Cinco casas señoriales en España en las que podrías encontrarte con Naty Abascal
  1. Estilo

Cinco casas señoriales en España en las que podrías encontrarte con Naty Abascal

Por ejemplo, en tierra de Dalí, en la elegante Mallorca, en la Sevilla de los reyes, en la Asturias de los indianos o en la residencia estival de un hacendado. Un lujo

placeholder Foto: El salón inglés de la Posada Tierra Santa.
El salón inglés de la Posada Tierra Santa.

Casa señorial, suena bien. A condesa o a marqués. A ambiente palaciego, muebles de época, escalinata y cuadros de un mi abuelo que ganara una batalla (guiño al poeta). Entre estas paredes no solo querrás dormir, sino vivir y hasta soñar. Hay una en Lanzarote, otra en Mallorca y otras tres en Cudillero, Sevilla y Girona. A cual más noble. Aquí te podrías encontrar con Naty Abascal o Inès de la Fressange, por ejemplo. ¡Y son asequibles!

1. La Casona de Yaiza, en Lanzarote

Está en el Parque Nacional de Timanfaya, cerca de las playas de Papagayo, al sur de la isla, en Yaiza, y es la residencia estival que un hacendado se levantó en 1825. Una casona que sigue la línea tradicional de la arquitectura isleña de aquellos tiempos y que ya en el siglo XXI, para nuestra fortuna, cayó en manos de unos locos del arte que quisieron recrear en su interior el Renacimiento italiano y homenajear a los pintores de la Escuela de Roma. Casi nada. Una muestra arrebatadora de las artes decorativas. Ahí está esos doseles, esas camas, armarios, espejos, cuadros y las pinturas que adornan los techos, que contrastan con el entorno salvaje y volcánico. Ese es su encanto. Además, aloja una galería de arte en los antiguos aljibes de piedra abovedada y tiene piscina de temporada.

Precio: desde 92 euros.

Dónde: Valle de Fenauso 11. Yaiza (Lanzarote).

placeholder La Casona de Yaiza es cien por cien isleña.
La Casona de Yaiza es cien por cien isleña.

2. Posada Terra Santa, en Mallorca

Pero no perdida en la Sierra de Tramontana, en la sinuosa carretera que pasa por Deià y llega a Valldemosa, sino en el corazón de Palma, justo detrás de la catedral que es del siglo XIII, entre patios y callejuelas, pero muy cerca del mar. Esta mansión que ya ha cumplido los 500 (años) es el colmo del diseño y la elegancia, y no le falta piscina climatizada, azotea 'chill out' con vistas, gimnasio, restaurante y biblioteca. Sus habitaciones, un total de 26, no podían ser sino exclusivas y el hotel... qué otra cosa apellidarse que 'boutique'.

Precio: desde 176 euros.

Dónde: Posada Terra Santa 5. Palma de Mallorca.

placeholder Una de las habitaciones de la Posada Terra Santa.
Una de las habitaciones de la Posada Terra Santa.

3. Castell d'Empordà, en Girona

Es un castillo en toda regla y en un entorno de lujo, cerca muy cerca del universo Dalí (Figueras, Púbol, Cadaqués) y dando más brío aún al Alto Ampurdán, ese lugar también con anchuroso mar, a mitad de camino entre Barcelona y Francia. La finca se expande a lo largo y ancho de 12 hectáreas, repletita de olivos y robles y una piscina con vistas panorámicas, para cuando llegue el calor. De puertas adentro, el hotel tiene 57 habitaciones que, en efecto, le habrían gustado a Gala, con sus recuerdos del medio mundo por el que han viajado sus dueños. Sí, Alert Diks, el holandés errante que se enamoró de niño de los castillos españoles y el paisaje catalán, y -oh, Fortuna- terminó comprando uno en 1999.

Dónde: Castell d'Empordà s/n. La Bisbal. Girona.

Precio: desde 110 euros.

placeholder El Castell D'Empordà, habitación con vistas.
El Castell D'Empordà, habitación con vistas.

4. Cortijo Torre de la Reina, en Sevilla

Atención, porque fue fortaleza califal de defensa de Sevilla, primero, y campamento de retaguarda del rey Fernando III el Santo durante la conquista de la ciudad en 1248, después. Así que esto no es solo un hotel. Y hay más, porque a finales del siglo XIII y comienzos del XIV, perteneció a la reina de Castilla Doña María de Molina, que es la que le dio el nombre. Casi tendrás que echar mano de enciclopedia. Y luego mirar y mirar, porque los jardines son magníficos y el cortijo en sí es monumento nacional (su título). La decoración es clásica y recargada, y la emoción de estar en una residencia real, mayúscula.

Precio: desde 85 euros.

Dónde: Paseo Alameda. Torre de la Reina. Guillena (Sevilla).

placeholder Así es el Cortijo Torre de la Reina.
Así es el Cortijo Torre de la Reina.

5. La Casona de la Paca, en Cudillero

Es una casona de las de indianos, construida allá por 1877, y con un hermoso jardín donde crecen las camelias, las magnolias y los robles centenarios, como en un poema modernista. Pero es que, para más inri, está en esa bella villa marinera que es Cudillero. Tiene porte decimonónico y todos los atributos para encandilar al viajero: chimenea, amplios ventanales desde donde contemplar la puesta de sol y repostería tradicional (torrijas, frixuelos, marañuelas o casadielles). Entre las 19 habitaciones, hay dos suites que miran al jardín; otra apodada La Torre, en la parte más alta, con una terraza de 360 grados, desde donde se ve el mar y la montaña; cinco habitaciones con salón... y lujos así. Estarás en un paisaje en el que el verde se combina con el azul, de playas y calas paradisiacas.

Precio: desde 83 euros.

Dónde: El Pitu s/n. Cudillero.

placeholder La Casona de la Paca, como en tu casa.
La Casona de la Paca, como en tu casa.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Hoteles España Viajes Viajes en España Turismo
El redactor recomienda