Logo El Confidencial
DE LA RIOJA AL ALGARVE

Turismo enológico: nueve experiencias de lujo para que te enamores aún más del vino

En La Rioja y la Ribera del Duero, pero también en Rueda y en Ronda, incluso cruzando a Portugal. Estos viajes prometen ser exclusivos. La ruta pasa por Sintra, no decimos más

Foto: La Wine Room del Tivoli Pálacio de Seteais, en Sintra. (Cortesía)
La Wine Room del Tivoli Pálacio de Seteais, en Sintra. (Cortesía)

Si ya estás cansado de sol y playa y consideras que has gozado lo suficiente del chiringuito (por ahora), haz que todo tu paisaje se llene de viñas y tu mesa de vino. Es más, embárcate en la aventura de la vendimia y vete a husmear por las bodegas... y hasta los palacios. El enoturismo no solo es para el marqués de Griñón y otras realezas, también te espera a ti a la vuelta de la esquina. Y es, por Baco, muy muy divertido. Tenemos muchos planes.

1. Aprender, disfrutar... en una bodega

Esta vez en Bodegas Montecillo. Un destino en plena Rioja Alta que hará las delicias de los amantes del vino. Lo tiene todo: caldos de primera, atractivos espacios, un paisaje bello y mucha historia, con más de 120 años (báquicos). Se trata, como dicen, de “aprender, entretenerte, degustar y disfrutar”. Como para decir que no... Más madera: pertenece al selecto grupo de Bodegas Centenarias de la D.O.Ca Rioja.

¿Dónde? Carretera de Fuenmayor km 3. Navarrete (La Rioja).

2. Una cena maridada en palacio

La experiencia no podía ser más exclusiva ni más especial. En el Tivoli Palácio de Seteais, un hotel palacio del siglo XVIII en esta bella e inspiradora ciudad, y nos quedamos cortos, tiene abiertas sus puertas la Sala Colares, que es una virguería: mobiliario antiguos, encantadores elementos decorativos y fotografías de época cedidas por la Bodega (Adega) Regional de Colares. Aquí puedes regalarte una cena gourmet de cuatro platos (manjares portugueses) o un menú degustación de petiscos, acompañados, claro, de su selección de vinos. Y la estancia en el hotel, que es una maravilla.

¿Dónde? Rua Barbosa di Bocage 8. Sintra (Portugal).

La Wine Room de Pálacio de Seteais, en Sintra. (Cortesía)
La Wine Room de Pálacio de Seteais, en Sintra. (Cortesía)

3. Un resort con gurú (del vino)

Más Portugal, pero esta vez en ese paraíso perdido que nos solemos encontrar nada mas cruzar la raya fronteriza por el sur. Ayamonte y más allá. Aquí es donde está el premiadísimo restaurante EMO, con una bodega compuesta por 420 etiquetas y 2.200 botellas de vino, alguno de los cuales luego se maridará en mesa con la cocina tradicional de Bruno Cunha, que es su 'gurú del vino'. Tienen hasta boutique especializada. A esto hay que sumar, sin perder la cabeza, el placer de estar en este resort de lujo (asiático), con seis restaurantes en total y un alabado campo de golf; el Anantara Vilamoura.

¿Dónde? Victoria Gardens. Av. dos Descobrimentos nº 0. Vilamoura (Portugal).

El restaurante EMO en el resort Anantara Vilamoura. (Cortesía)
El restaurante EMO en el resort Anantara Vilamoura. (Cortesía)

4. Noche de vendimia... y de pasión

En la bodega Ramón Bilbao de La Rioja, una de las míticas de Haro, ya ha empezado la ceremonia de la uva y el vino. Allí y en Rueda, donde este sábado tendrá lugar una de sus noches de vendimia, una visita guiada para descubrir eso, la vendimia nocturna, a la hora mágica en la que las temperaturas son más bajas y se evitan posibles oxidaciones y prefermentaciones. Se trata de saber más de las labores de recolección en la Finca Las Amedias, de pasear entre las cepas y de disfrutar de una cena maridada con sus vinos blancos, de la D.O. Rueda, en el salón privado de la bodega. La jornada arranca a las 19 h en el centro de Valladolid.

¿Dónde? Finca Las Amedias. Rueda (Valladolid).

En la bodega Ramón Bilbao de Rueda hay vendimia por la noche. (Cortesía)
En la bodega Ramón Bilbao de Rueda hay vendimia por la noche. (Cortesía)

5. Fiesta... con guantes y delantal

Será el próximo viernes 12 de octubre, Día del Pilar, en la Hacienda Zorita, que es un Wine Hotel & Spa, y con un programa de actividades lúdicas en torno a esta tradición vitivinícola para toda la familia. Nada de postureo. Hay que ponerse el delantal, el sombrero, las tenazas y los guantes, que la casa pone a disposición de huéspedes y visitantes, y lanzarse a la recogida de las uvas tempranillo y syrah que rodean el que fue convento dominico. Se puede hasta pisar la uva en el centenario lagar del antiguo claustro de la hacienda. Y aún hay más: una parrillada con productos de su Organic Farm en los jardines del hotel, animada con los vinos de Marqués de Concordia.

¿Dónde? Ctra Ledesma, km 10. Valverdón (Salamanca).

6. Pisando la uva como antaño

Bodegas Cepa 21, de la familia Moro, organiza su ya clásico taller de vendimia (hasta el 15 de octubre) para dar a conocer los secretos de la elaboración del vino, esta vez en la Ribera del Duero. Y qué mejor que hacerlo invitando al personal de cualquier edad (atención, niños) a pisar la uva, pero no solo, porque también hay visita a la bodega y sus viñedos, cata de vino para los adultos (concretamente el Cepa 21 de 2015, una añada excepcional, nos dicen) y mosto y gominolas para los más pequeños. Una jornada en el campo y mucho más. Ofrece tambien rutas en bicicleta por sus fincas, tours en globo aerostático y catas aromáticas.

¿Dónde? Castrillo de Duero (Valladolid).

La vendimia en las fincas de Emilio Moro. (Cortesía)
La vendimia en las fincas de Emilio Moro. (Cortesía)

7. Senderismo y rutas en 4x4

El enoturismo es pura comunión con la naturaleza. Si quieres saber hasta qué punto, viaja hasta Pesquera de Duero, nada menos, y llama a la puerta de las Bodegas Emilio Moro, a solo 17 km de las anteriores (Cepa 21); son hermanas. En estas han preparado una ruta para recorrer sus fincas a bordo de un 4x4 que incluye la cata de cuatro de sus vinos. Además, esta bodega tiene un viñedo solidario, destinado a mejorar las condiciones de vida de personas con dificultades para acceder al agua potable. Te invitarán a participar y apadrinar una cepa, con una acción que incluye cata del vino y una comida típica de la zona (50 euros).

¿Dónde? Pesquera de Duero (Valladolid).

8. ¡Entrar en un pazo y, además, fortificado!

Llegamos a Pontevedra, a la finca La Moreira, en Arbo, y traspasamos el umbral de una de estas construcciones que son tan tan (doblemente) gallegas y tan (también bis) irresistibles. Un pazo fortificado en el que están desde 1968 las bodegas del sello Marqués de Vizhoja. Esto quiere decir que lo circundan viñedos, por cierto escalonados y atravesando un camino romano. Lo que era la bodega original se ha remodelado y convertido en museo. En los jardines, para sumarle galleguidad, hay hórreos y un crucero, además de una capilla de la Virgen del Carmen. Se puede visitar de miércoles a domingo a las 11:30 y a las 17:30 h.

¿Dónde? Arbo (Pontevedra).

El Pazo La Moreira, en la querida Galicia. (Cortesía)
El Pazo La Moreira, en la querida Galicia. (Cortesía)

9. Con visita a Ronda y Grazalema

El plan consiste no solo en visitar las Bodegas Doña Felisa, que están junto a la antigua ciudad romana de Acinipo, desde donde ya se exportaban vinos al resto del imperio allá por el siglo I a.C., y probar sus caldos, que pertenecen a la D.O. Sierras de Málaga y siguen un proceso ecológico, sino de aventurarte por los caminos del Parque Natural Sierra de Grazalema, perderte por la bella Ronda y asomarte a su increíble Tajo, y alojarte en el hotel Fuerte Grazalema.

¿Dónde? Baldío de los Alamillos. Ctra A-372, km 53. Grazalema (Cádiz).

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios