Logo El Confidencial
la fiesta del año

Las 10 formas de acudir a la gala del MET sin pagar un euro

Se acerca la gran noche: el 7 de mayo se celebra la gala del MET y tenemos diez formas de entrar gratis. Aviso para navegantes: no son sencillas

Foto: Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Asistir al evento de moda del año, es decir, acudir a la gala del MET, exige pagar unos 30.000 euros por entrada o ser la mismísima Anna Wintour. En el caso de que no seas la directora de 'Vogue América' ni estés dispuesto a pagar semejante dineral para acudir a la gala más prestigiosa de la moda, no te preocupes: sabemos cómo acudir al evento más fashion del mundo de forma gratuita.

1. Ser la pareja de alguna de las celebs del año

No será la primera vez que te conformas con ser el +1 en una fiesta, ¿verdad? Ser la pareja de alguno de los famosos invitados será la forma más rápida -y barata- de entrar en la gala. Sabemos que no es tan sencillo, pero si tienes el Tinder de los famosos, Raya, quizás tengas en tu agenda de aventuras amorosas el nombre de alguna de las celebridades que acuda a la gala. Por cierto: el evento se celebra el 7 de mayo, por lo que todavía estás a tiempo. Si lo consigues, te rogamos que lleves una cámara en el bolso para que nos deleites con jugosos detalles de la noche. Gracias.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

2. Ser una de las celebridades del año

Si lo de ser el +1 te sabe a poco, tendrás que ser la celebrity del momento para llevar tú a un invitado -alguien del equipo de Vanitatis, por ejemplo-. Y si encima eres la famosa del momento o la musa de alguna de las firmas de moda más relevantes, irás vestida de la marca de forma gratuita a cambio de posar ante las cámaras con el diseñador de turno del brazo.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Conclusión: a no ser que seas Rihanna, Kendall Jenner, Kim Kardashian, Gigi Hadid, Selena Gomez o alguna estrella de tal calibre, lo de formar parte de los 600 invitados de la velada está complicado. Pero tranquilidad: todavía hay más opciones.

3. Trabajar en alguna marca patrocinadora

Versace será una de las firmas que patrocinen la exposición, por lo que si formas parte del equipo de Donatella Versace, ¡felicidades! Estás más cerca de conseguir una invitación que el resto de nosotros. En galas pasadas, Moda Operandi o Amazon han sido algunos de los patrocinadores de la gran noche, por lo que si formas parte del equipo de alguno de estos titanes, quizás este año tengas suerte.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

4. Donar dinero

Si habitualmente donas miles de dólares al Museo Metropolitano del Arte, es más que probable que tengas un sitio reservado en alguna de las mesas por las que las firmas pagan entre 75.000 y 250.000 euros. ¿Que tampoco es el caso, dices? Mira el lado bueno: tener que pagar entre 195 y 250 euros por disfrutar del menú de DiverXO, ahora, te parecerá poco.

5. Ser de la plantilla de ‘Vogue’

En ‘Vogue América’, claro. Si no es el caso, ve actualizando tu currículum, mejorando tu inglés y cruzando los dedos para que Anna Wintour decida que formes parte de su equipo. Anna, por cierto, lo decide absolutamente todo, desde el menú hasta quiénes asistirán a la noche de la moda. Rogarle una entrada puede funcionar si eres una supermodelo, pero si no eres una de las preferidas de Wintour, tendrás que pagar la entrada.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Se dice que Kate Upton tenía tantas ganas de asistir a la gala de hace seis años que durante una reunión con Wintour, sacó un cheque y compró un ticket individual valorado en 25.000 euros para acudir. No podemos evitar imaginarnos a Anna volviendo a casa con un cuantioso cheque en el bolsillo mientras fantasea con canjearlo en Chanel.

6. Ser alguno de los hijos de Anna Wintour

Como era de esperar, Bee y Charlie Shaffer van a la gala como buenos ‘hijos de mamá’, pero cuando tu mamá es Anna Wintour, todo es mucho más sencillo.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

7. Ser un aclamado publicista de celeb

Y quien dice publicista de celeb dice estilista VIP o asistente de un importante diseñador. Mientras que los vips acuden con sus publicistas, las estrellas que llevan los vestidos más complicados necesitan un equipo que se encargue de que el diseño en cuestión esté perfecto en cada momento. Ser elegido para esta complicada labor depende de cuántas personas puedan acompañar a la estrella en la alfombra roja -cuanto más famosa sea, mayor será su séquito- y de cuán importante seas para el artista en cuestión.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Cuando Rihanna sorprendió a todos en la gala del 2015 con su aparatoso diseño de Guo Pei, la cantante necesitó la ayuda de tres asistentes, que acompañaron a la diva de Barbados vestidos de negro. Uno de ellos, por cierto, era su estilista, Mel Ottenberg. Las modelos Liu Wen y Arizona Muse llevaron a su propio séquito de asistentes en la gala del 2014 para que les ayudaran con sus voluminosos diseños de Zac Posen.

8. Ser camarero en la gala

El encargado de contratar a los camareros es el chef privado de Anna Wintour, Hank Tomashevski, por lo que al menos ya sabes a quién enviar tu currículum. Quizás puedas vender en Wallapop o en Ebay la servilleta con la que se limpió Beyoncé y te llevas un dinerito extra a casa. De acuerdo, esta no es la opción más glamourosa, pero sí la que te garantiza regresar a casa con más dinero que con el que la abandonaste. A no ser que para trabajar una noche te hayas tenido que pagar un vuelo a Nueva York, claro.

9. Ser el cantante de la noche

Katy Perry, Rihanna, Kanye West y The Weeknd han sido algunos de los que han amenizado con su música la velada, por lo que si eres un afamado cantante, quizás tengas suerte. Ah, se dice que la estrella elegida puede llevar un acompañante, por mucho que Anna Wintour no quiera saber de su existencia.

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Los rumores señalan que Wintour no podía ni ver a Kim Kardashian, pero cuando su marido actuó en la gala, Kim acudió al evento y se ganó la simpatía de la directora, pues protagonizó una comentada portada de ‘Vogue América’ junto a Kanye West. La gala del MET es el mejor networking de la historia, pero, claro, si has logrado entrar, es más que probable que tu puesto de trabajo sea ya de por sí importante… aunque tu función sea sujetarle el vestido de Beyoncé.

10. Colarte debajo de algún vestido

Imagen: Gtresonline.
Imagen: Gtresonline.

Puestos a innovar… ¡Innovemos! Cuando vimos el majestuoso vestido de Dolce & Gabbana de Zendaya del año pasado, no pudimos pensar en otra cosa.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios