Logo El Confidencial
belleza

El mapa genético de la piel

¿Tienes flaccidez prematura? ¿Se te marcan las arrugas de expresión desde los 20 años? ¿Tu piel es atópica o siempre tienes acné? Pues échale la culpa a tu abuela

Foto: El mapa genético de la piel

¿Tienes flaccidez prematura? ¿Se te marcan las arrugas de expresión desde los 20 años? ¿Tu piel es atópica o siempre tienes acné? Pues échale la culpa a tu abuela, y a tu madre, y a todos tus antepasados. Bueno, si has tomado mucho sol, no te has puesto crema protectora a diario o tus hábitos de vida no son muy saludables, también  tú tienes parte de culpa, pero no toda.

El estudio de la genética en el campo de la piel y el envejecimiento está aumentando aunque aún no está tan desarrollado como el metabólico. Cada vez hay más centros, Como Mira + Cueto, que realizan un diagnóstico clínico exhaustivo para prevenir y tratar el envejecimiento, en el que se valora la piel del paciente con sofisticada aparatología y también se realiza un estudio de sus antecedentes familiares.

En estos estudios, a longitud de los Telómeros se ha vuelto imprescindible para valorar nuestro grado de envejecimiento ya que los telómeros son los extremos de los cromosomas, cuya longitud está relacionada con el envejecimiento celular. Además se pauta un análisis de genes relacionados con la formación de los distintos tipos de colágeno, con la detoxificación de las células y su capacidad de reparación, la reducción de la oxidación y la degradación del ácido hialurónico . En el caso de comprobar que los genes encargados de realizar estas funciones están alterados, se plantea el tratamiento específico a cada alteración con radiofrecuencias, cremas, cambios de hábitos o tratamientos de hidratación.

El doctor Jorge Soto, Jefe de Dermatología de Policlínica Gipuzkoa es un experto en los estudios genéticos de la piel y le hemos preguntado sobre este tema para resolver las dudas más comunes:

¿En qué medida la genética influye en el comportamiento de nuestra piel?

Mucho, los genes condicionan tanto nuestros rasgos cutáneos como nuestros límites para asumir las agresiones externas. Pero de ahí a aceptar el determinismo genético hay una distancia insalvable. Hay algunas circunstancias cuya codificación genética es inmodificable (color ojos y pelo, por ejemplo) pero otras podrán desencadenarse o no según las circunstancias que acontezcan en la vida, influyendo de una manera u otra en la expresión de los genes.

¿Está muy avanzado el estudio de los genes y su relación con el envejecimiento? ¿Son muy caros?

Se está trabajando mucho y hace mucho tiempo, pero no son un gen ni dos los implicados en el envejecimiento, sino una intrincada trama de vías moleculares, controladas por mecanismos genéticos y modulada por influencias ambientales y de estilos de vida. Los estudios genéticos se están abaratando y la mayoría de los que sirven para algo se incluyen en los servicios de nuestra medicina pública.

¿Hay genes específicos que determinan características de la piel? ¿Estamos predeterminados a tener la piel seca o grasa?

 Sí, por ejemplo, el color de nuestra piel o pelo, son rasgos genéticamente controlados. Un porcentaje importante de las personas que desde muy jóvenes tienen la piel muy seca, están bajo la influencia de una alteración genética en la expresión del gen que codifica una proteína, la filagrina, que ejerce un papel central en la hidratación de la capa córnea; esto es lo que les pasa a los pacientes con dermatitis atópica. Y la secreción sebácea está controlada por un mecanismo hormonal, y la respuesta de los receptores de las glándulas sebáceas, las que fabrican el sebo de la piel, está condicionada genéticamente.

¿Por qué se producen las alteraciones genéticas?

Para explicarlo de una manera simple, es cuando por mutaciones espontáneas o inducidas, se producen cambios en el material genético. Inducidas, por ejemplo por rayos UV, dieta, infecciones, intoxicaciones o ingesta de carcinógenos. Estas alteraciones en el material genético afectan mucho más que los genes.

¿Se puede modificar la actividad de los genes?

Sí, es lo que se llama epigenética, los mecanismos moleculares que influyen en la expresión de los genes. Es decir, otra vez factores ambientales y de estilo de vida pueden activar o silenciar a ciertos genes. Dieta y ejercicio son los dos ejemplos más fáciles de poner en marcha, y los más estudiados. Aunque no todos los genes son susceptibles de ser influidos.

La buena noticia es que aunque tengas condicionantes genéticos que te hagan padecer problemas de piel, puedes luchar contra ellos comienzo sano, haciendo deporte, teniendo hábitos sanos, usando protección solar cada día y usando cremas específicas para tu tipo de piel. 

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios