaurante 3 Sevilla (Cortesía)

En el interior de este local, un trópico de palmeras o monsteras delineadas en dorado sobre fondo gris iluminan las paredes de un espacio de notas barrocas y sofisticadas. Lámparas de esparto, latón para revestir ese 'altar de la mixología' en que se ha convertido su barra o mesas creadas con hierro y azulejos son solo tres de las notas distintivas de un restaurante (situado en la calle Gracia Fernández Palacio, 3) cuya atmósfera resulta embriagadora.

8. Un palacio ducal. Esculturas, tapices o mobiliario de alto valor histórico-artístico. La lista de obras de arte que 'habitan' la Casa de Las Dueñas se torna interminable. Neri di Bicci, Mariano Benlliure o Luca Giordano son solo algunos de los autores de las muchas piezas que alberga la residencia sevillana del duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart.

Imagen del patio interior del palacio de Las Dueñas (EFE)
Imagen del patio interior del palacio de Las Dueñas (EFE)

Esta casa solariega, mezcla de estilos arquitectónicos como el gótico o el mudéjar, abrió sus puertas al público el pasado año. Las entradas para visitar una de las residencias más queridas por la difunta Cayetana de Alba están a la venta en la web del palacio.

9. Un rincón de lectura. El viajero sedentario es algo más que el libro de Rafael Chirbes. Es una librería-café situada en la Alameda de Hércules -epicentro ‘hipster’ y ‘cool’ sevillano-. Un espacio que invita a quedarse, a leer en cualquiera de sus sillones forrados con tartán, a degustar cualquiera de las deliciosas tartas caseras disponibles en su carta acompañada de un buen té o café.

Imagen de la terraza de El viajero sedentario (Facebook)
Imagen de la terraza de El viajero sedentario (Facebook)

Además, este pequeño local ofrece presentaciones de libros, conciertos o charlas donde lo más importante, la lectura, la pone el visitante. Los libros, el viajero. Tenga el espíritu sedentario o no.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios