Logo El Confidencial

Sevilla: seis rincones cool que debes conocer con la excusa de la Semana Santa

En la ciudad del Guadalquivir ya huele a incienso... y azahar. La ciudad se presta a exprimirla más allá del Jueves Santo y Viernes Santo. Aquí, algunos de sus locales de culto

Foto: Imagen del interior de Torres y García.
Imagen del interior de Torres y García.

El color especial de Sevilla vira hacia otras fronteras cromáticas con motivo de su inminente Semana Santa. Verde esperanza o ruan negro, entre otras, serán las tonalidades que recorrerán sus angostas calles durante los próximos días. La capital hispalense respira ya en clave nazarena. Incienso y azahar –combinación sacra y primaveral– se convierten en la antesala olfativa de jornadas que se alargarán hasta la 'madrugá'... del Viernes Santo.

Sevilla bulle con la bulla. Mañana, tarde y noche. Por eso, para quienes quieran exprimir la urbe al máximo durante los días que vendrán, nada como sumergirse de lleno en algunos de sus rincones de culto (y no precisamente religioso). Vanitatis traza una ruta por sus lugares con duende donde disfrutar de la ciudad del Guadalquivir. Hoteles, tiendas, bares y restaurantes respiran ya el fervor propio de su Semana de Pasión.

1. A cuerpo de rey

Una casa señorial de estilo barroco convertida en un singular hotel boutique. Un edificio de 4.500 m2 de superficie que lleva por nombre One Shot Palacio Conde de Torrejón 09 y que ha pasado a engrosar la lista de novísimos hoteles con encanto de la capital hispalense.

Diseño, vanguardia y mucho encanto con sabor andaluz se dan la mano en este establecimiento ubicado junto a la Alameda de Hércules. Una localización que se convierte en base de operaciones perfecta para recorrer los rincones más singulares de la ciudad. El machadiano palacio de las Dueñas o la basílica de la Macarena son solo algunos de los edificios ilustres cercanos a este edificio construido en el siglo XVIII.

Imagen el interior de una de las habitaciones del hotel One Shot Palacio Conde de Torrejón 09.
Imagen el interior de una de las habitaciones del hotel One Shot Palacio Conde de Torrejón 09.

Arcos, columnas y techos artesonados se convierten en las reminiscencias arquitectónicas de un espacio cuyo rediseño ha corrido a cargo del estudio Alfaro-Manrique. Un lugar que cuenta con habitaciones –para todos los gustos y bolsillos– dotadas con terraza o en suite. Unos dormitorios, en definitiva, donde habita el diseño más sofisticado y ecléctico cuyo fin último es el buen dormir. Para hacerlo a cuerpo de rey.

2. Un restaurante con carácter

En la intercesión del puente de Triana y la plaza del Altozano se encuentra Maríatrifulca, un restaurante con espíritu marinero que se erige sobre el Guadalquivir. Antaño, en la zona de la Punta del Verde, se ubicaba el chiringuito de 'playa' de María: una mujer cuyo carácter gruñón hizo que los habitantes de la ciudad rebautizaran esta extinta zona de baño fluvial con el nombre de María Trifulca a mediados del siglo XX. Una anécdota que sirvió para dar nombre a este local.

En este rincón, donde oriundos y visitantes gustan de ir para ver y ser vistos, tiene una oferta gastronómica basada en recetas que homenajean al mar y que ofrece una cocina que bebe los vientos por la tradición japonesa. Un restaurante con carácter cuya decoración se inspira en los tradicionales lofts neoyorquinos. Pero con un plus: dispone de una terraza con vistas que se convierten en singular estampa de una ciudad que se moverá al son que toquen las agrupaciones musicales de cornetas y tambores.

Tradición y modernidad. La decoración de Mariatrifulca se inspira en los tradicionales lofts neoyorquinos.
Tradición y modernidad. La decoración de Mariatrifulca se inspira en los tradicionales lofts neoyorquinos.

3. Explosión arty y deco

A Sevilla no le falta de nada. También dispone de su propio Soho. Quizá, con más salero que el neoyorquino, pero con tiendas y espacios igualmente vibrantes. Como Artefactum. A los mandos de esta nave de la decoración se encuentran Sergio Moreno y Manuel Núñez: dueños y señores de este simpar estudio de interiorismo sevillano situado en el número 21 de la plaza Cristo de Burgos.

En su showroom, además de los pertinentes proyectos que idea este dúo creativo, cabe la decoración más genuina. Un espacio donde se concentran piezas de la irreverente casa italiana Seletti o las atemporales sillas de House Doctor. Y cómo no, en este establecimiento también se atreven con las obras de diferentes artistas noveles. Haciendo o no a su nombre: un artefacto tan arty como deco.

Paraíso deco. En Artefactum es posible dar con los objetos decorativos más singulares.
Paraíso deco. En Artefactum es posible dar con los objetos decorativos más singulares.

4. Un viaje a La Habana

Tiene el Arenal sevillano un reducto cuyos espacios están a medio camino entre un patio de La Habana vieja y un loft neoyorquino. Torres y García dispone de unos 500 m2 distribuidos en diferentes zonas donde es posible disfrutar de platos elaborados en horno de leña. Salmón con pack choi y salsa ponzu, bacalao al carbón o cazuela de fabes y hongos de Aracena forman parte de la nómina de recetas que componen la carta de este singular local de personalísima decoración donde no faltan sesiones de música en directo al compás de un buen cóctel.

Aires de vergel. Imagen de El Patio, una de las zonas de Torres y García.
Aires de vergel. Imagen de El Patio, una de las zonas de Torres y García.

5. Pintura de loza

Sevilla, sus zaguanes y sus azulejos. La cerámica también forma parte de la cultura decorativa y arquitectónica de la ciudad. Y quienes busquen un souvenir distinto, podrán llevarse a casa un trozo de la antigua Hispalis gracias a algunas de las colecciones que hay a la venta en La Cartuja.

Considerada toda una institución entre los amantes de la cerámica, la empresa que antaño levantara el comerciante británico Charles Pickman, ofrece hoy vajillas con sabor añejo y algunas otras ediciones limitadas capaces de mezclar a la perfección tradición y vanguardia. Como la colección Georgica, de la ilustradora Carmen García Huerta, quien se inspira en las escenas exóticas habituales de la firma hispalense para crear una edición de platos, vasos o cuencos cuyos protagonistas son los motivos vegetales. ¿Quién dijo que el surrealismo no resulta evocador?

Parte de la colección Georgica, de Carmen García Huerta para La Cartuja de Sevilla.
Parte de la colección Georgica, de Carmen García Huerta para La Cartuja de Sevilla.

6. Donde tomar la penúltima

Con la Semana Santa, las veladas se alargan entrando de lleno en la madrugada –sea o no la del Viernes Santo–. Por ello, para quienes busquen una localización estratégica donde tomar una copa o un cóctel, nada como dejarse caer por el número 23 de la avenida Reyes Católicos. En la planta baja de esta casa-palacio se encuentra Lobby Room: una discoteca de unos 500 m2 convertida en el último reclamo en la noche sevillana.

La decoración de este local, cuya rehabilitación e interiorismo tiene el sello del diseñador Juanjo Vega, cuenta con una imponente biblioteca con miles de libros, una barra central de la que parte su antiguo patio porticado –ahora pista de baile– y donde materiales como el ónix se convierte en los protagonistas de este espacio con la apariencia propia de un antiguo club inglés.

Una enorme biblioteca y aires decorativos propios de un club privado. Así es Lobby Room.
Una enorme biblioteca y aires decorativos propios de un club privado. Así es Lobby Room.

¿Tienes un dispositivo móvil iOS o Android? Descarga la APP de Vanitatis en tu teléfono o tablet y no te pierdas nuestros consejos de moda, belleza y estilo de vida. Para iOS, pincha aquí, y para Android, aquí.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios