El culebrón del peluquero de Kate Middleton
  1. Estilo
  2. Belleza

El culebrón del peluquero de Kate Middleton

Tiramos de archivo y nos encontramos con un curioso y desconocido personaje que acompaña a Kate Middleton a lo largo de su tour americano.

Foto: Peinado de James Pryce
Peinado de James Pryce

Tiramos de archivo y nos encontramos con un curioso y desconocido personaje que acompaña a Kate Middleton a lo largo de su tour americano. Un apuesto hombre aparece a su lado en algunos de los momentos más relevantes de su “carrera real”. Puesto que Kate prescindió a lo largo de su periplo americano de asistentes personales y de estilistas, dato que fue alabado por muchos dada la complicada situación financiera actual, tenemos que preguntarnos lo inevitable. ¿Quién es él? Tranquilos: no es ni amante, ni un hermano secreto. Se trata, nada más y nada menos, de su peluquero, James Pryce. Sin embargo, la princesa ha prescindido de sus servicios de forma repentina. ¿Qué ha pasado?

Kate Middleton conoció a Pryce en el salón de Richard Ward y le confió la tarea de encargarse de su peinado el día de su boda. Como era de esperar, este honor marcó un hito en su agenda, y pronto el peluquero decidió abandonar el prestigioso salón para aprovechar el nuevo tirón de su nombre. Desafortunadamente, su táctica para atraer clientes no gustó en Palacio: Pryce empleó numerosas fotos de Middleton en las redes socialespara promocionar su trabajo a lo largo de su recorrido promocional en los Estados Unidos. ¿El resultado? James no ha conseguido mantener a su mejor clienta y ahora ha tenido que aceptar un trabajo a tiempo parcial en el atelier de Josh Wood, donde trabaja tres días a la semana. Mientras tanto, Kate continúa yendo al salón de Richard Ward y confía en su estilista, Amanda Cook Tucker, para peinarla en los eventos.

placeholder James Pryce

Por si fuera poco, ahora Middleton ha fichado a Joh Bailey, un peluquero de Sidney, para contar con su trabajo a lo largo del tour a través de Australia que planea hacer con su marido, el Príncipe Guillermo. Para sumar más morbo al asunto, Bailey se encargó del pelo de Lady Di durante su visita a las Antípodas un año antes de su muerte.

Para mantener su prestigioso puesto, quizás Pryce tenía que haber tirado de hemeroteca. La Reina Isabel ya declaró persona non-grata a la que fuera su institutriz, Marion 'Crawfie' Crawford, por escribir unas memorias sobre su trabajo junto a la monarca, y eso que sus palabras eran cariñosas y ajenas a polémicas. Las cosas en palacio (al menos, en el británico), no sólo van despacio, sino también con mucha discreción.

De todas formas, Middleton está cada día más preocupada por su cabello. Acaba de anunciarse que la princesa pidió una cita de última hora en el londinense spa capilar de Rossanno Ferretti. Sus tarifas son conocidas por partir de las 600 libras por corte y celebrities de la talla de Angelina Jolie o Salma Hayek se han puesto en sus manos. ¿Cuánto tiempo pasó el prestigioso estilita con Kate? Nada más y nada menos que seis horas.

Kate Middleton Bodas de famosos Redes Sociales Belleza
El redactor recomienda