Logo El Confidencial
EL CHAPUZÓN QUE SE COME

Cinco heladerías muy cool en Madrid para saltarte la dieta este verano (y ser feliz)

Polos que son paletas, helados auténticamente mexicanos, que pican, cucuruchos como peces envueltos incluso en nubes de algodón y mucho ingrediente biológico. Pura fantasía

Foto: Las paletas de Hokey Pops son las golosinas del verano. (Cortesía)
Las paletas de Hokey Pops son las golosinas del verano. (Cortesía)

Estas tardes en las que nos abrasa el calor no hay nada mejor que tomarse un buen helado. Sus sabores son sinónimo de tumbona, mar, piscina y chapuzón, casi más que el aroma del protector solar. Pero es que además estamos de suerte porque son tendencia: los comercios de polos, paletas, cucuruchos, tarrinas y demás están apareciendo por todas las esquinas. Te decimos dónde puedes encontrar en Madrid los más rocambolescos (guiño al Rocambolesc de Jordi Roca), más ricos y los amos y señores de Instagram. Sabemos que cualquier foto con ellos subirá como la espuma tus likes.

Lolopolos

Más de 150 sabores se reúnen en estas tiendas en las que las recetas de Azmina Khanbhai, su fundadora, refuerzan los valores de lo natural en su obrador. Azmina creció en Tanzania, en una familia que le inculcó el respeto por el medio ambiente. Tenía un aguacate en el jardín y su madre cogía de ahí los frutos para hacer helados. Lolo Polos Artesanos es un sueño hecho realidad en busca de una merienda saludable para sus hijos. Polos de hielo de toda la vida que su dueña se encarga de que el contenido sea sano.

Dónde: Calle Espíritu Santo, 16.

Una imagen de la selección de polos.  (Lolopolosartesanos.es)
Una imagen de la selección de polos. (Lolopolosartesanos.es)

Gelateria Romana

Ponerse ante su mostrador es lo más cercano a estar en el cielo, eso sí, lleno de dudas porque es imposible decidirse entre los sugerentes nombres y aspectos de los helados que ofrecen en esta heladería que ya ha abierto su cuarto local en Madrid. Biscotto della nonna, crema di nocciola al cacao, crumbles pralinato alla mandorla, melone bianco o menta bianca al naturale son solo algunos de nuestros sabores favoritos de la que es sin duda una de las mejores heladerías capitalinas. La propuesta es la clave: productos genuinos con ingredientes cuidadosamente seleccionados (hasta la leche es ecológica) realizados diariamente en los laboratorios artesanales de La Romana con sabores únicos. La calidad es su máxima, garantizan que el helado sea fresco, cremoso y sabroso, produciendo cantidades mínimas a lo largo del día para que su duración media no supere las tres horas.

Dónde: Calle de Diego de León, 11. Paseo de la Habana, 27. Calle San Bernardo, 96 (Metro San Bernardo). Calle Rosario Pino, 6.

Mascarpone lamponi e pinoli tostati.  (Gelateria Romana)
Mascarpone lamponi e pinoli tostati. (Gelateria Romana)


Hokey Pops: el polo se hace paletta

En esta heladería que se sale de cool han reinventado el polo de toda la vida, haciéndolo “gourmet, sano y natural”, y renombrándolo como paletta, que parece lo mismo pero no es igual. Adiós a los helados de bola y sobre todo a los polos industriales, porque esto es otra cosa. Hay helado de tarta de queso con galleta caramelizada y frambuesa, de limón puro, de melón, de menta blanca rellena de crema de cacao y avellanas, y así hasta 20 sabores. No faltan las versiones sin lactosa, sin gluten, sin azúcar. Y todo salido de su obrador.

Dónde: Plaza de Chamberí, 3. Y otra tienda en C/ Turín, 18 (Europolis, en Las Rozas).

Una paletta de menta y chocolate. ( Cortesía Hokey Pops)
Una paletta de menta y chocolate. ( Cortesía Hokey Pops)

La Pecera, dentro de un pez (o taiyaki)

Con todo lo que nos gusta lo japonés era cuestión de tiempo que el taiyaki viniera a sustituir a nuestro cucurucho. Se trata de de un dulce con forma de pez relleno de helado soft y con toppings, tal cual. Así que los que busquen cosas nuevas, originales y demás, aquí se pueden poner las botas. El taiyaki puede ser de chocolate o vainilla; el helado, de té matcha, caramelo salado, calabaza, cheesecake de fresa o vainilla tipo Bourbon (sin alcohol) recién llegada de Madagascar, y los toppings: palomitas caramelizadas, coco rallado o una nube de algodón. En verano, la estrella es el helado de limonada rosa. Y todo salido de su obrador. Para los más clásicos, hay tarrinas. Ah, por cierto, el local es una pecera, con lámparas esféricas que simulan burbujas y muchos peces.

Dónde: C/ Velarde, 2.

Un pez, helado y una nube. (Instagram)
Un pez, helado y una nube. (Instagram)

Lupita Paleta, mexicanos... y lindos

Estos polos no son polos, sino auténticas paletas mexicanas, algunas picantes, con chile, y hasta extrapicantes, para que se sepan que son oriundas del país de Frida Kahlo. También helados naturales elaborados de forma artesanal. Pongamos que la tradición paletera allá es centenaria, que en todas las plazas hay paleterías o carritos, como ahora también en la Latina. Paletas hechas con mucha fruta, sin colorantes ni saborizantes, pero con leche ecológica; la mayoría son sin gluten y las hay aptas para veganos.

Dónde: C/ Toledo, 81.

Estilo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios