Festival de Cannes: La mujer que mueve los hilos en Cannes; Penélope no puede vivir sin ella
Logo El Confidencial
red carpet

La mujer que mueve los hilos en Cannes; Penélope no puede vivir sin ella

Para que la alfombra roja del festival francés sea el epítome del glamour, todas las celebrities confían en las prodigosas manos de esta mujer. Te descubrimos quién es

Foto: Reuters.
Reuters.

La mujer más solicitada en Cannes vive ajena a los medios, pero está en la agenda de todas las estrellas del cine. Nicole Kidman, Brad Pitt y Penélope Cruz son algunos de los que han pasado por las manos de Aline Buffet, una modista conocida como la mujer que nunca dice no, que fundó hace más de veinte años una escuela privada de alta costura llamada Buffet Cours Aline. Durante el Festival de Cannes, esta escuela cierra sus puertas para convertirse en los boxes de la moda. “Proporciono un retoque de costura e intervengo en emergencias”, afirma esta maestra artesana, que trabaja con los mejores actores del mundo y cuya aguja también se cuela en los armarios de la realeza. “Nos llaman en cualquier momento del día o de la noche y multiplicamos las intervenciones de último minuto”, explica Buffet, que asegura que en más de una ocasión ha terminado en un avión privado dispuesto a despegar para que la modista arregle el vestido de alguna actriz preparada para deslumbrar en la alfombra roja de Cannes.

La modista Aline Buffet (segunda por la izquierda) en una imagen de archivo. (Fuente: Alinebuffet.com)
La modista Aline Buffet (segunda por la izquierda) en una imagen de archivo. (Fuente: Alinebuffet.com)

El 'buffet glam' que abre 24 horas

La clave de su éxito, junto a su saber hacer, radica en los férreos contratos de confidencialidad que firma y que logra que las estrellas confíen plenamente en ella. Ha estado en la casa de artistas como Madonna y se asegura de no pedir jamás una fotografía, consciente de que su papel es el de una hada madrina que aparece, arregla los vestidos o trajes pertinentes y desaparece. En el año 2008, Sean Penn recurrió a sus servicios para que diera los toques finales al traje con el que deslumbró como jurado del festival. Siete años después, Rita Ora fue la que llamó a su puerta para que Buffet le añadiera 17 centímetros de tela al bustier de su diseño de Atelier Versace una hora antes de que tuviera que actuar en un evento privado. ¿Que si lo hizo? Por supuesto que lo hizo. Esa es la razón por la que Aline está en la agenda de las mejores casas de moda y de los actores más importantes del planeta. Su número de teléfono es el que se marca más veces durante los 11 días que el Festival de Cannes despliega sus alas.

Nicole Kidman en una imagen de archivo. (Gtres)
Nicole Kidman en una imagen de archivo. (Gtres)

Penélope Cruz ha sido una de las actrices que más le han hecho trabajar. Aline Buffet pasó dos días y dos noches sin dormir para arreglarle un vestido, aunque confiesa que terminó quedándose dormida sobre su máquina de coser. Pero no fue ella la que peor se lo hizo pasar, sino Brad Pitt, Sean Penn y Joaquin Phoenix. ¿La razón? Pese a que los actores fueron encantadores, Aline, que se marea en los barcos, tuvo que hacer el fitting en un yate, por lo que lo que podría haber sido una experiencia maravillosa terminó siendo una pesadilla entre costuras.

Sean Penn. (Gtres)
Sean Penn. (Gtres)

El Me Too también llega a la costura

En ocasiones se ve obligada a hacer arreglos casi imposibles en su workshop en tiempo récord. Aline confiesa a ‘Pret-a-Reporter’ que cuando abandona su trabajo lo deja todo preparado para el día siguiente, pero al regresar, comprueba que el planning ha cambiado por completo. Así es Cannes, una montaña rusa de fama y moda en la que los arreglos son esenciales porque, como asegura, la mayoría de sus clientes no tienen las tallas estándar y ha de arreglar siempre sus diseños para que estos les sienten a la perfección.

Su equipo lo componen siete costureras y 10 becarios de su escuela, acostumbrados a llevar trajes de Tom Ford en sus manos sin saber quiénes son los destinatarios. En su taller es la moda, y no la fama, la que empuja a las costureras a seguir adelante durante esos 11 días en los que la alta costura entra y sale de las paredes de esta suerte de Urgencias de la moda.

La actriz Marion Cotillard. (Gtres)
La actriz Marion Cotillard. (Gtres)

Aline es muy cuidadosa a la hora de enviar a las costureras a las habitaciones de las estrellas y siempre está al tanto de cualquier cambio de última hora. La única vez que su equipo vivió una experiencia desagradable fue hace unos cinco años, cuando dos estrellas pidieron que dos modistas fueran a su habitación muy temprano. Las jóvenes se encontraron con una orgía en la que se les pidió que se quitaran la ropa, pero Aline Buffet habló inmediatamente con producción y zanjó el asunto.

"Los problemas se dan sobre todo en verano en algunos hoteles o propiedades privadas", con un "cliente que prefiere un masaje en vez de una prueba", afirma.

Escándalos, mareos a bordo o sesiones cercanas a terminar en el calabozo -una vez tuvo que correr ante la policía con unas tijeras en la mano y un vestido de alta costura en la otra para entregar el diseño a Marion Cotillard- son parte del día a día de la mujer que nunca dice no a la moda.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios