Logo El Confidencial

Curiosos aliados para no saltarte la dieta

Cuando haces dieta las tentaciones te asaltan a la vuelta de cualquier esquina. Dos conceptos tendrán que regir tu plan: organización y motivación.

Foto: Curiosos aliados para no saltarte la dieta

Cuando haces régimen para adelgazar son muchas las tentaciones que te asaltan a la vuelta de cualquier esquina. Dos conceptos indispensables deben regir tu plan: organización y motivación. Mantener la moral alta, recordar por qué te cuidas y cuál es tu objetivo es igual de importante que controlar los horarios, elaborar menús y hacer la compra correctamente. He aquí tus aliados.

UN TENEDOR INTELIGENTE
Una de las claves para el éxito de la dieta es sentirse saciado. Las personas que comen con mucha ansiedad, deprisa, sin masticar y sin saborear tardan más en llenarse, y, por lo tanto, necesitan alimentarse más. Además de la vocecita interna que te susurra 'despacio', puedes hacerte con una ayuda externa. Slow Control ha desarrollado un tenedor electrónico llamado Hapifork que revisa tus hábitos al comer. Con una luz y una suave vibración te avisa si estás comiendo demasiado deprisa (si has terminado demasiado rápido o si no has dejado suficiente tiempo para masticar). Todo ello, además, lo registra por Bluetooth en una app que te asesora sobre cómo mejorar tu plan de adelgazar.

Hapifork, 100 dólares. En Hapi.com.

UNA TAZA DE CALDO O DE TÉ
Todos los expertos desaconsejan que cocines con hambre. Ahí va un truco: mientras preparas la comida, sea ésta el desayuno, el almuerzo, la merienda o la cena, tómate una taza de algún líquido caliente. Una taza de caldo de verduras desengrasado o una infusión sin azúcar no aportará una gota de 'engorde' a tu plan, pero sí conseguirá que tu estómago se sienta saciado durante un tiempo y no llegues a la comida hambrienta. Así, será más fácil que respetes la dieta.

UN DESPERTADOR
Afirma un estudio de la Universidad Brigham Young que las mujeres que no se levantan cada día a la misma hora tienden a acumular más grasa que las que sí lo hacen. Pusieron a prueba a 330 jóvenes y comprobaron que las que todos los días dormían el mismo número de horas tenían una media de 24,7% de grasa, frente al 30,6% de las otras. El motivo de esta descompensación es que, si no sigues una rutina, vuelves loco al reloj que marca los ritmos circadianos y éste altera tus hormonas, las que regulan la composición corporal. Conclusión: ponte el despertador siete días a la semana. Y que te despierte tras ocho u ocho horas y media de sueño.

UNOS PALILLOS
Para no comer más de la cuenta, hay que hacerlo despacio. Masticar la comida mucho, descansar entre trozo y trozo. Centrarse en lo que estás haciendo sin mirar la tele, el periódico o hablar por teléfono. Los mecanismos de saciedad que se activan en el cerebro no funcionan correctamente si la comida no entra en la boca y permanece sobre las papilas gustativas el tiempo suficiente para ser detectada. Por eso, los expertos recomiendan acostumbrarse a alimentos que haya que cortar, despiezar, pelar, como pescados con espinas o verduras como las alcachofas. Otro truco bueno para comer despacio es usar palillos chinos. ¡Hazte con unos!

UNA FOTO DE UNA ENSALADA
Una foto de un plato bonito de comida baja en calorías puede ayudarte a comer menos mientras estás haciendo dieta. Al menos, esta es la conclusión a la que se llegó después de realizar un estudio publicado en la revista Journal. En un grupo de 69 mujeres -algunas a dieta, otras no- se repartieron dos tipos de fotos. Unas de platos de comida saludable e hipocalórica y otras de paisajes y cosas bonitas. Después, se les ofreció un aperitivo. Las que no estaban a dieta comieron lo normal, da igual qué foto les hubiera tocado. De las que estaban a dieta, sin embargo, comieron menos las que tenían la imagen de la comida para adelgazar. ¿La razón? La foto les recordó de forma subliminal su plan, aunque no se lo hubieran dicho a nadie. Por eso, los investigadores recomendaron a todas aquellas que quisieran bajar de peso que colocaran fotos de comida de dieta en su nevera y en las puertas de sus despensas. 

COMER (Y 'ESNIFAR') CHUCHES 

Picotear sin remordimientos no es solo posible, sino también recomendable si lo que utilizas para picar son 'chuches' que te ayudan a frenar el apetito. Tienes varias opciones. Slim Control, de Thalgo, son unos sticks parecidos a los de regaliz, hechos con polvo de nopal, que ayuda a capturar las grasas y los azúcares alimentarios para favorecer su eliminación y limitar que se almacenen en el organismo. La barrita de chocolate con triptófano (un aminoácido esencial en la nutrición) de Dieta Flash Medical activa la serotonina e induce a la regulación del humor, el sueño y los impulsos. 

Pero hay otros caminos, como inhalar ciertos activos capaces de aplacar las ganas de comer. El Slimstick de Puressentiel lleva cinco aceites esenciales inhibidores del apetito: canela de Ceilán, clavo, mandarina, bergamota y manzanilla romana. Solo hay que olerlo como si fuera un inhalador de los que se usan para despejar las fosas nasales cuando estamos acatarrados. Hazlo cada vez que te entren ganas de darle un mordisco a algo con muchas calorías.

Slim Control de Thalgo (32,50 €, caja de 10). Slimstick de Puressentiel (9,90 €). Barrita de chocolate de Dieta Flash Medical (15 €, caja de 4).

Belleza
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios