Logo El Confidencial

Nos colamos en el armario de superlujo del hijo de Saquille O'Neal

El primogénito de la estrella de la NBA ha desfilado varias veces para Dolce & Gabbana y acaba de aparecer en Coveteur, la web fashion que analiza los roperos de los chicos más cool

Foto: Myles O'Neal, hijo de Saquille y futuro top model. (Fotos: Courtesy of Coveteur/Tristan Kallas)
Myles O'Neal, hijo de Saquille y futuro top model. (Fotos: Courtesy of Coveteur/Tristan Kallas)

Su padre, Saquille O'Neal, es una de los leyendas de la NBA. Uno de los mejores jugadores de su historia. ​Y Myles, su primogénito, también le ha dado un tiento a las pistas. De hecho, parecía tener un futuro en el baloncesto hasta que la moda se cruzó en su camino. Se lo cuenta todo a Coveteur, la web canadiense que ha cambiando la forma en la que observamos las consecuencias que la ropa tiene en nuestra vidas y que se cuela con gusto, soltura y mucho desparpajo en los armarios más famosos y divinos del postureo de altos vuelos. Gracias a ellos sabemos que el retoño de la estrella más rutilante del dream team más espectacular y magnífico de Los Angeles Lakers es un habitual de los desfiles de Dolce & Gabbana.

Pero su sentido sartorial de la vida no lo ha heredado de su padre. Al menos no en sentido literal. "¿Has vistos los conjuntos que se pone?", pregunta horrorizado. Su despertar a la fuerza de la moda lo experimentó cuando apenas tenía nueve años y gracias a un encuentro casual con el hombre que se convertiría en su icono de estilo: Pharrell Williams. Como cuenta en Coveteur, coincidió con él en el Beverly Hills Hotel de Los Ángeles cuando era niño y se quedó fascinado con todo lo que llevaba puesto. Myles, cuyo vestuario en ese momento constaba básicamente de vaqueros y camisetas deportivas, se quedó prendado de la “forma salvaje” en la que Williams entendía la moda. “De hecho, fue ese justo instante en el que me di cuenta de lo que significaba la palabra”, cuenta a Coveteur.

Entre sus pertenencias, joyas con forma de Homer Simpson y bolsos Saint Louis de Maison Goyard. (Foto: Courtesy of Coveteur/Tristan Kallas)
Entre sus pertenencias, joyas con forma de Homer Simpson y bolsos Saint Louis de Maison Goyard. (Foto: Courtesy of Coveteur/Tristan Kallas)

Pero lo bueno que tiene tener un padre todavía más famoso que el rapero es que este se paró a saludar a Saquille. Y prometió enviarles algo de su propia firma y tienda, Billionaire Boys Club, que empezaba a hacer sus primeros pinitos en el retail de moda en aquellos momentos. “Recuerdo que me mandó una camiseta de Ice Cream que me ponía todos los días debajo del uniforme de colegio”, recuerda Myles.

Casi una década después, su propio ropero está compuesto de piezas exclusivas y escogidas con mucho gusto: ediciones limitadas de zapatillas Nike, sudaderas firmadas por Raf Simons x Storm, zapatillas Replica de Maison Martin Margiela, pantalones de Stella McCartney, bolsos de Goyard, zapatos de Dolce & Gabbana… Su esfuerzo por vestir diferente del resto llamó la atención de los agentes y scouts de NEXT Models, y la agencia le propuso dar el salto a las pasarelas. Myles no ha alcanzado los dos metros dieciséis de su progenitor, pero su metro ochenta y cinco y su estructura corporal esbelta y atlética encajan a la perfección con el mundo del modelaje profesional. Su elegancia personal y su apellido (que en realidad casi nadie asocia con su padre en el universo de la moda) son un plus.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios