Logo El Confidencial
el triunfo del logo

¡Lujo nada silencioso! Fendi encabeza el regreso de la 'logomanía'

Olvida la discreción del lujo silencioso y abraza la fiebre de los logos. Así ha sido el regreso de la logomanía, que ha encontrado en la firma Fendi a su máximo exponente

Foto: Imagen: Fendi
Imagen: Fendi

Parecía que el lujo silencioso había eliminado de la faz de la tierra la logomanía. Firmas como Mansur Gavriel o M2M Atellier habían traído consigo el afán por los diseños de confección impecable en los que ni los logos ni la ostentación tenían cabida. Sin embargo, al ser la moda cíclica, era cuestión de tiempo que las 'logoemociones' regresaran con fuerza a nuestro armario y, por supuesto, a nuestro feed de Instagram. A los consumidores millennials no les importa invertir en moda, pero es precisamente la fuerza de las redes sociales la que hace que el que así lo haga quiera también presumir de sus compras. Y ¿qué hay mejor que un buen logo para dejar claro que esa camiseta es de Gucci? Cuando Alessandro Michele tomó las riendas de la firma, devolvió a la casa la obsesión 'logomaniaca', esa de la que Tom Ford se rió cuando como director creativo de la marca quiso poner fin a la obsesión por los logos al depilar el pubis de una de sus modelos para dibujar en él una G en la campaña de su perfume en el año 2003.

De Louis Vuitton a Dior

Pero ni groomings especiales ni censuras hicieron posible frenar la inyección de logos hipster de Louis Vuitton junto a Supreme. A esta colaboración 'logomaniaca' le acredita Vuitton un incremento del 13% de sus beneficios el pasado año. No es la única firma que se ha beneficiado de los logos. Christian Dior ha devuelto a las pasarelas el amor por ellos con sus omnipresentes tirantes en los que el nombre de la marca aparece bordado. Influencers, modelos y actrices han lucido estos diseños hasta la saciedad, logrando así que el nombre de la marca estuviera presente -literalmente, de ahí la magia del logo- en revistas, alfombras rojas y fotografías de street style. Junto a estos detalles, Dior lograba así que los influencers cayeran rendidos por las camisetas de la firma, esas que se asocian fácilmente a la casa de moda y que Gucci y su camiseta de 350 euros ya se habían encargado de demostrar que son una fuente perfecta de ingresos para aquellos que quieren comprarse una prenda de marca y presumir de ella sin tener que desembolsar miles de euros. “Las camisetas con logo son una forma sencilla para las marcas de ser reconocidas y para los consumidores de asociarse con ellas”, explica Lisa Aiken, de 'Net-a-Porter'.

Fendi Fan

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Karl Lagerfeld, ¿tú también?

Sin embargo, la firma que ha devuelto a las tendencias ese amor por dejar su sello personal ha sido una marca inesperada. Hablamos de Fendi, cuyo logo supone una caricia retro que hace que el que lo lleva parezca imbuido por la historia de la moda. La firma llevaba tiempo perdida en el olvido y sus pieles parecían no atraer a los caprichosos y exigentes millennials, que tan solo se habían interesado por los divertidos charms que la marca popularizó algunas temporadas atrás. Y entonces, Karl Lagerfeld decidió que si Chanel apostaba por los logos, Fendi no iba a ser menos… y acertó de lleno. Su desfile primavera/verano 2018 no solo presentó la colaboración con Fila, haciendo que la nostalgia sporty retro caminara de la mano con el amor por los logos, sino que los propios logos de la marca se repitieron hasta el infinito sobre la pasarela y pronto los fotógrafos de street style capturaron a las it girls del momento enfundadas en prendas cargadas de la famosa e icónica 'F'.

Bella Hadid, Rita Ora, Chiara Ferragni, Gigi Hadid, Hailey Baldwin y Chloë Grace Moretz son algunas de las que han apostado por esta tendencia, que incluso se duplica cuando la propia Moretz camina de la mano con su chico, Brooklyn Beckham, enfundado en una bomber con la famosa 'F' repetida hasta funcionar como estampado. Para rizar el rizo de la 'logomanía', Kim Kardashian se enfunda en un look de Fendi creado por la modelo Sita Abellán, que ha ejercido de estilista junto a la celeb en una sesión fotográfica en la que incluso los cubos de basura presentes tenían logos. Esta vez, eso sí, de Louis Vuitton.

Imagen: Fendi
Imagen: Fendi

Las blogueras más chic

El baguette de estampado Zucca de Fendi se repite constantemente en las redes sociales, donde las blogueras más chic presumen de uno de los primeros it bags de la historia, ese que la modelo Elsa Hosk lució a la salida del gimnasio en el 2016 haciendo saltar las alarmas fashionistas. ¿Volvía el 'baguette', ese que popularizó la serie 'Sexo en Nueva York', a estar de moda?

“Lo que estamos viendo es el movimiento de las firmas de lujo hacia la penetración de los productos con logos”, explicaba Josh Schulman, CEO de Coach, a la revista ‘Forbes’. El que la ‘C’ de la marca se repita ahora en sus bolsos es la señal que indica que las cosas están cambiando, porque hace una década, cuando esa letra se repitió hasta el hastío, la firma se degradó al perder su aura de exclusividad. Desde entonces, la labor de Stuart Vevers como director creativo y de Selena Gomez como embajadora se han centrado en rejuvenecer y modernizar la firma, que hasta ahora había retirado sus productos cargados de logos y que hoy vuelven a un primer plano.

Imagen: Fendi
Imagen: Fendi

Justificar los precios

La fuerza del logo es poderosa, pero frágil. Por una parte, ayuda a la firma a justificar sus precios. Una camiseta de algodón que cuesta 600 euros parece una locura, pero si hay un logo de por medio, todo parece permisible. Demna Gvasalia se reía de esta costumbre cuando lanzó al mercado la camiseta de DHL por casi 200 euros, cuando la camiseta original es la que llevan los repartidores de la cadena y cuyo precio es infinitamente inferior. Se trataba de ‘brandear’ lo que carece de marca y la camiseta en cuestión fue un éxito de ventas. Lo mismo ha hecho con Balenciaga, que ahora exhibe su logo con orgullo volviéndose así más street style que nunca.

Los logos han regresado y Fendi está al frente de este batallón. Si quieres unirte a la armada del logo, hazte con el tuyo sin temer ser una suerte de cartel publicitario andante de la marca del momento. Al fin y al cabo, el diseño en cuestión te ha costado un dineral y te garantiza un buen número de 'likes', y en la era Instagramer, el logo funciona como si fuera un emoji.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios