Logo El Confidencial

Gigi, Ornella y otros restaurantes cool en Madrid con nombre de mujer

Te sonarán a top model, a actriz italiana, a archiduquesa y reina de Francia, a madre bíblica y a la más bella. No te pierdas su ambiente sofisticado ni su carta. Este 8 de marzo y después también

Foto: Un rinconcito del restaurante Calista, en el corazón financiero de Madrid.
Un rinconcito del restaurante Calista, en el corazón financiero de Madrid.

No vamos a preguntarnos si puede un restaurante ser o resultar femenino, sino que vamos a ir directamente al grano. A aquellos que tienen, decoración y ambiente aparte, nombre de mujer. Nos han resultado la mar de cinematográficos. Aunque ninguno sea Greta ni Marlene. Aquí van cinco restaurantes en Madrid para celebrar el 8 de marzo, la llegada de la primavera y lo que caiga. Pasa y verás.

Gigi, en plan top model

Gigi, un restaurante misteriosamente femenino.
Gigi, un restaurante misteriosamente femenino.

Irremediablemente nos suena a Gigi Hadid, a pasarela, a abrigo largo, top corto y street style. Y es que se presenta como "una mujer que es el reflejo de muchas, un lugar creado a imagen y semejanza de una misteriosa personalidad". Sí, como un restaurante persona, que es "independiente, segura de sí misma, femenina pero nunca cursi", como si la estuviera escribiendo Chandler: "Nunca conocerás a Gigi, anda viajando incansablemente, bebiéndose la vida en una copa de Martini y enamorándose perdidamente de sabores y lugares". Los que puedes probar precisamente aquí, en el corazón de Chamberí, gracias a otra mujer, su propietaria, Pilar Menéndez Menéndez, la artífice de todo esto. De este salón que aspira a convertirse en tu casa.

Pídete: albóndigas de merluza en curry negro, alcachofas naturales a la plancha con virutas de foie, ensalada de cítricos y queso de Ocaña, empanadillas de guiso ibérico y pico de gallo de encurtidos o carrillera ibérica thai con crujiente de zanahoria. Hay un menú degustación con sus grandes éxitos (26 euros). El protagonismo a la hora del postre se lo lleva la tarta de queso ("la mejor que has probado").

Dónde: Luchana 13.

Ornella, glamour a la italiana

Así es el italiano Ornella.
Así es el italiano Ornella.

Gastronomía al poder en este restaurante de dos plantas y tres espacios, ambiente sofisticado, decoración particular de Blume Studio y con carta que presume de estar elaborada con ingredientes frescos traídos del país transalpino dos veces por semana. Un poco de Italia al ladito del parque del Retiro, en pleno barrio de Salamanca, para comer, darle a los cócteles o disfrutar del afterwork. Es muy coqueto y muy verde (con plantas por doquier).

Pídete: burrata plugiese (queso típico de la región de Puglia con salsa de pesto y tomate natural), vitello tonnato (finas lonchas de ternera blanca con salsa de atún y alcaparras), lasagna emiliana, risotto porcini e tartufo, o pizza melanzane (con berenjena). Todo muy auténtico.

Dónde: Velázquez 18.

Calista, como una actriz

Pensamos en la Flockhart, sí, en Ally McBeal, pero lo que se nos viene a la cabeza es realmente 'La Celestina' y la tragicomedia de Calisto y Melibea, pero al revés. Aunque aquí, a este rincón contemporáneo y chic frente al Santiago Bernábeu (suma un tanto para los futboleros), hemos venido a pasarlo bien, sin enredos ni dramas. A lo grande, con gran barra circular y cocina vista dirigida por el chef Kike Bous​, que ha traído a Madrid el concepto de robata grill, así como cocinaban en la antigüedad los pescadores japoneses. Para los griegos, sin duda, 'la más bella' (etimología manda), y para sus dueños, "un homenaje a la mujer rebelde que busca más allá de una experiencia gastronómica". Del interiorismo se ha encargado María Tirado, que le ha puesto plantas, maderas y retratos adornando las paredes. Dentro pero fuera del Madrid financiero.

Pídete: bacalao asado en hoja de bambú con salsa yuzú al estilo nobu, secreto ibérico con hoisin de moras, huevos de corral fritos con ralladura de foie y trufa, limones rellenos con ceviche de langostinos y huevas tobiko, o poke hawaiano de salmón marinado con quinoa y papaya. Y las pizzas.

Dónde: Paseo de la Castellana 95. Torre Europa.

Calista es, si hacemos caso a los griegos, la más bella.
Calista es, si hacemos caso a los griegos, la más bella.

Antoinette, archiduquesa y reina (francesa)

Tiene todo el encanto de las brasseries francesas con la salvedad de que nos lo encontramos en todo en el centro de la capital. Eso sí, ofrece las recetas de toda la vida de los restaurantes característicos del país vecino y su 'art de vivre', con aires barrocos y contemporáneos, el aroma del brioche recién hecho y la sensación de habitar las estancias de una casa (cojines de terciopelo, cuadros y grabados, papel pintado...). Aquí está la Belle-Époque, los Années Folles y el siglo XVIII de la reina Marie-Antoinette, que dan paso a la cocina abierta del chef Jean-Jacques Payel.

Pídete: mi-cuit de foie gras de pato con nueces y chutney de membrillo acompañado de su brioche tostado, sopa de cebolla con emmental gratinado y pan tostado, o el clásico 'boeuf bourguignon' (ragú de buey con patatas al vapor torneadas). De postre, arroz con leche de la abuela con ciruelas pasas de Agen al armañac. No te olvides de las galettes bretonas ni los gofres o las crepes.

Dónde: Preciados 34.

Antoinette, como en tu casa (o mejor).
Antoinette, como en tu casa (o mejor).

Ana la Santa, que no lo es tanto

La cuestión es que este restaurante alojado en el hotel ME Madrid Reina Victoria se llama así porque está en la mítica plaza de Santa Ana, solo que Tomás Tarruella y compañía ('de lobos') le han dado la vuelta. Además, han querido recrear espacios que nos son tan queridos y familiares como el bar de la esquina, el restaurante predilecto, el salón de casa o el jardín primaveral y refrescante. Y es lo que hay. Eso y una cocina que mezcla productos de alta calidad, recetas caseras y toque de autor.

Pídete: calamares andaluza con alioli negro, tortilla española hecha al momento con pan con tomate, caldo madrileño con jerez, muchas ensaladas, arroz a banda de cigalas, bocadillo de pan de vapor con rabo de toro y cebolla caramelizada, solomillo a la brasa bearnesa y patatas fritas o corvina con cítricos.

Dónde: Plaza de Santa Ana 14.

El salón de casa del restaurante Ana la Santa.
El salón de casa del restaurante Ana la Santa.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios