Logo El Confidencial
fitness

Cuatro razones por las que el alcohol perjudica (gravemente) tu entrenamiento

Cuidado con la mezcla. Si quieres hacer ejercicio mañana, no te pases con las copas esta noche, y si vas al gimnasio esta tarde, no lo celebres en el bar

Foto: Si has bebido la noche anterior a practicar deporte, recuerda que también tendrás que desgastar el alcohol (Haig Club)
Si has bebido la noche anterior a practicar deporte, recuerda que también tendrás que desgastar el alcohol (Haig Club)

Domingo por la mañana, te despiertas con un fuerte dolor de cabeza, como si un taladro estuviera perforándote la sien. Por supuesto, mandas un mensaje al grupo de runners con los que sales cada semana y las coordenadas son claras: eres baja confirmada para los ocho kilómetros que os habíais marcado en el calendario de entrenamientos.

Está bien, no pasa nada, no te castigues por ello, suficiente tienes con contener la explosión de tu cráneo. Pero el caso es que, siendo sinceros, no estarías lidiando ahora con esto si anoche te hubieras ahorrado las dos últimas cervezas. De acuerdo, y el gin-tonic al que te invitó el chico de la barra.

Pero ¿por qué el alcohol y el deporte son tan mala combinación? Básicamente porque si bebes después de entrenar, no servirá de mucho lo que hayas hecho en el gimnasio. Y si te tomas las copas la noche anterior, ten en cuenta que al desgaste del ejercicio se sumará el del alcohol, que deja efectos en el cuerpo y cerebro durante varios días. Vamos al detalle, ¿cuáles son los efectos del alcohol en tu cuerpo? y ¿cómo afecta el alcohol a los deportistas?

1. Engorda

Además de sumar a tu cuerpo calorías vacías (nos dan energía, pero no aportan nutrientes), cuando bebes alcohol tu cuerpo prioriza la metabolización del alcohol a quemar grasas y carbohidratos. Pero no solo eso, el alcohol descompone los aminoácidos y los almacena como grasas. ¿Adivinas dónde? Bingo, en muslos y glúteos. En definitiva, las bebidas alcohólicas, no solo son calóricas, sino que suelen contener azúcares. Así que si estás haciendo deporte para adelgazar, beberte una copa antes o después de entrenar, boicotea tu intento de fulminar calorías.

2. Deshidrata

Seguro que te has levantado con la boca seca y la sensación, muy real, de que tienes sed. Eso es prueba inequívoca de que tienes resaca. Lo que ha ocurrido es que el alcohol tiene un efecto diurético, es decir que aumenta la tendencia a orinar, con lo que durante la noche perderás agua y minerales. Además, el alcohol irrita las paredes del estómago y reduce la capacidad de absorción de nutrientes, que es la razón por la que el día de resaca tienes el estómago del revés. Si lo que pretendes es practicar deporte, cuidado, porque el ejercicio implica hidratación y tú partes de bajo cero. Así que no, no es una buena idea.

3. Ralentiza la recuperación

Después de una clase de spinning, en la que has sudado y has puesto a prueba la resistencia de tus músculos, tu cuerpo ha tenido que echar mano de las reservas de glucógeno de tu organismo. Esto es, los carbohidratos que hayas consumido previamente al ejercicio. En este momento tu cuerpo necesita recuperarse, por eso se suele recomendar la ingesta de proteínas que reparen el tejido muscular. Si en vez de eso, te bebes un par de cervezas, le estás diciendo a tu cuerpo que paralice este proceso de restauración y, además, desplazas los carbohidratos, así que los niveles de la alacena se reducen a la mitad.

4. Pierdes facultades

Es evidente, pero no está de más recordar que el alcohol altera nuestra capacidad de visión, reduce la fuerza y potencia de nuestros movimientos y afecta a nuestro equilibrio y coordinación. Además, acelera la llegada de la fatiga. Todos estos efectos van directamente vinculados a la práctica deportiva, con lo que antes de calzarte las zapatillas y salir a correr, piensa bien si serás capaz de dar la primera zancada y hasta dónde podrás llegar sin sentirte mal.



Resumiendo, el alcohol mejor tomarlo en su justa medida si tienes la intención de darlo todo en la pista de baile. Si tienes que practicar deporte al día siguiente, modera tus niveles de excitación el sábado noche.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios