Logo El Confidencial

Cinco razones para no perderte Casa Decor 2018

Este jueves 15 de febrero arranca la 53 edición de esta feria del interiorismo con un total de 67 espacios donde hay mucha decoración a caballo entre el Art Déco y el Mid Century

Foto: El salón de Erico Navazo para Sicis. (Imagen: Paloma Pacheco/Amador Toril)
El salón de Erico Navazo para Sicis. (Imagen: Paloma Pacheco/Amador Toril)

Es febrero y, aunque el invierno todavía no ha comenzado a dar sus últimos estertores, la primavera parece haber florecido en el madrileño distrito de Chamberí. ¿El motivo? Este jueves 15 de febrero, la 53 edición de Casa Decor abre sus puertas al gran público como uno de los eventos de decoración más señeros de nuestro país. Cerca de 26 años distan desde que los organizadores de esta feria del interiorismo decidieran intervenir un antiguo convento en la capitalina calle General Oráa allá por 1992. Hoy, sin embargo, es un edificio señorial de viviendas –sita en número 2 de la calle Francisco de Rojas– el que acoge esta nueva entrega. Un lugar que cuenta con 67 espacios decorados por más de un centenar de interioristas y que se podrá visitar hasta el próximo 25 de marzo, fecha en que la nueva estación se abrirá paso en el calendario.

Hasta entonces, este edificio que cuenta con más de 3.100 m² acogerá no solo las diferentes propuestas llevadas a cabo por diferentes estudios de interiorismo, sino que mostrará qué hay de nuevo en decoración, diseño y tecnología. Un singular catálogo de rincones por los que suspirar o tomar ideas donde el hábitat, el lujo y el estilo de vida lo son todo. Baños, cocinas, salones e incluso barras de bar se erigen como oscuros objetos de deseo ‘deco’ con los que soñar. Y como hay de todo y para todos los gustos, Vanitatis desgrana los cinco motivos por los que dejarse caer por la 53 edición.

1. El rincón del dandy

Detalle del espacio de Erico Navazo para Sicis. (Imagen: Paloma Pacheco/Amador Toril)
Detalle del espacio de Erico Navazo para Sicis. (Imagen: Paloma Pacheco/Amador Toril)

Erico Navazo, vigente campeón del Premio Casa Decor al Mejor Proyecto de 2017, invita al visitante a sumergirse en la versión moderna y minimalista de las extintas ‘hospitalias’ de las villas romanas. Basta con observar el solado de su propuesta de salón para hacer un viaje al pasado a través de las diminutas teselas de los mosaicos que lo componen. Un diseño que el interiorista ha elaborado ex profeso para la ocasión de la mano de la firma italiana Sicis.

En su espacio, tan masculino como elegante, conviven imponentes sofás de terciopelo con butacones estampados propios de los años 60. De la estancia, presidida por una chimenea cerrada por un arco de medio punto, arrancan dos hornacinas ovaladas a modo de estanterías revestidas con piezas en cobre envejecido que acogen jarrones, vasijas, libros o esculturas con reminiscencias de la Roma clásica. Un salón que se convierte en todo un homenaje al sofisticado estilo Mid Century donde habitan el relax y el buen gusto con los centros de flores de Carlos de Troya.

2. El tocador de Coco

No es el baño de Gabrielle Chanel, pero son muchas las reminiscencias decorativas propias del apartamento que la diseñadora francesa poseía en la parisina Rue Cambon las que se extractan del baño público creado por Virginia Sánchez. En su espacio conviven los blancos y los negros con tonalidades como el dorado o el rosa pastel. Un lugar presidido por una gran bañera que se muestra al visitante como el rincón ideal para una mujer tan sofisticada como chic.

Imagen del baño de Virginia Sánchez. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)
Imagen del baño de Virginia Sánchez. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)

Su solado, de terrazo blanco dispuesto a cartabón y rematado con listones de latón, otorgan a este espacio una sensación de profundidad solo rota por las dos grandes cortinas que enmarcan sus dos ventanales y que emulan a las célebres bailarinas de puntera negra creadas por la modista. ¿El resto? Todo es fantasía. Bastaría con sentarse frente al espejo de su tocador para sentir la sofisticación que emanaba la malograda Gabrielle ataviada con un jersey negro y un collar de perlas.

3. Un comedor del trópico

Si la reina de Saba levantara la cabeza, a todas luces invitaría a gran parte de su corte a tomar el ‘brunch’ en el espacio Tropical Lunch que propone Virginia Gasch. Un luminoso rincón de 26 m² rico en texturas y colores que deviene en un viaje sensorial y decorativo para todo aquel que lo visite. Un lugar exótico donde conviven terciopelos, juegos de espejos, molduras antiguas o papeles pintados de apariencia sedosa que se convierten en toda una bucólica fantasía. Aunque la cosa no acaba ahí.

Detalle del colorista comedor de Virginia Gasch. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)
Detalle del colorista comedor de Virginia Gasch. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)

Esta edición de Casa Decor ha querido homenajear el movimiento decimonónico del Art&Crafts. Por ello, este espacio también destila cierta querencia por lo artesanal a través de sillas tapizadas en tweed o mediante un cuadro del artista Hassau Rochén. Elementos singulares que se convierten en todo un viaje sensorial al trópico.

4. La habitación Art Déco

Detalle del colorista dormitorio Sweet Dreams de Nuria Alía. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)
Detalle del colorista dormitorio Sweet Dreams de Nuria Alía. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)

Lleva por nombre Sweet Dreams y en el dormitorio que propone Nuria Alía sobran los motivos para soñar en una habitación moderna con claras referencias al estilo Art Déco. Los tonos pastel dominan esta estancia solo rota por las vibrantes cortinas en terciopelo azul que visten sus ventanas o por los juegos de colores de las dos celosías que enmarcan la cama. La interiorista lleva el latón a mesillas, mesas auxiliares, aparadores y chifoniers, así como a elementos decorativos en forma de escultura que aportan un gracejo femenino y sutil a su espacio.

La moqueta que forra el solado bien podría teletransportar al visitante a una habitación de una casa de verano en Palm Springs. Una estancia femenina y de aires naíf de la que destacan los espectaculares juegos de molduras de su techo –originales de este edificio de principios del siglo XX– y que son una clara referencia a la perfecta convivencia entre tradición y vanguardia.

5. La azotea de Acapulco

Madrid no tiene los tejados de París, como la capital del Sena tampoco tiene esa luz y ese sol tan propio de México. Pero existe un rincón en la quinta planta del edificio que acoge la 53 edición de Casa Decor con grandes similitudes con la Perla del Pacífico. A través de la Azotea Desert City, Dmasc Arquitectos ha conseguido dar con la terraza perfecta: esa que mezcla mobiliario propio de las estancias de interior para sacarlo al exterior y conseguir que cualquier visitante suspire por un rincón de cactus y plantas crasas, que se convierten en las protagonistas del mismo. ¡Y posee hasta un invernadero acristalado!

Blancos, azules, marrones... y sillas Acapulco en la Azotea Desert City. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)
Blancos, azules, marrones... y sillas Acapulco en la Azotea Desert City. (Imagen: Cortesía/Casa Decor)

No faltan las celebérrimas sillas modelo Acapulco, mesas de centro revestidas con madera de teca o singulares planchas de azulejo en dorados y blancos capaces de aportar (más) luz a un estancia singular, alegre y que invita a recibir ya a la inminente primavera.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios